Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Denuncia

Menores de Edad: Golpes bajos – Violencia Infantil 

Compartir:
La familia, el colegio y los lugares de trabajo son los focos de violencia infantil. Un mal democratizado en todo Latinoamérica. Y que no crece según el PIB. En la región, el 28 por ciento de los homicidios corresponde a adolescentes de entre 10 y 19 años. En Chile, el 75 por ciento de los niños son agredidos.

Más de 80 mil niños, niñas y adolescentes mueren cada año como resultado de la violencia en la familia en el continente latinoamericano. Alrededor de 2 millones de menores son víctimas de explotación sexual, más de 6 millones sufre graves abusos cada año, siendo el castigo corporal en los hogares y en la escuela una práctica común en toda la región. Esas son algunas de las tristes conclusiones que reveló el primer informe global sobre violencia infantil, Estudio del Secretario General sobre Violencia contra Niños, que fue presentado oficialmente en nuestro país.
La familia, el colegio, la comunidad, las instituciones y los lugares de trabajo son los principales espacios en donde los menores reciben la agresión tanto física como sicológica. "Los niños viven abusos en aquellos espacios y lugares que debieran ser de protección, de estímulo a su desarrollo integral y de resguardo de sus derechos. Es por esta razón que es tan grave la violencia hacia los niños", dijo el representante de Unicef en Chile Egidio Crotti.
Con una población de más de 190 millones de niños, Latinoamérica es una de las regiones más desiguales del mundo y con mayores índices de violencia, que afectan principalmente a mujeres, niños y niñas, señala el documento, que además indica que al interior de la familia las principales formas de violencia son el abuso sexual, el castigo físico, el abandono y la explotación económica, subrayando que el abuso sexual es el tipo de maltrato menos denunciado, donde los agresores suelen ser varones. En su mayoría, padres o parientes.

Colegio, trabajo, instituciones
En el colegio, es habitual el castigo físico, el abuso sexual, la violencia entre iguales y la exclusión. Según el informe, los niños de preescolar y básica es el grupo más afectado por el castigo físico. En cambio los de más edad reportan maltrato psicológico a través de insultos, amenazas y humillaciones.
En el continente hay 5,7 millones de niños entre 5 y 14 años trabajando. Dos millones lo hace en el servicio doméstico, y otros dos millones son explotados sexualmente. Hoy en América Latina y el Caribe hay 32 mil niños menores de 15 años afectados por VIH/sida y cerca 740 mil de entre 15 y 24 años.
Además, los procesos represivos y antidelincuencia, impulsados por los gobiernos en algunos casos violan los derechos humanos, indica el estudio y agrega que "no se ha demostrado que hayan tenido impacto en los niveles de seguridad ciudadana porque no atacan las causas estructurales del problema: inequidad, exclusión y falta de oportunidades para los jóvenes y sus familias". Carmen Rosa Villa enfatizó que "el maltrato contra los niños nunca es justificable. Es fundamental prevenir y es esencial la participación de todos para trabajar por la erradicación de la violencia contra los niños y niñas".

Los puños chilenos
El documento destaca que en el continente hay sólo cinco países que prohíben expresamente el castigo físico a los menores de edad. En esa lista no se incluye a nuestro país, donde el 75,3% de los niños y niñas entrevistados recibe algún tipo de violencia por parte de sus padres. Más de la mitad recibe violencia física y uno de cada cuatro violencia física grave. "Si agregamos el maltrato psicológico, que es algo que lo subestimamos… Hay una necesidad de tener una política más integral. El programa Chile Crece Contigo puede ayudar y no sólo en la reparación, sino que en prevención. Cuando tienes una enfermedad que tiene el 75 por ciento de la población, eso se llama epidemia", señaló Egidio Crotti, quien también indicó que desde el año 2000 hasta el 2006 las cifras de violencia se han mantenido inalteradas, pero que han disminuido en los estratos más desposeídos: "Hemos visto que en los niños de menos ingresos ha habido una disminución de violencia y que no es una característica de los pobres. En las familias de mayores ingresos hay violencia sicológica que nosotros subestimamos mucho". En relación al resto del continente, no existen mecanismos que permitan comparar las cifras chilenas de violencia infantil, existiendo sólo cifras globales de estimación. "Parece que la estadística no se ha preocupado mucho del tema y es complicado de medir. Desafortunadamente está democráticamente repartido en todos los países y no siempre conectado con el nivel de ingreso o el PIB", concluyó Crotti.
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.