La falsedad de la ilustración sumarial de la posición en que fue hallado el cadáver de Allende

Son evidentes y numerosas las contradicciones entre las descripciones contenidas en los diferentes documentos, ilustraciones y fotos citadas y utilizadas en las investigaciones realizadas sobre la forma en que habría encontrado la muerte el Presidente Salvador Allende. El minucioso trabajo de revisión de dichos documentos realizado por el Dr. Julián Aceitero debe ser tomado en cuenta por las evidentes contradicciones que descubre y señala. No se trata de elucubraciones ni teorías. Se trata sencillamente de que las piezas puestas en la mesa por las distintas instituciones que han participado en la investigación de la muerte del Presidente Constitucional de Chile no encaja y hasta resultan contradictorias. Aceitero ha trabajado con la minuciosidad de un arqueólogo, analizando cada pequeño trozo descubierto y documentado en el lugar de los hechos. Los resultados de su trabajo nos los ha ido compartiendo a través de una ya larga lista de artículos:

La historia necesita la verdad.

La Redacción de piensaChile

 

El sumario instruido para establecer la causa de la muerte del presidente Allende (1) concluye que en la tarde del 11 de septiembre de 1973 él se sentó en un sofá del salón Independencia de La Moneda, colocó un fusil entre sus piernas, lo apoyó en su mentón y disparó. Su muerte fue instantánea y su cadáver “quedó en una posición tal que su cabeza se cargó hacia la derecha e inclinó sobre el tórax” (2).

Esta conclusión se ilustra en unas láminas que acompañan al informe de la Sección de Dibujo y Planimetría del Laboratorio de Criminalística Central (LACRIM) de abril del 2011 (3), a las que en el sumario se consideran la “representación digital del sitio del suceso” (4). Estas láminas son las reproducciones digitales de los croquis del sitio donde se halló el cadáver de Allende en la tarde de aquel 11 de septiembre, que fueron realizados por la misma Sección del que por aquel entonces era el Laboratorio de la Policía Técnica (5).

En aquellas láminas se representa el cadáver de Allende sentado en un sofá con su tronco ladeado a la derecha, de tal modo que su hombro derecho se sitúa a la altura del borde superior del respaldo del sofá mientras que el izquierdo se sitúa a la altura del gobelino colgado por encima de aquel respaldo. Su cabeza, a la altura del gobelino, está ladeada a la derecha, rotada hacia el mismo lado e inclinada hacia el tórax. Sus extremidades inferiores se representan con los muslos apoyados en el asiento del sofá, sus rodillas flexionadas y con las suelas de sus zapatos apoyadas en el suelo del salón Independencia (6).

Es imposible que el cadáver de Allende hubiese sido hallado en la posición ilustrada por el LACRIM porque la fuerza de la gravedad habría tumbado el tronco ladeado hasta que al menos su hombro derecho se apoyara en el asiento del sofá (6). Por el contrario, la posición del cadáver de Allende representada en los croquis realizados en el sitio donde aquel se halló no desafía a la fuerza de gravedad (7).

Así, el cadáver de Allende se representa en aquellos croquis tendido sobre el asiento del sofá, en el que se apoya su hombro derecho mientras que el izquierdo lo hace a la altura del borde superior del respaldo del mismo. Su cabeza está ladeada a la derecha, rotada hacia el mismo lado e inclinada hacia el tórax, pero apoyada contra el respaldo del sofá. Las nalgas y sólo la parte proximal de los muslos se apoyan en el asiento del sofá mientras que el resto de las extremidades inferiores, con sus rodillas extendidas, están suspendidas hasta que apoyan en el suelo sólo el borde externo de sus zapatos (7).

Es evidente, pues, que la posición del cadáver de Allende ilustrada por la Sección de Dibujo y Planimetría del LACRIM (6) no es la reproducción digital de la que está representada en aquellos croquis (7), sino una alteración de la misma (8) que ni tan siquiera es mencionada en el correspondiente informe de aquella Sección (3).

