Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Desarrollo

Otra mentira de Piñera: “Chile país económicamente desarrollado a 8 años plazo” 

Compartir:

Estimado Señor Villanueva

El 28 de enero piensaChile publicó este trabajo suyo: ¿Chile país económicamente desarrollado a 8 años plazo?: ¡Una excelente noticia!

No concuerdo con muchas de los planteamientos que Usted hace en su artículo, pero, no por ello dejamos de publicarlo. Producto de las diferencias de opinión, el 30 de enero, le envié a Usted, un email con comentarios míos a la espera de poder así iniciar un diálogo. Nunca obtuve respuesta. Y ayer, un buen amigo, el ver ese texto, me ha dicho que sería de provecho publicarlo, por las respuestas/comentarios que él contiene a las preguntas que se hace Usted en su artículo. Obedeciendo a ese amigo, aquí va el texto de aquel email, con el ánimo de poner en debate un tema tan importante como es el “Desarrollo de nuestro país”.

Señor Villanueva, lo primero que le quiero decir, es que yo veo -lo leo en las preguntas que Usted pone entre paréntesis en su artículo-   que Usted no cree en la oferta del nuevo presidente chileno. Puedo discrepar de su mirada del mundo, pero es evidente que Usted es una persona inteligente y con educación. Es un profesional que se ocupa de un tema que en Chile se trata para que nadie diga que no hay preocupación en nuestro futuro (Escribe Usted: «… el desarrollo se ha convertido en una industria que cada año mueve enormes recursos y financiamientos y buenas rentas y justo lucro a quienes participan de ella. .»). Por ello, su comentario en el título («¡Una excelente noticia!») me sonó a ironía. Luego leyendo el texto, vi que Usted no se atrevió a hacer públicas las conclusiones a que llevan las condiciones que usted mismo va constatando, describiendo y poniendo en el texto. Las preguntas que hace en cada punto, poniéndola entre paréntesis, no me gustaron. Hubiera esperado de Usted, un profesional con conocimiento y experiencia (lo digo por lo que declara en el párrafo inicial), debiera haber tenido la valentía, como profesional, de exponer su posición.

Mi mundo no es el desarrollo, ni el periodismo, ni la política, como profesión, pero como ser humano, sé que tengo deberes con los demás, especialmente con las nuevas generaciones. Permítame entonces que le entregue algunos comentarios. Ellos van con el mejor de los ánimos, de alguien que trata de ser consecuente con la visión del mundo que me han dado los años y que está dispuesto a polemizar, en aras de un futuro más humano, más justo, más solidario, para nuestro país.

Un saludo cordial

Angel Nuñez


De aquí en adelante, van en color azul los textos citados de su documento y en color negro mis comentarios.

3.- Pero… ¿Qué se puede decir sobre lo que significa vivir en un país desarrollado?

Se dice que un país es desarrollado cuando la mayoría de la población tiene acceso regular a bienes y servicios para satisfacer sus deseos de bienestar. O que “todo el mundo tiene los mismos derechos y responsabilidades y que es posible que cada uno pueda construir su propia forma de vida”. Nos dirán que hemos avanzado bastante: (¿Estamos en deuda?)

¿Cree Usted verdaderamente que todos los chilenos tenemos los mismo derechos y responsabilidades? ¿Puede cada uno construir su propia forma de vida? Los que recaudan los fondos de  jubilación (AFP’s) y luego prestan esos dinero a sus empresas ¿tienen las mismas posibilidades para construir su vida que nosotros, los simples ciudadanos?

En muchos casos se emplean diferentes indicadores para describir a un país desarrollado (cuando se trata de desarrollo económico se habla de PIB – producto interno bruto – o de IPC – ingreso per cápita) pero  en términos más amplios el desarrollo se identifica, según el Índice de Desarrollo Humano (IDH) […]

En una sociedad -de ser desarrollada económica, social y políticamente- nos encontraríamos con un estado de derecho, con igualdad ante la ley, sin mayores parcialidades, sin corrupción ni nepotismo, ni arreglos que favorecen a ningún grupo de interés por cualquier tipo de razones. Nos dirán que hemos progresado en esas materias, pero: (¿Estamos con algunas deudas?)

¿Algunas deudas?. Como Usted escribe, son tres los grupos de parámetros para medir el nivel de desarrollo: bienestar material (nivel de ingresos), salud y educación. Los promedios para informar a los organismos internacionales son una humorada: Nicanor Parra escribió: “Hay dos panes. Usted se come uno, yo ninguno. Consumo promedio: un pan por persona”.

