Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Ciencia - Técnica, Salud

Documentos filtrados demuestran que Anthony Fauci (principal asesor COVID de la Casa Blanca) financió experimentos con coronavirus en Wuhan (China) 

Documentos filtrados demuestran que Anthony Fauci (principal asesor COVID de la Casa Blanca) financió experimentos con coronavirus en Wuhan (China)
Compartir:

El senador estadounidense Rand Paul se pronunció el martes después de que el sitio de noticias estadounidense The Intercept revelara que la agencia del doctor Anthony Fauci y su empresa matriz han estado financiando investigaciones en Wuhan, China. Fauci ya había llamado «mentiroso» a Paul cuando le acusó de financiar la arriesgada investigación, que implica la alteración genética o de otro tipo de los virus para hacerlos más transmisibles a los humanos.

El principal asesor de la Casa Blanca en materia de COVID, Anthony Fauci, se enfrenta a peticiones de dimisión después de que documentos recientemente publicados indican que su agencia financió una peligrosa investigación de ganancia de función en Wuhan (China), a pesar de haberlo negado anteriormente. El término investigación de ganancia de función se refiere a los trabajos para modificar y aumentar la transmisibilidad de los virus animales para estudiar mejor su efecto en los seres humanos.

Las peticiones de destitución del asesor sanitario se producen después de que el sitio de noticias estadounidense The Intercept obtuviera más de 900 páginas de material sobre la investigación del coronavirus financiada por la agencia de Fauci, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de Estados Unidos. Los documentos contienen solicitudes de subvención inéditas de una organización con sede en EE.UU. que canalizaba fondos gubernamentales al controvertido Instituto de Virología de Wuhan (WIV) en China.

NEW DETAILS EMERGE ABOUT CORONAVIRUS RESEARCH AT CHINESE LAB

El senador republicano estadounidense Rand Paul, de Kentucky, que se ha enfrentado repetidamente a Fauci durante la pandemia de COVID-19, comentó la publicación de los documentos en términos inequívocos en un tuit el martes, escribiendo que el material «deja muy claro que (Fauci) debe rendir cuentas», señalando que ya había pedido al Departamento de Justicia de EE.UU. que investigara al asesor por «mentir» durante un testimonio anterior en el Congreso de EE.UU.

 


Los documentos publicados por The Intercept (aquí y aquí) muestran que la organización estadounidense EcoHealth Alliance había recibido una subvención de unos 3,1 millones de dólares del NIAID de Fauci. Esta cantidad se incrementó posteriormente hasta un total de más de 3,7 millones de dólares, según otros documentos gubernamentales. De esta subvención, 599.000 dólares se destinaron al WIV, concretamente para financiar los trabajos de «identificación y modificación de los coronavirus de los murciélagos que pueden infectar a los humanos«, según el Intercept.

La solicitud de la empresa reconocía los peligros potenciales del proyecto. Señaló que

«el trabajo de campo en cuevas con una alta densidad de murciélagos sobre la cabeza y la posibilidad de inhalar polvo fecal supone el mayor riesgo de contraer el SARS u otros CoV (coronavirus)».

La investigación conjunta de la Alianza Ecosaludable con el WIV ha planteado más preguntas sobre el trabajo potencialmente inseguro del laboratorio de Wuhan. Hasta ahora, no está claro si la investigación de «ganancia de función«, cuyo objetivo es aumentar la virulencia e infectividad de los patógenos para poder estudiarlos mejor, se llevó a cabo allí. La investigación se consideró tan arriesgada que el gobierno estadounidense impuso una congelación de la financiación en 2014, aunque ya se ha levantado.

Fauci ha negado repetidamente que su agencia haya financiado directa o indirectamente cualquier trabajo sobre la VMR, incluso en disputas de alto nivel con legisladores como el senador Paul.

 

Richard Ebright, biólogo molecular de la Universidad de Rutgers, habló con The Intercept tras revisar los documentos. Sin embargo, dijo que la investigación financiada por EcoHealth implicaba el desarrollo de nuevos virus y la comprobación de «su capacidad para infectar ratones diseñados para tener receptores humanos en sus células«.

En una larga publicación en Twitter tras el artículo de Intercept, Ebright argumentó que el trabajo de la WIV sí constituía una «investigación de ganancia de función en el sentido de las directrices federales» y que Fauci y otros altos funcionarios de salud mintieron al público al respecto. Según Ebright:

 

«Los documentos dejan claro que las afirmaciones del director de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EE.UU., Francis Collins, y del director del NIAID, Anthony Fauci, de que los NIH no han apoyado la investigación de ganancia de función ni la mejora de los posibles agentes pandémicos en el WIV, no son ciertas».

Las revelaciones han llevado a algunos críticos republicanos a pedir la dimisión de Fauci o incluso su despido, mientras que otros han pedido que se investiguen más sus vínculos con la investigación en el WIV.

«Apenas unos meses después de que Fauci testificara que los NIH nunca financiaron la ganancia de función en el laboratorio de Wuhan, los documentos recién publicados muestran que mintió y que sí hubo financiación», escribió el GOP de Arizona en Twitter. Y añadía: «¡Fauci debe ser despedido e investigado inmediatamente!«.

 

 

 

Aunque Fauci ha insistido públicamente en que su agencia no ha financiado la investigación de ganancia de función en China, ha sugerido en privado que dicha financiación puede haber tenido lugar. Así se desprende de un conjunto de comunicaciones publicadas en junio a raíz de una solicitud de la Ley de Libertad de Información (FOIA) de Estados Unidos presentada por varias agencias de noticias.

En un correo electrónico de febrero de 2020 a su principal adjunto en el NIAID, Hugh Auchincloss, Fauci incluyó un documento de investigación sobre un estudio de ganancia de función en el WIV financiado nada menos que por EcoHealth Alliance (cuya participación sólo se reveló más tarde después de que los autores «ocultaran» inicialmente la fuente de financiación). El mensaje adoptó un tono urgente, instando a Auchincloss a leer el documento y ponerse en contacto con él, ya que «es importante que (ellos) hablen entre sí».

Auchincloss respondió que había leído el documento adjunto y explicó que la investigación en cuestión se había llevado a cabo antes de la «Gain-of-Function Pause» -en referencia a la moratoria de la financiación gubernamental- y que otro miembro del personal estaba «tratando de averiguar si (tienen) alguna conexión remota con este trabajo en el extranjero».

Aunque el correo electrónico no parece contener más información de Auchincloss sobre el estudio de ganancia de función, el intercambio sugiere que había preocupaciones entre los altos funcionarios del NIAID, incluido el propio Fauci, de que la agencia podría haber contribuido a la polémica investigación.

Aunque el senador Paul pidió en julio a los fiscales federales que investigaran el testimonio de Fauci por perjurio, aún no está claro si se ha iniciado una investigación. La administración del presidente estadounidense Joe Biden, por su parte, sigue contando con Fauci como uno de sus principales asesores en materia de pandemia y es poco probable que acceda a las demandas republicanas de su despido.

Traducido para piensaChile: Martin Fischer

*Fuente: RT.DE

 

Más sobre el tema:

Acusaciones del senador Rand Paul (EE.UU.): el doctor Fauci financió ingeniería genética del Covid-19

Covid-19, ¿una pandemia o un pretexto para montar un estado de vigilancia permanente?

«El periodismo es cuando se publica algo que alguien no quiere que se publique»

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.