En el presente trabajo se ha considerado la posibilidad de que aquella alteración sea debida a que refleje no solo la posición del cadáver de Allende representada en los croquis realizados en el sitio donde aquel cadáver se halló, sino también la que se constata en las fotografías que allí se tomaron (9), pero dicha posibilidad se ha descartado porque la posición del cadáver representada en aquellos croquis es similar a la que se constata en las fotografías (10). Así pues, el LACRIM habría adulterado la posición en la que se halló el cadáver de Allende.

Para indagar en la finalidad de dicha adulteración hay que tener presente que al informe pericial del LACRIM (3) acompaña no sólo las láminas que ilustran aquella posición del cadáver adulterada (6), sino también la lámina de la reproducción digital del croquis de la “posición de disparo”, es decir, del que representa la postura que Allende habría adoptado y la posición en la que habría colocado su fusil al momento de dispararse (11).

La Sección de Balística del Laboratorio de la Policía Técnica, según consta en su informe de 25 de febrero de 1974 (12), dedujo aquella “posición de disparo” y la representó en el correspondiente croquis (13) tras analizar, entre otros antecedentes, la posición del cadáver representada en aquellos croquis y constatada en aquellas fotografías (10), la misma que casi 38 años después fue adulterada por la Sección de Dibujo y Planimetría del LACRIM. Esta adulteración suscita la posibilidad de que la posición del cadáver de Allende representada en los croquis y constatada en las fotografías descarte la “posición de disparo” representada en el correspondiente croquis (13). Esta posibilidad se examinará a continuación.

En la posición del cadáver de Allende representada en los croquis (7) se aprecia que su codo izquierdo se apoya en un casco militar situado entre el asiento y el respaldo del sofá, lo que se constata en la fotografía correspondiente (14). Además, en un informe pericial del Servicio Médico Legal (SML) de abril de 2011 no solo se señala la presencia del susodicho casco en uno de aquellos croquis y se lo describe “aprisionado” entre el codo de aquel cadáver y el respaldo del sofá, sino que también se deduce que Allende lo llevaba puesto al momento de dispararse (15).

Por lo expuesto en el párrafo anterior, llama la atención que la presencia del casco junto al cadáver de Allende no esté ilustrada en la reproducción digital de aquellos croquis realizada por el LACRIM (6) ni descrita por el Instructor del sumario, a pesar de que el mismo Instructor considera un hecho que Allende portaba un casco instantes antes de suicidarse con un disparo en la cabeza (16). Se trata, pues, de dos omisiones con las que se ha conseguido que la deducción del SML de que Allende llevaba puesto un casco al momento de dispararse y su descripción de que aquel quedó “aprisionado” entre el codo de su cadáver y el sofá pasen desapercibidas al leer el sumario, quizá porque su consideración conjunta es inverosímil.

En efecto, la consideración conjunta de la deducción y la descripción del SML recién citadas implica la secuencia siguiente: el casco, tras salir despedido de la cabeza de Allende por el disparo, habría caído sobre el asiento del sofá y, posteriormente, el codo de la extremidad izquierda habría caído sobre el casco, quedando éste “aprisionado”, pues, entre dicho codo y el sofá. La inverosimilitud de esta secuencia radica en que el casco, tanto por caer desde una mayor altura como por pesar menos que la extremidad superior izquierda del cadáver, tendría que haber caído sobre el sofá después de que dicha extremidad lo hubiera hecho, cuyo codo, pues, no pudo caer sobre el casco.

De lo anterior se deduce que si Allende hubiese llevado puesto el casco al momento de dispararse, alguien lo habría colocado bajo su codo cuando ya estaba muerto.