En una sociedad desarrollada se vive con tranquilidad. La policía debiera estar siempre presente y activa, cercana y disponible dentro de límites adecuados de tiempo, disuasiva para criminales, especialmente para los que reiteran su criminalidad y todo dentro de la ley.

Lo que ocurre con Carabineros (el robo de recursos internos; el fraude al Fisco -Informaban de miles de funcionarios que no existían-; el robo por años de las platas por inscripción de armas; las licitaciones que se asignan a empresas de altos generales; la manipulación de informes para condenar a mapuches; etc., etc.  Esto le dice cuán lejos estamos de una “sociedad desarrollada”.

Por su parte, la justicia actuaría   en forma abierta, con costos mínimos, con acceso a todos por igual y dejando de lado las arbitrariedades, las filtraciones, los privilegios, los “errores sistemáticos o los olvidos pasajeros”, los juicios eternos y las “condenas públicas antes de ser juzgados”, una justicia que debe dar sentencias en plazos acotados y razonables. Una sociedad en la que se pueda confiar que recurrir a la justicia que es un beneficio y no una larga e interminable probabilidad de no encontrar soluciones adecuadas en tiempo y condenas. Nos dirán que hemos avanzado mucho: pero… (¿Estamos muy en deuda?)

Señor Villanueva, vea el juicio a los dueños de Penta, a los ‘empleados’ de SQM, a los ‘empleados’ de las Pesqueras (me refiero a algunos parlamentarios) para que dicten las leyes que ellos necesitan. Vea la condena al hijo de Larraín, que manejando ebrio, mató a un peatón. ¿Qué pasó con los miles de toneladas ingresadas pro Cencosud a Chile como ayuda humanitaria después del terremoto y que se vendieron a muy buen precio al gobierno para ayudar a los damnificados?. Vea las colusiones de farmacias, de papeleras,  etc., etc.

Volviendo algo más positivo pues hacer esas preguntas puede parecer muy crítico, en una sociedad desarrollada se destaca una educación y formación excelente de acceso a todos los que la requieren, pertinente de acuerdo con los modernos avances del conocimiento de las ciencias y las artes y de las nuevas tecnologías e innovación, de calidad (de esa de  la que no se habla por que la mayoría de los adultos no sabe definirla) de acuerdo a la necesidad del desarrollo artístico-cultural, económico, social y personal y que disponga de los recursos necesarios para una continua actualización de sus contenidos y métodos, en todos sus niveles flexibles. Y de esta manera estar mejor preparados para lo que depara el mercado laboral y el ocio de los años siguientes. Pero: (¿Estamos con saldo a favor o en contra?)

Mire Usted, los muchachos que salen de las Universidades hoy, en un alto % no saben redactar un informe. Son adiestrados para aplicar manuales y no para analizar situaciones y buscar la mejor solución. Se los adiestra no para pensar, para analizar, sino para responder con un listado de alternativas al frente, las respuestas son siempre a, b, c, d. No saben que la respuesta puede estar a nivel de la m o de la z. El bajísimo nivel de productividad en las empresas chilenas no es sólo culpa del bajo o casi nulo nivel de capacitación técnica de los obreros, sino de la calidad de sus ejecutivos. Lo han dicho incluso invitados gringos a Casa Piedra. Vea por ejemplo estos artículos que entregan algunas pistas: La élite socioeconómica y la farsa de su meritocracia, 0  Los Herederos.

Aprovecho de recordarle que INACAP fue creado y dotado de equipo por los países bajos en el gobierno de Frei para capacitar la mano de obra. La dictadura la entregó a un grupo de señores ´leales´, y hoy es una “universidad” . El DUOC ( ¿Quién sabe que DUOC es la abreviatura de “Departamento Universitario Obrero Campesino”?), nacido como producto de las luchas estudiantiles de los que éramos estudiantes en aquellos años y soñábamos con un Chile desarrollado y con justicia social, es hoy una empresa que genera muuuuchas lucas. Que ironía que se siga llamando DUOC. Bueno la clínica de la beata UC se llama “Corpus Christi” y pertenece en buena parte a una empresa gringa. No confundir este “Corpus Christi” con el “USS CorpusChristi”, este último es un submarino nuclear de los EE.UU.

En un país desarrollado el acceso a la salud física y mental y al tratamiento de las enfermedades: básica y compleja, de alto nivel, con prontitud y cubriendo todo tipo de situaciones está disponible a costos razonables o posible de financiar con los ingresos percibidos o gratis en contrario, en que se enfatiza la prevención para toda la población y se dispone de mecanismos de seguros públicos y privados accesibles y con una calidad de atención humana. Quizás… (¿Estamos en mora?)

