Última entrevista de Mariano Puga

Última entrevista de Mariano Puga
Estimados amigos (as):
Junto con saludarlos y esperando que todos (as) se encuentren bien en estos tiempos difíciles que estamos viviendo, reenviamos aporte de GABRIEL ARAYA, compartiendo con ustedes la última entrevista que dio Mariano Puga, el cura obrero, a un medio escrito, en febrero, un mes antes de su fallecimiento. Se adjunta archivo al final.

Enrique

 

Aquí algunos párrafos de esa entrevista:

Sentado en su silla de ruedas y con la sonrisa de siempre, nos recibió Mariano Puga Concha la mañana del 6 de febrero durante un retiro en Pirque. Estas serían sus palabras póstumas. Él lo sabía y nos contó que había reflexionado sobre su vida, su infancia, sus padres, ‘mama’ Amelia, la juventud, sus años como cura obrero y en la defensa de los Derechos Humanos, los pobres, La Legua, Villa Francia y otras tantas experiencias significativas. Durante la conversación, que publicamos íntegramente, hubo espacio también para hablar sobre el estallido social chileno, los nuevos rostros de los pobres y el rol de la iglesia. Ello en medio de la convalecencia por un cáncer linfático que lo llevaría a su pascua, la madrugada del sábado 14 de marzo.

 
* * *
¡Pero mira los encuentros que hacíamos, ah! Había llegado José Comblin a Chile, llevaba tres meses. Y le digo “Oye José, tú estarías dispuesto a un diálogo cristianismo-marxismo. [Imitando a Comblin] “Claro”. Entonces fue. Los comunistas eligieron a Volodia Teiltelboim. ¡Fue el descueve! Llegó Volodia y transmitió la tesis típica del marxismo y llega Comblin y le dice [Imitando a Comblin] “Yo respeto mucho al señor Volodia, pero ese dios del que habla el señor Volodia no es el Dios en el que yo creo. El Dios que yo creo es este”. Y abre Mateo 25 “Todo lo que hiciste al más pobre, al huérfano, a la viuda, me lo hiciste a mí y todo lo que negaste a la viuda y  al huérfano, me lo negaste a mí”. Reacción de Volodia… le dice “¿Y por qué no leen más ese texto? Si a mí me lo hubieran leído yo sería cristiano marxista”. ¡Lo dijo delante de 600 personas!
* * *
Sentado en su silla de ruedas y con la sonrisa de siempre, nos recibió Mariano Puga Concha la mañana del 6 de febrero durante un retiro en Pirque. Estas serían sus palabras póstumas. Él lo sabía y nos contó que había reflexionado sobre su vida, su infancia, sus padres, ‘mama’ Amelia, la juventud, sus años como cura obrero y en la defensa de los Derechos Humanos; los pobres, La Legua, Villa Francia y otras tantas experiencias significativas. Durante la conversación, que publicamos íntegramente, hubo espacio también para hablar sobre el estallido social chileno, los nuevos rostros de los pobres y el rol de la Iglesia. Ello en medio de la convalecencia por un cáncer linfático que lo llevaría a su pascua, la madrugada del sábado 14 de marzo”.
* * *
“Yo era de misa diaria, beato, piadoso, trataba de vivir mi fe a concho, pero ¡no conocía el evangelio!”
* * *
“Este segundo momento fue un impacto muy fuerte […], Jesús del Evangelio se identificaba con el pobre, con el enfermo, con el abandonado, con el marginado. Eso yo creo que es el regalo más grande que me ha hecho Jesús en mi vida, ¡en mi vida! Conocerlo a Él y reconocerlo a Él en el pobre”
* * *
“Esta nueva Iglesia fue la que estuvo en la defensa de los derechos humanos, esta nueva Iglesia fue la que había unido la memoria del Jesús muerto, asesinado por denunciar a los poderosos y resucitado por Dios, como diciendo: por ahí va el camino, el futuro de la humanidad”.
* * *
“Hemos vendido barata la gracia del perdón de Cristo, hemos vendido barata la gracia a todos los que fueron cómplices, a todos los que se ensangrentaron las manos”.
* * *
“Algo está saliendo de las tumbas. La gente está saliendo de las tumbas de su indiferencia, de su silencio, de sus miedos de expresarse, de su individualismo. ¡Un millón! […] Los caminos del Espíritu, cuando se van historizando lo hacen en situaciones como esa, como la Constitución; se historizan como la vuelta a la democracia, se historizan en este despertar cada vez más serio de la organización popular”.
* * *
“Yo no quisiera faltarle el respeto a esa gente con la que he vivido, compartido, sufrido, llorado y cantado. Por sobre todo, que el Señor me ha permitido ayudarlos a vislumbrar por lo menos quién es Jesús de Nazaret, qué significa Jesús en la vida de ellos. Yo quisiera que estuvieran ellos, que nunca son escuchados, y que sean escuchados”
* * *
“Los pobres son los maestros de la humanidad […] Para conocer al Dios que se reveló en Jesús, hay que acercarse a los pobres. Lejos de ellos somos incapaces de descubrir el rostro de Dios”
***

Sin Jesús no me habría valido la pena vivir. Sin Él no, sin Él no[…] Él me alcanzó y yo quisiera alcanzarlo como yo fui alcanzado […], la delicadeza de cómo a este cuico lo fue agarrando Jesús, lo fue alcanzando Jesús, lo sacó de ese mundo Jesús, lo metió en el mundo de los excluidos y lo hizo, para muchos de ellos, un hermano querido”…

 

Para bajar la entrevista completa, en formato PDF, haga clic sobre este enlace:  M. Alarcón – Mariano Puga. Palabras póstumas (2020)

 

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=N7WE2cMrGx8[/embedyt]

Leave a comment

Send a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *