Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Denuncia

Fundición Chagres: Los casos olvidados de la contaminación, o bien, la fuerza del silencio 

Compartir:

Hace algún tiempo escribí decidido a expresar mi parecer  sobre el blanqueamiento   que ciertas entidades públicas como municipios u o Gobernaciones realizaban en son de las empresas contaminantes del valle de Aconcagua. En esa oportunidad recibí  el descrédito por quienes  publicaban mis crónicas (Diario EL Observador). Desde todos los ámbitos me recomendaban silenciar mi discurso, ya que para el grueso de la gente o bien para el resto de la sociedad, la contaminación es un caso perdido, además no nos podemos dar el lujo de  no recibir recursos para la solución de problemáticas insípidas que afectan a la sociedad local, léase; poner basureros, comprar cocinas para los centros de madres u clubes de ancianos, etc., digamos sectores sensibles de la sociedad.

 

Pasado el tiempo me di a la tarea de averiguar un poco sobre el tema en el ámbito local. Mi sorpresa fue mayúscula al comenzar a bucear  en los antecedentes.  Se repetían nombres y casos en donde mágicamente, aquellos que intentaron unir cabos sueltos entre la contaminación ambiental de Fundición Chagres versus enfermedades cancerígenas y muerte, habían sido expulsados de sus sectores o bien de organismos de salud como por ejemplo del consultorio de Catemu. En este último caso la doctora Ana Valdés habría intentado correlacionar la abundancia de casos de cánceres  extraños con la contaminación de fundición Chagres. Después de un intento por comenzar a realizar estos estudios misteriosamente habría sido exonerada del consultorio de Catemu perdiéndosele su rastro en la capital. Otro nombre que aflora al igual que la doctora Valdés es el del jesuita  Renato Cavallo. Este religioso llegó hace unas tres o cuatro décadas a la comuna de Catemu, específicamente a instalarse en el hogar de los Salesianos. Allí ejerció la docencia en el área de la biología. En uno de sus recorridos matutinos descubrió una nube oscura y alargada que descendía desde las montañas cercanas. Esta nube iba a caer sobre los viñedos que tenía la escuela agrícola. Su impresión fue grande cuando constata  que tanto los alambres, como las plantas del  sector se encontraban en un claro nivel de contaminación por la mencionada nube. Luego de realizar estudios sobre muestras que él mismo tomó del lugar, descubrió que los niveles de arsénico y metales pesados eran abismantes. Pero más abismante fue, cuando trató de comunicar estos estudios a la luz pública. En menos que canta un gallo fue reasignado a la ciudad de Mendoza fuera de Chile. Es decir que el padre Cavallo se transformó en un  ente peligroso para el sistema político y corporativo de la fundición y no podía  permanecer en la comuna. Digamos que estos antecedentes provienen de tiempos en que aún desaparecía gente en Chile o bien las personas eran desterradas por pensar diferente.

Estos dos casos  de  personas consientes, que a la luz de los acontecimientos trataron de levantar una bandera de alerta, solo recibieron el beneficio del silencio o bien fueron silenciados de alguna manera. Lo anterior no es lejano de lo que  en estos tiempos sucede. Nombres como Rosa Salazar  o su sobrina Gelinda Frez, ambas con Cáncer uterino  por el año 2009, es solo una parte del problema en la comuna de Catemu. Para ese año morirían más de 10 mujeres por este mismo mal. Otro tanto no menor, muere cada año por cánceres  a la médula y otras enfermedades extrañas. Según relatos de una colega docente  que vive cerca del foco contaminante, digamos Lo Campo, hace un tiempo que la gente se está muriendo de cáncer y nadie hace nada. La autoridad sanitaria hace vista gorda en este tema, incluso desatiende las denuncias sin siquiera abordar la situación a manera de generar respuestas a la dudas. Es el caso de la doctora Carmen Castillo, directora por ese entonces del Servicio de Salud Aconcagua. La profesional desestima tajantemente que las denuncias y los casos de muerte se encuentren asociados a la fuente contaminante de Anglo Américan y su fundición Chagres.