¿Estamos en mora? ¿Lo pregunta en serio?. Vaya a los servicios de emergencia de cualquier hospital público. Si no se le estremece el corazón, es Usted un … hombre de piedra.

La vivienda, el urbanismo y el ruralismo sustentable limpio, con higiene y cierta estética de base está disponible para todas las personas de acuerdo a padrones mínimos, en espacios públicos de calidad y donde se tiene acceso a todos los servicios necesarios en la vida actual incluidos los juegos y los inefables baños… limpios y calles sin malos olores. Acaso… (¿Estamos en deuda con varios millones de ciudadanos urbanos y rurales en esto?)

Agarre un bus y bájese en medio de una población en Puente Alto, en San Ramón, Lo Espejo, Cerrillos. Los olores no los va a percibir, pues otras cosas le obligarán a estar atento y concentrado. Busque parques, plazas, áreas para la convivencia comunitaria. Y allí ¿vive el 50%, 60%, 70% de Santiago?

Las personas tienen múltiples alternativas de trabajo altamente productivas según sus calificaciones, aspiraciones, méritos ciclos de vida hasta tercera y cuarta edad si se desea. Para pensar: (¿Estamos en deuda con millones de ciudadanos?)

¿Trabajo altamente productivo? Mire, haga parar una camioneta de un contratista de Entel, Telefónica, VTR, ENEL, por nombrar un par de empresas de nombre y que ganan muuuucha plata. Hable con sus ocupantes. Pídales que le cuenten cuánto ganan y cuántas horas se lo pasan de un lado a otro. Cuanto tiempo pierden siguiendo órdenes estúpidas, erróneas, ya vencidas, etc. Dígale que le cuenten como son las herramientas con que trabajan. Pregúnteles si saben algo de las instalaciones del cliente que van a visitar. ¿Han venido a su casa a reparar algo? ¿Ha visto cómo trabajan? ¿Es eso trabajo altamente productivo?

Un sistema de pensión para las personas que ya no están en condiciones de vivir de un ingreso del trabajo o propio, con un nivel que se asemeja al que se tenía cuando se era un trabajador activo.  Dirán que hemos progresado, cierto, sin embargo una duda: (¿Estamos para la para la risa o la tragedia?)

¿Usted tiene alguna duda con respecto del grado de justicia y reconocimiento social que ofrece nuestro actual sistema de  pensiones?

El desarrollo que se nos ha ofrecido es de un país donde se dispone de la infraestructura moderna y segura en los servicios públicos para obtener un buen nivel de vida en carreteras, puertos y aeropuertos, suministro de agua, energía, etc. Donde, por ejemplo, la densidad de tránsito de los medios particulares y comerciales esté en consonancia con las vías y los peajes de las mismas. Dirán, pero miren todo lo que hemos realizado y que no existía en siglo pasado: y (¿faltará mucho por invertir y hacer?).

Averigüe cuánto invirtieron las constructoras en las autopistas y cuánto han recaudado hasta ahora. Es un robo a mano armada. ¿Cómo es posible que cuando se arman tacos, es decir, cuando usted tiene que avanzar más lento aún de lo que quisiera, tiene que pagar más? Si ese dinero fuera al menos para el estado…

Y una vista rápida a las remuneraciones del desarrollo versus nacionales muestra que según el IPC la renta mensual sería de $ 760.000, que es 2,7 veces el sueldo mínimo ($ 276.000) y si se compara este último con sueldos altos de servidores públicos la proporción es de 1 a 32. Cuando se compara el sueldo mínimo con el IPC de Italia la proporción es de 1 a 6. Vale entonces la pregunta: (¿Seguimos en alta deuda?)

Sin comentarios. ¡¡Los antecedentes que cita responden de modo irrebatible su pregunta!!. Seguimos con una altísima deuda.

Decíamos que hay muchas instituciones y autoridades y expertos que han trabajado en el tema, como Lant Pritchett, de la Universidad de Harvard, que señala, entre otra materias, que el desarrollo se logra como un proceso de modernización  que culmina en condiciones tales como que: (1) la economía tiene altos niveles de productividad, dominada por grandes empresas con gestión a cargo de gerentes profesionales, funcionando en diferentes industrias y mercados (2) una política por la cual los ciudadanos constituyen el estado, que es la expresión de sus deseos, con tratamiento por igual a todos los ciudadanos (3) una administración pública que administra sus funciones con personal que se caracteriza por ser “reclutado por mérito y que no tiene uniones personales o políticas con la jerarquía” y con la aplicación impersonal de las reglas, (4) en lo social, que todos los ciudadanos se perciban a sí mismo y a otros ciudadanos como miembros de la comunidad nacional,  (5) en lo político, con un sistema estable, donde las funciones, los controles y los equilibrios se desarrollan en forma correcta y donde la corrupción es inexistente o mínima, (6) con una infraestructura nacional que permite a las personas el acceso a cada lugar del país, donde se necesite llegar, (7) el transporte público está extendido tanto en lo urbano como en lo rural, con medios de transporte modernos y con tiempos razonables de desplazamiento en cualquier momento. Final: (¿Nos faltará mucho?).