Los croquis representan al cadáver de Allende tendido perpendicularmente en el asiento del sofá, pero en la fotografía correspondiente se constata que estaba tendido oblicuamente (17). Esta posición del cadáver de Allende descarta que instantes antes él hubiese estado sentado perpendicularmente en aquel sofá al dispararse, tal y como figura en el croquis de la “posición de disparo” (13).

La mano izquierda del cadáver de Allende se representa en aquellos croquis con su pulgar hacia arriba y su palma orientada hacia adentro (7), una posición que se constata en las fotografías (18) y en una de éstas, además, se observa que dicha mano estaba suspendida a escasa distancia del asiento del sofá, es decir, sin apoyarse, y que no estaba inclinada o desviada con relación a su antebrazo (19). Esta posición de la mano desafía la fuerza de gravedad, porque ésta tendría que haberla inclinado hacia el asiento del sofá (20). El hecho de que este movimiento no se produjera pudo deberse a que los músculos de la articulación de la muñeca no estaban relajados, sino rígidos, es decir, que el rigor mortis hubiera progresado hasta este nivel.

Esta deducción contradice la observación del detective Julio Navarro Labra de la Brigada de Homicidios al apreciar sólo una dificultad incipiente para movilizar la mandíbula del cadáver de Allende, según se deduce de su Parte policial de 12 de septiembre de 1973 (21). Para dirimir esta contradicción, hay que tener presente que los médico legistas que practicaron la autopsia a aquel cadáver constataron en su correspondiente informe que presentaba “rigidez generalizada, marcada” (22) apenas dos horas después de que el citado detective constatara sólo una “incipiente rigidez a la altura del maxilar” en su Parte policial (21).

Además, hay que tener presente que el detective Navarro de la Brigada de Homicidios habría basado en las características de aquella rigidez su estimación de que la muerte de Allende se produjo 4 h y 30 m antes de que él terminara de inspeccionar su cadáver a las 18:00 h (21). Sin embargo, el inspector Pedro Espinoza Valdés de la Brigada de Homicidios estimó que Allende habría muerto 6 h antes de que él terminara de inspeccionar su cadáver a las 18:10 h, según se afirma en el artículo Investigación del Fiscal determina el suicidio de Allende que consta en el sumario (23). Por lo tanto, puede deducirse que el inspector Espinoza habría apreciado una rigidez más extendida en aquel cadáver que la apreciada por el detective Navarro.

Aunque esta contradicción entre los miembros de la Brigada de Homicidios la dirime el hecho contrastado de que la hora de la muerte de Allende, en torno a las 14 h (24), fue muy posterior a la estimada por el inspector Espinoza, a las 12:10 h (23), la profesionalidad reconocida del mismo suscita la posibilidad de que su equivocación al estimar la hora de aquella muerte no se explique porque apreciara él erróneamente la extensión de la rigidez del cadáver, sino porque no tuvo presente la posibilidad de que aquella rigidez pudiera haber sido precoz (25). Y la posibilidad de que el cadáver de Allende hubiese experimentado una rigidez precoz la confirma la deducción de que la rigidez de los músculos de la muñeca izquierda habría sido la causante de que la posición de aquella mano desafiara a la fuerza de gravedad, de la que quedó constancia en una fotografía tomada cuando apenas habrían transcurrido 3 horas desde su fallecimiento (18).

En cualquier caso, el hallazgo de la mano izquierda en una posición que desafía la fuerza de gravedad no sería importante porque evidencia que la rigidez del cadáver de Allende ya había progresado hasta los músculos de su muñeca impidiendo el correspondiente movimiento, es decir, su inclinación hacia el asiento del sofá -desviación cubital-, sino porque indica que dicha rigidez se instauró cuando dicha mano estaba en una posición que no permitía que la fuerza de gravedad produjera su desviación cubital.

