Articulos recientes

By using our website, you agree to the use of our cookies.

Noticias

Politica

Evo Morales debiera pedir una Comisión Investigadora a la OEA: "Las primarias demócratas de Iowa comienzan con un fiasco en el recuento de votos" 

Evo Morales debiera pedir una Comisión Investigadora a la OEA: "Las primarias demócratas de Iowa comienzan con un fiasco en el recuento de votos"

¿Que dirá el Señor Luis Almagro, Secretario de la OEA, ante este ‘despelote’? Los EE.UU. son un miembro más de la OEA. Es cierto que aquí sólo se trata de una elección primaria de un partido, pero es lógico pensar que si en estas elecciones el sistema electrónico falla y terminan contando los votos a mano, cómo será en las elecciones con millones de votos. Evo Morales tendría todo el derecho a pedir que la OEA envíe una Comisión Observadora en las próximas elecciones gringas. Lo mismo debiera hacer la Unión Europea, tan rápida para exigir investigaciones y enviar Comisiones cuando de nuestros países se trata.
La Redacción de piensaChile

Los resultados de los ‘caucus’ se retrasan por problemas técnicos e incongruencias en los datos. El Partido Demócrata descarta un ataque informático

Des Moines, 
Votantes demócratas esperan los resultados del ‘caucus’ en Des Moines, Iowa. En vídeo, las reacciones de Joe Biden y Bernie Sanders.
El pistoletazo de salida hacia la presidencia más poderosa del mundo se ha convertido este lunes en una fiesta de la confusión, un fracaso sideral. Los esperados resultados de los caucus de Iowa, las asambleas vecinales que marcan el comienzo de las elecciones primarias, se han retrasado por problemas técnicos con la aplicación informática utilizada por primera vez para el recuento e “incongruencias” en la información recibida.
En el primer asalto de la batalla demócrata hacia la Casa Blanca, la sorpresa no ha sido ni una gran victoria de Bernie Sanders, ni un desplome de Joe Biden o el resurgimiento inesperado de los aspirantes más rezagados. Lo que nadie había visto venir es que, pasada la medianoche (hora local, siete de la mañana en hora peninsular española), la información no estaría disponible. Fuentes del partido señalaron que los datos estarían disponibles a lo largo del martes, pues los estaban verificando a mano.
Iowa es una historia fascinante dentro de la democracia estadounidense. Un pequeño Estado agrícola, de poco más de tres millones de habitantes, donde los ciudadanos votan en asambleas vecinales a mano alzada, tras un debate en voz alta. Este lunes, ese modelo arcaico ha mostrado sus inconvenientes.
Los precandidatos en liza —Bernie Sanders, Joe Biden, Elizabeth Warren o Pete Buttigieg— han salido a los escenarios de sus respectivas sedes electorales para dar discursos sorprendentes, más propios de mitin que de reacción a resultados, pues no hay resultados oficiales a los que reaccionar. Warren y Buttigieg se han dirigido a sus seguidores como vencedores. La senadora de Massachusetts se ha declarado “un paso más cerca” de la victoria y Buttigieg ha enfatizado que “una esperanza improbable se ha convertido en una realidad innegable”.
Los seguidores de Sanders, muy numerosos en el hotel Holiday Inn cercano al aeropuerto, abandonaban el establecimiento pasada la medianoche, con sus banderas y pancartas. Algunos sonreían, otros parecían decepcionados, porque los sondeos previos les habían dado como ganadores, pero no podían cantar victoria con todas las de la ley. Un grupo, ya muy tarde, se puso a corear el triunfo gaseoso. La campaña de Donald Trump aprovechó para cargar contra sus rivales políticos. “Los demócratas se están metiendo en un desastre de ‘caucus’ de su propia creación” con el sistema de recuento “más chapucero de la historia”, se mofó Brad Pascale, jefe de campaña, en un comunicado.
El Partido Demócrata de Iowa ha dado explicaciones confusas. Ha explicado que detectó “incongruencias” en la información recibida de los caucus y por eso se optó por reforzar los controles. También ha aludido a problemas con la aplicación informática utilizada, y ha aclarado que no hubo pirateo informático o alguna intrusión. “La integridad de los resultados es primordial”, ha señalado el portavoz, Mandy McClure. “Hemos experimentado un retraso en los resultados debido a los controles de calidad y al hecho de que el partido está informando de tres grupos de datos por primera vez”.

El ganador de los caucus de Iowa se elige mediante un sistema proporcional entre el número de votos y de delegados obtenidos tras la votación. Hasta ahora, el único resultado que se daba a conocer era el final, el del total de delegados, pero, por primera vez, este lunes se iban públicos también otros datos, como el número de votos individuales recibidos en la primera ronda o los obtenidos en la segunda. Grosso modo, las asambleas funcionan así: los votantes se agrupan por candidatos y van pasando cribas en las que los aspirantes que no logran un mínimo de votos van cayendo y sus seguidores se van mudando con otros candidatos.

La campana de Trump, en medio del desconcierto, celebraba la victoria del presidente en sus primarias. Porque sí, hay dos republicanos que han intentado disputarle la candidatura para noviembre con unos resultados irrisorios. Joe Walsh, un locutor de radio conservador, y William Weld, el libertario exgobernador de Massachusetts. Trump sigue siendo presidente y el líder de su partido. Esa es la única certeza de esta noche.
*Fuente: El País

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.