Quizás alguna vez estuvimos parados en el camino para avanzar. La falta de desarrollo de Chile es como las deudas en UF ¿Avanzamos? Siii, avanzamos, tenemos autopistas y edificios muy hermosos, pero la distancia a los llamados ‘países desarrollados’, es cada día más grande. Señor Villanueva, ningún ‘experto’ de Harvard va a sacar un país del subdesarrollo. Los esquemas mentales que le forman, les impide ver la realidad nuestra. SOMOS UN PAIS SUBDESARROLLADO. Cualquier plan de desarrollo, tiene que estructurarse sobre esa base, sino se hace, se construyen estupideces como el Transantiago.

Entre los países más desarrollados están Noruega, Suecia, Alemania, Liechtenstein, Australia, Canadá que tienen un índice alto en IDH y un ingreso per cápita (IPC) también de los más altos del mundo.

4.- ¿Lograr un país desarrollado que esté de cara al desarrollo de las ciencias, la tecnología e innovación?

Estos países se han desarrollados o han llegado al desarrollo por diferentes factores: infraestructura y obras civiles, agricultura, servicios, facilidades fiscales, grandes recursos en minería y otras materias primas, incorporación de capitales extranjeros, una gran capacidad emprendedora y facilidades muchas para partir y llegar a puerto, etc. pero llegaron al presente de diferentes maneras. Por ejemplo, Barbados, Islandia tiene un alto IPC debido esencialmente al turismo, o algunos países árabes con los IPC más altos del mundo, pero en los cuales muchas libertades civiles están limitadas.

Sin embargo, en las últimas décadas el desarrollo se ha centrado en las capacidades para producir bienes y servicios para los mercados locales e internacionales y a introducir con celeridad los avances de la ciencia y de la tecnología e innovación compleja en diferentes ramas del saber, mejorando la gama de bienes y servicios, ampliándose y haciéndolos más efectivos y a costos que permite que los consuman muchos millones de personas.

Para terminar, queremos concentrarnos en el PIB para determinar a dónde se podría llegar de ser Chile un país desarrollado el 2025. El año 2016 el PIB de Chile alcanzó a los 223 mil millones de euros, con una población de 17,57 millones de habitantes por lo que el IPC es de alrededor de 12.500 Euros, que, al compararlo con unos países desarrollados, se llega a conocer la distancia que hay que recorrer para que el país lo sea: Estados Unidos 52.085, Austria 40.400, Alemania 39.500, Japón 36.163, Francia 33.300, Italia 27.700, todos en euros.

Llegar, por ejemplo,  al nivel de Italia supondría tener un PIB del orden de los 485 mil millones de euros, es decir, 2,17 veces mayor que el actual nacional, y si se quisiera alcanzar en ocho años para resolver la ecuación -base del desarrollo- nuestro PIB tendría que crecer en promedio un 9% al año, reiteramos crecer al 9% anual, lo cual requiere convicción, creatividad y un nivel de emprendimientos nunca antes vistos e innovar, todo esto en lo posible como un gran acuerdo nacional por el desarrollo de Chile.

En un escenario de país desarrollado de verdad probablemente se acumularían grandes capitales en empresas, donde podrían encontrarse unas 10 grandes empresas con capitalizaciones del orden de los 50 mil millones de dólares cada una.

Y por qué es tan importante que crezca el PIB, porque es lo único que permite crear condiciones de vida mejores para todos, en particular si se abordan y se resuelven a la vez y conjuntamente diferentes problemas sociales. Sin un alto crecimiento -como condición base necesaria, aunque no suficiente- no se puede llegar al prometido desarrollo.

Usar el PIB para ver cuanto hemos avanzado es una mentira. Lo mismo que hablar del Ingreso Per Cápita (IPC). Ya le cite lo que dijo Nicanor Parra ( “Hay dos panes. Usted se come uno, yo ninguno. Consumo promedio: un pan por persona”.). Hoy producimos más cobre, más celulosa, más vino, más fruta, más materias primas, que nunca antes, pero ¿cuántos productos tecnológicos producimos?. Alemania tiene NINGUNA, tiene CERO materia prima. Lo único que tiene es una porquería de carbón de lignito, unas minas de fosfatos y sin embargo es lejos el primer país exportador del mundo si el resultado se mide en Euros/percápita (y recuerde que nosotros, Chilito, cofinanció el Plan Marshall al final de la II Guerra Mundial, para reconstruir Alemania, lo mismo que todos los países de este continente, entregando materias primas a precio de huevo).