Es más, el año 2009 Chilevisión emitió un programa de Reportaje a Fondo en su noticiero que por ese entonces conducía Alejandro Guille. Allí se muestra el relato de la comunidad en donde se asegura los grados de contaminación que la gente percibe, sobre todo por las noches, con agudas picazones de ojos y cáncer de diversos tipos. En este caso las mujeres son las más afectadas con el cáncer uterino. Para el toxicólogo Andrei Tcnernitchin de la universidad de Chile, la fuente contaminante de Chagres tiene directa relación con estas enfermedades y otras.  Es más, para seguir ahondando en la problemática, el año 2012 fue evacuado un informe ambiental por parte del Gobierno Regional de Valparaíso, el cual en un estudio de gestión atmosférica identifica a la comuna de Catemu  como zona crítica. Claramente este estudio hace responsable a la fuente contaminante de Fundición Chagres con sus emisiones nocturnas. Este informe se da a la luz pública el 31 de julio de 2012. Para variar, extrañamente el programa de Chilevisión y el informe emanado desde el Gobierno Regional de Valparaíso no tuvieron mayor resonancia en los medios locales y en las autoridades de salud de la época, como tampoco  los alcaldes de las comuna aledañas se manifestaron sobre el tema.

Digamos entonces,  que nos encontramos frente a un hecho de colusión por el silencio, por ensombrecer la situación real de la contaminación del aire en el valle de Aconcagua y sus comunas. En especial las comunas de Catemu, Llay Llay y Panquehue. Fíjense ustedes que Anglo Américan gasta cifras exorbitante en su política de blanqueamiento corporativo. Léase no más el Mineral, pasquín que aparece cada viernes en la edición del Diario el Observador. En ese pasquín muestran a la empresa contaminante como una blanca paloma que hace suya la causa por un ambiente limpio, pero al llegar la noche destapa toda su inmunda masa de humo, cargada de metales pesados al ambiente. Aunque eso no es todo, pareciera que a las autoridades locales les agrada que la población  se trague el humo y se trague de manera aberrante los proyectos que esta empresa extranjera canaliza a través de los municipios, sin salvaguardar por sobre todo, la salud de su gente.

Acá les presento un extracto del informe del 2012 del Gobierno Regional de Valparaíso sobre la contaminación del aire en el Aconcagua:

Catemu: Las mediciones de PM10 en Catemu indican una superación de norma. La composición de elementos en el PM10 que demuestran la presencia de cobre y arsénico entre otras. En base a esto, principalmente se puede concluir la contribución de la Fundición Chagres al PM10. Sin embargo, no permite ninguna cuantificación de su contribución en las distintas estaciones de monitoreo. Tampoco excluye la posibilidad de la contribución de otras fuentes porque el tipo de monitoreo discontinuo, no permite modelar la contribución de otras fuentes. Se recomienda en forma urgente equipar todas las estaciones con sensores continuas. Sólo así se podrá analizar la situación en más detalle a través de sus ciclos diarios y estacionales”.

Lo anterior descarta una simple chifladura de quienes demandan por una salud ambiental digna y sin fuentes contaminantes como Fundición Chagres en Catemu. Recuerdo las palabras del Dueño del diario el Observador sobre mi persona diciéndome que me encontraba desequilibrado mental por denunciar a Chagres. Ahora puedo decir con mayor razón que este señor  y compañía, sumado a los políticos deshonestos, son los que hacen vista gorda con el problema que ya no es solamente una nube tóxica si no que acarrea muerte, lluvia ácida sobre nuestros cultivos y por sobre todo el olvido y el silencio por los muertos que ya están y por los que vendrán.

Nota: ¿Saben ustedes que quien mide las emisiones contaminantes de Fundición Chagres es…. la “Fundición Chagres”?

Ver reportaje de Chilevisión

ver video

Ver informe de Gobierno regional en: Catemu Noticias

Compartir:

Artículos Relacionados

1 Comentario

  1. Daniela

    Entre los meses de Abril y mayo, junto a mis compañeras de tesis realizamos una encuesta a la población, con respecto a la percepción de los habitantes sobre la contaminación generada por Fundición Chagres, a lo que un gran porcentaje expresa la contaminación en horas de la noche, la corrosión de alambrados y techos y el aumento de enfermedades cancerígenas en la comuna atribuidas a la contaminación.
    Al querer entrevistar a autoridades comunales, (cesfam y municipalidad) la respuesta fue nula por parte de los dos organismos.
    Ademas no existen mediciones de las centrales de monitoreo en la pagina oficial del gobierno.
    Quizás sea verdad lo que la población expreso en las encuestas y es que las autoridades no hacen nada y el dinero pesa mas que las enfermedades de la gente.

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.