5.-  Conclusión: No sabemos en detalle ni dimensionado cómo será el país desarrollado que nos ofrecen a 8 años plazo.

Ese ofrecimiento es una tremenda mentira, tal como fue una mentira lo que recibió por respuesta de la misma persona, hace ya algunos años, Ricardo Claro (El mito de Bancard).  Si usted lo quiere, puede encontrar en internet hasta fotos de los documentos que demuestran el tipo de persona que es quien hace la oferta de desarrollar Chile en 8 años. Allá quien le cree.

No nos corresponde como consultores de empresa proponer formas políticas de llegar al desarrollo económico y social del país, en parte porque no sabemos a qué niveles de desarrollo económico y social específico se ha comprometido el gobierno electo, si es como el de Lituania o de Italia u otro. Nos preguntamos colaborativamente contribuyendo a que se haga factible la promesa de desarrollo, con una bien fecha concreta, como la enunciada por el nuevo gobierno:

¿Qué ha cambiado desde mediados del siglo pasado que hace que hoy se creen las condiciones para llegar a ser un país desarrollado el año 2025?

Si es necesario hacer cambios disruptivos e innovaciones como nunca antes realizados ¿Se tiene la audacia, la convicción, las dotaciones, los proyectos, los métodos, los recursos y los talentos expertos necesarios o de donde se obtendrán?

¿Existe los medios regulares para alcanzar el desarrollo o hay que realizar cambios de diferente tipo para preparar el camino?

¿No es acaso que se requiere un importante flujo de recursos que deben venir del exterior para producir los bienes y servicios (PIB) por encima de los 400 mil millones de euros anuales?

Señor Villanueva, aunque lográramos crear ese flujo de dinero, no podemos lograr el desarrollo en 8 años. Mire los países árabes exportadores de petróleo, tienen billones de dólares, pero siguen siendo países que viven en la Edad Media. Si, claro, en Arabia Saudita ahora las mujeres pueden ir al estadio, pueden manejar un auto, pero para alcanzar un nivel de desarrollo, nada más que material -lleguemos hasta ahí, para no complicar más las cosas- se necesita invertir TODO lo que sea posible en educación. Necesitamos educar a todos, a niños y adultos, pero especialmente a los primeros.

Las raíces del subdesarrollo penetran hasta lo más profundo el alma de los pueblos. Tratar de arrancar esas raíces del alma de los poderosos ha costado ya millones de vidas. Los países que han tratado de llevar adelante un proceso de transformaciones, se han enfrentado a dificultades enormes, tanto externas (intervenciones, invasiones, guerras económicas, asesinato de sus líderes, etc.), como internas (con sus propias élites y con los millones de seres humanos humildes que no pueden pasar tan rápidamente como quisiéramos de la edad media al siglo XXI en lo cultural, lo intelectual, lo tecnológico, en fin, en todo aquello que significa vida).

¿Es que hay alguien que haya hecho los cálculos, los planes y encontrado los recursos y las personas sobresalientes, con experiencia demostrada en desarrollar países y o industrias que no han existido en el pasado para hacer este esfuerzo de progreso que algunos podrán llamar milagro?

Lo que decía el economista, político y filósofo francés Mill: “El fin último del hombre es ser feliz”, bienvenido desarrollo 2025 para el país y para todos que tiene como base un crecimiento del PIB a tasas cercanas al 9%, en uno de los escenarios posibles… de proponérselo un gran acuerdo nacional por el desarrollo de Chile.

 

Hasta aquí su documento.

Señor Villanueva, hace exactamente 50 años se escribió, en este continente, un documento, del cual le copio un párrafo:

16 Si el cristianismo cree en la fecundidad de la paz para llegar a la justicia, cree también que la justicia es una condición ineludible para la paz. No deja de ver que América Latina se encuentra, en muchas partes, en una situación de injusticia que puede llamarse de violencia institucionalizada cuando, por defecto de las estructuras de la empresa industrial y agrícola, de la economía nacional e internacional, de la vida cultural y política, «poblaciones enteras faltas de lo necesario, viven en una tal dependencia que les impide toda iniciativa y responsabilidad, lo mismo que toda posibilidad de promoción cultural y de participación en la vida social y política» violándose así derechos fundamentales. [PP 30], [El subrayado y la negrita es mía] Tal situación exige transformaciones globales, audaces, urgentes y profundamente renovadoras. No debe, pues, extrañarnos que nazca en América Latina «la tentación de la violencia» . No hay que abusar de la paciencia de un pueblo que soporta durante años una condición que difícilmente aceptarían quienes tienen una mayor conciencia de los derechos humanos.
Ante una situación que atenta tan gravemente contra la dignidad del hombre y por lo tanto contra la paz, nos dirigimos, como pastores, a todos los miembros del pueblo cristiano para que asuman su grave responsabilidad en la promoción de la paz en América Latina.

17 Quisiéramos dirigir nuestro llamado, en primer lugar, a los que tienen una mayor participación en la riqueza, en la cultura o en el poder. Sabemos que hay en América Latina dirigentes que son sensibles a las necesidades y tratan de remediarlas. Estos mismos reconocen que los privilegiados en su conjunto, muchas veces, presionan a los gobernantes por todos los medios de que disponen, e impiden con ello los cambios necesarios. En algunas ocasiones, incluso, esta resistencia adopta formas drásticas con destrucción de vida y bienes.
Por lo tanto, les hacemos un llamamiento urgente a fin de que no se valgan de la posición pacífica de la Iglesia para oponerse, pasiva o activamente, a las transformaciones profundas que son necesarias. Si se retienen celosamente sus privilegios y, sobre todo, si los defienden empleando ellos mismos medios violentos, se hacen responsables ante la historia de provocar «las revoluciones explosivas de la desesperación» [Pablo VI, Bogotá, 23/08/68]. De su actitud depende, pues, en gran parte, el porvenir pacífico de los países de América Latina.

18 Son, también, responsables de la injusticia todos los que no actúan en favor de la justicia con los medios de que disponen y permanecen pasivos por temor a los sacrificios y a los riesgos personales que implica toda acción audaz y verdaderamente eficaz. La justicia y, consiguientemente, la paz se conquistan por una acción dinámica de concientización y de organización de los sectores populares, capaz de urgir a los poderes públicos, muchas veces impotentes en sus proyectos sociales sin el apoyo popular.

Si he despertado el interés en usted por este documento, le doy el link para que lo lea entero: Declaración de la Conferencia Episcopal deLatinoamérica, Medellín, Colombia

Ese documento tuvo un enorme impacto en miles, sino millones de muchachas y jóvenes católicos, humildes, que escucharon el mensaje y actuaron en consecuencia. El Concepto de “violencia institucionalizada” nació allí, en ese documento.

Pero no sólo ellos escucharon ese mensaje, también los escucharon otros y reaccionaron también y actuaron en consecuencia. Lea el siguiente artículo que le copio:

Estados Unidos y la Teología de la Liberación

Intentó contrarrestar su influencia con la de otro tipo de iglesias protestantes

Juan Pablo Somiedo, 03 de abril de 2013 a las 10:29

(Juan Pablo Somiedo).- Todo comenzó a finales de la década de los sesenta. El Concilio Vaticano II y Medellín habían sido claros en su apuesta por la opción comprometida de los pobres y su causa. Los grupos de interés americanos pronto comprendieron lo que esto podía significar en América Latina.

Por paradójico que parezca, la primera crítica a la Teología de la Liberación no procedió del Vaticano, sino del Informe Rockefeller en 1969, un año después de la gira del vicepresidente de Nixon por el continente Latinoamericano. En él se afirmaba que la Iglesia ya no era un aliado seguro para los EE.UU y la garantía de la estabilidad social en el continente y que ésta se había convertido en un centro peligroso de revolución potencial. También se aconsejaba contrarrestar la influencia de la Iglesia católica con la de otro tipo de iglesias o sectas protestantes más afines con los intereses de los EE.UU en el continente.

Una década después, en mayo de 1980, se confeccionarían los documentos secretos de Santa Fe, los cuales se convertirían de facto en la base de la doctrina ético-religiosa de la administración Reagan para el continente latinoamericano. Este documento llevaba el sugerente título: «Una nueva política interamericana para la década de 1980». En él se plantea volver a la doctrina Monroe. Con relación al tema religioso piden «combatir por todos los medios a la Teología de la Liberación y controlar los medios de comunicación de masas para contrarrestar la mala imagen de los EE.UU en la región». De igual forma se afirma que los teólogos de la liberación usan esta teología como arma política contra la propiedad privada y el capitalismo productivo.

Así las cosas y con Reagan en el gobierno, se crea en abril de 1981 el «Instituto de Democracia y Religión» para integrar a todas las iglesias evangélicas y financiar su predicación en el continente. Se apoya económicamente de igual forma a los arzobispos más conservadores como el caso de Miguel Obando y Bravo, arzobispo de Managua.

Por su parte, la Santa Sede, también actuó configurando una tenaza alrededor de los ideólogos y curas y de la Teología de la Liberación. El propio Juan Pablo II pidió a la Congregación para la Doctrina de la Fe un extenso estudio sobre este movimiento que se tradujo en dos textos: la Instrucción «Libertatis Nuntius» (Instrucciones sobre algunos aspectos de la Teología de la Liberación) en 1984 y la «Libertatis Conscientia» (Instrucción sobre Libertad Cristiana y Liberación) en 1986, que, aunque dirigidos en un primer momento a sistematizar este movimiento dentro de la Iglesia, expresan las serias reservas de la Santa Sede hacia la Teología de la Liberación.

La «Libertatis Nuntius» advertía que el análisis de la realidad social que hacía la Teología de la Liberación utilizaba herramientas marxistas. Sin embargo, no toda la Teología de la Liberación estaba en la mira de la Congregación, así como tampoco su «opción preferencial por los pobres». Sólo se condenaba el análisis marxista que algunos teólogos estaban utilizando.

La «Libertatis Conscientia», en línea con lo que expresaría el Papa un año después en la Encíclica «Sollicitudo rei socialis» insiste en que la libertad se ha de fundamentar en el desarrollo de los pueblos no sólo en lo económico. Se propone entonces una liberación que abarque la dimensión cultural, trascendente y religiosa del hombre y la sociedad. Se bascula hacia el concepto de solidaridad en detrimento de la justicia social.

Si bien no llegó a enterrarla definitivamente, Juan Pablo II si logró frenar el avance y la expansión de la Teología de la Liberación que él interpretó como alineada con el comunismo. Mientras tanto, los hombres de Iglesia que la defendían fueron marginados y olvidados a su suerte. En el período entre los años 1964 y 1985 más de 100 religiosos y religiosas fueron asesinados. Y el derramamiento de sangre no había terminado, como tristemente demostraron los asesinatos de los jesuitas en la UCA de El Salvador.

Lo cables puestos al descubierto en el Vatileaks revelan que todavía en el 2007 la cuestión de la Teología de la Liberación seguía preocupando a los EE.UU. Por ejemplo, un cable titulado «Socios por el Progreso», con fecha de Enero de 2003, la embajada de EE.UU en el Vaticano dejaba claro que los EE.UU y el Vaticano estaban en plena sintonía cuando se trata de su oposición a la Teología de la Liberación. La embajada declara:

**»La propia Santa Sede parece haber hecho un cambio filosófico en los últimos años respecto a su enfoque hacia el desarrollo y reflejan una posición más cercana a la del USG (gobierno de EE.UU)».

Otro cable, con fecha 6 de mayo de 2007, bajo el encabezamiento de «La amenaza de la Teología de la Liberación» reza así:

**»Otro importante problema contextual de la visita (del Papa Benedicto XVI a Brasil) es el desafío a la Iglesia tradicional representado por la Teología de la Liberación. El Papa Juan Pablo (con la ayuda del actual Papa cuando era Cardenal Ratzinger, hizo grandes esfuerzos para acabar con este análisis marxista de la lucha de clases. Había llegado a ser promovido por una cantidad significativa de clérigos y gente común católica, quienes en un compromiso político apoyaban a veces la violencia por cuenta del pueblo. La forma más ortodoxa de la Teología de la Liberación que se ponía de parte de los pobres y oprimidos había experimentado una lectura reduccionista que el Vaticano quería corregir. En gran medida, el Papa Juan Pablo II desanimó la Teología de la Liberación», pero en estos últimos años ésta ha presenciado un resurgimiento en diversas partes de Latinoamérica».

*Fuentehttp://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2013/04/03/estados-unidos-y-la-teologia-de-la-liberacion-religion-iglesia-opinion-somiedo.shtml

Después del 68, año de la Conferencia Episcopal de Medellín, cayeron en las calles, los campos, las montañas de este continente miles de jóvenes, empujados por el sueño de una sociedad justa, solidaria, aplastados por el poder de las armas, de las dictaduras, de los aparatos represivos, para que nade cambie.

Señor Villanueva, los Mattes son los dueños de gran parte de los bosques y la producción de papel en Chile, entre otras cosas. Si miramos a esos años cercanos a la Conferencia de Medellín, vemos que ocurrieron cosas que a simple vista no tienen nada que ver, pero si van estrechamente relacionadas:

Chile : Confesiones inéditas vinculan a la CMPC con la masacre de 19 trabajadores en Laja
por Juan Pablo Figueroa (Chile)
Publicado el 22 agosto, 2015

Como pago por estos ‘servicios’ la dictadura le regaló tierras, en gran parte de propiedad mapuche, y les financió el desarrollo de la industria de celulosa: Decreto Ley 701 (DL701),  A la sombra de los cuervos. Los cómplices civiles de la dictadura.

Y la huella de la sangre y la violencia no termina ahí. Usted sabe seguramente quien es Karadima. Bueno, ‘las raíces’ de esa familia, la familia Matte,  también se alimentan espiritualmente de la savia que inoculaba el ‘santo’ Karadima. [El vínculo de los Matte con Karadima]

La saga sin embargo sigue y, por cierto, no va a parar hoy, ni mañana. Usted oyó hablar seguramente, de la “Colusión del papel”. Seguramente leyó que ‘algún ejecutivo’ de la empresa propiedad de la familia Matte tiró los computadores al Canal San Carlos, para evitar que estos fueran inspeccionados por la policía. Por supuesto la Familia Matte ‘no supo’ de esta acción. Y fíjese en esto:  Hace poco más de un año Bernardo Larraín Matte es elegido nuevo presidente de la Sofofa. No se cómo calificar esto. Pienso en la moral, la ética, la decencia, la honradez, el ejemplo para la sociedad y especialmente para las nuevas generaciones. Y prefiero no escribir lo que pasa por mi cabeza. Le dejo si en claro, que yo creo que cualquier persona medianamente decente  puede ver aquí la calidad moral de empresarios que tenemos en Chile. ¡En esas manos estamos! Esos son los industriales que deberían llevar adelante el desarrollo de este país, apoyar, financiar, empujar la educación, la modernización de nuestro país, apoyar la innovación. ¿Cree Usted realmente que lo van a hacer? Tienen el poder por generaciones y ¿qué han hecho? ¿Han desarrollado el país? ¿Se recuerda del ducto con desechos de la papelera y el exterminio de los cisnes de cuello negro? ¿Se recuerda de la lucha de los pescadores de Mehuin contra la construcción de ese colector hasta el mar? A través de las colusiones ganan tanto dinero, que pueden parar 4 años, a la espera de que caiga el país de nuevo como ‘pera madura’. Tienen dinero suficiente para comprar y manda a hacer ‘leyes’ y ‘justicia’ a su medida. Por otro lado organismos como el Banco Mundial les ayudan descaradamente.

¿Se da cuenta?

¿Usted cree sinceramente que con un parlamento, en el cual siguen funcionando parlamentarios enjuiciados por corrupción, vamos a sacar este país adelante?

Me llama la atención, desde muy joven, por qué nuestra burguesía nos estruja a nosotros en sus empresas, con salarios miserables, con un sistema de salud pésimo, con sistema de educación primitivo y no hace nada para que sus ‘empleados’, algunos los parlamentarios, pongan a nuestra minería, que es tan orgullosamente moderna (“Nivel mundial”), a nivel mundial en los impuestos. Usted sabe que en Australia la suma de impuestos llega al 40% para las mineras y ninguna minera se atreve a dar un golpe de estado al gobierno. ¿Por qué? ¿Por qué nuestra élite es tan bestia y criminal con nosotros y tan rastrera con los más poderosos que ellos?

Las minas de Luksic sacan un ‘concentrado de cobre’ que nadie mide, nadie tasa al momento de abandonar el país. Un tremendo ducto que baja de las minas trae un barro que es cargado directamente en barcos que se van sin ningún control!. Y allí, en ese barro, no va sólo cobre, va oro, plata, molibdeno y no sé qué más. ¿Por qué el estado no le da al Sr. Luksic el servicio de refinación?. Le entregaríamos el cobre que dice que le pertenece y nos quedamos como estado con todo lo demás.

Para que haya desarrollo en Chile tendrán que ocurrir muchas cosas. Sigo creyendo que eso es posible, pero no será con el gobierno del señor que comienza en marzo, ni con ningún gobierno encabezado por los actuales partidos políticos. Serán las nuevas generaciones las que podrían atacar esa tarea. Todo lo demás, es ilusión. No es amargura la que me embarga, es tristeza, pena. Pena de ver que somos un país inmensamente rico, hecho mierda. Ni un país europeo posee las riquezas naturales que tenemos nosotros. (No cuento a Rusia, porque la misma UE los descarta como europeos, aunque los rusos liberaron a Europa de lacras como Napoleón y luego de Hitler) y la distancia entre nosotros y Suiza, Alemania, Francia, Suecia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega…  es ya infinita. Ya insalvable. Esa diferencia, esa distancia, como le dije, es como una deuda en UFs. Lo que avancemos es nada comparado con el crecimiento de la distancia.

Un saludo cordial

Angel Nuñez

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.