Los croquis que representan la posición de las extremidades inferiores del cadáver de Allende y las fotografías que la constatan muestran sus nalgas y sólo la parte proximal de sus muslos apoyadas en el asiento del sofá mientras que el resto de aquellas, con sus rodillas extendidas, están suspendidas hasta que apoyan en el suelo sólo el borde externo de sus zapatos (10). No parece creíble que la posición de las extremidades inferiores recién descrita hubiese sido la subsiguiente a la representada en el croquis de la “posición de disparo”, es decir, aquella que Allende habría adoptado al momento de dispararse: las nalgas y los muslos apoyados en el asiento del sofá, las rodillas flexionadas con sus corvas en contacto con el borde superior de aquel asiento y las suelas de los zapatos apoyadas en el suelo (13).

La valoración realizada en el presente trabajo sobre la posición del cadáver de Allende representada en los croquis y constatada en las fotografías descarta, pues, la verosimilitud de la “posición de disparo” representada en el croquis correspondiente (13) y, en consecuencia, también la de la reproducción digital del mismo realizada por el LACRIM que, recordémoslo, ilustra en el sumario la posición que Allende habría adoptado y la posición en la que habría colocado su fusil en el instante de dispararse (11). En este contexto se explicaría que la Sección de Dibujo y Planimetría del LACRIM adulterara la posición del cadáver de Allende representada en los croquis y constatada en las fotografías, es decir, lo representara sentado en aquel sofá para que no se cuestionara la verosimilitud de la “posición de disparo”, en la que se representa a Allende sentado al momento de dispararse. Ciertamente, la ilustración de la postura adoptada por Allende al momento de dispararse y la ilustración de la posición en la que quedó su cadáver, ambas realizadas por el LACRIM, habrían pasado desapercibidas si no fuera porque la posición del cadáver ilustrada desafía a la fuerza de gravedad (26).

 

– El autor,Julián Aceitero Gómez (Córdoba -España-, 1955), es doctor en medicina y autor de dos artículos publicados en piensaChile que fueron incorporados por la abogada querellante María Cecilia Chinchón Canales a la Causa Rol No. 77/2011 sobre la muerte del presidente Allende; asimismo, es co-autor del artículo Lo que los lentes de Allende nos permiten ver,relacionado con la misma causa judicial, también publicadoen piensaChile. Su trabajo Los residuos de disparo en la cabeza de Allende no se corresponden con el disparo a contacto bajo su mentón, publicado por El Clarín de Chile, fue remitido por la misma abogada a la Corte Suprema para su consideración como antecedente en esta Causa. Recientemente ha publicado en piensaChile los artículos siguientes sobre la misma Causa: La falsificación del informe de la autopsia de Allende, La versión oficial de la muerte de Allende el 11 de septiembre de 1973: I. La identidad de las autoridades que entonces la establecieron, La Corte Suprema ante la falsificación del informe de la autopsia de Allende, La falsificación de los documentos médico legales de la muerte de Allende publicados en el libro La Conjura, La acreditación por el Poder Judicial del proceso militar sobre la muerte de Allende es una farsa y Las falsedades del Informe del sitio donde se halló el cadáver de Allende.

 

NOTAS

[1]

Causa Rol 77/2011 del 34º Juzgado del Crimen de Santiago de Chile. Instructor: Magistrado Mario Carroza Espinosa. Fecha de Apertura: 25/01/2011. Fecha de Sobreseimiento Total y Definitivo: 13/09/2012.

[2]

Resolución de Sobreseimiento de la Causa Rol 77/2011 (1), disponible en:

http://www.poderjudicial.cl/noticias/File/SOBRESEIMIENTO%20ALLENDE.pdf?opc_menu=&opc_item=

Se transcribe parcialmente la foja 2404 (Negritas mías): El Mandatario, luego de ordenar el abandono del lugar, se retira hasta el final de esa fila y se dirige al “Salón Independencia”, cerrando la puerta. Una vez en su interior, se sienta en un sofá, coloca el fusil que portaba entre sus piernas y apoyándolo en su mentón, lo acciona, falleciendo en forma instantánea producto del disparo recibido. Su cuerpo a consecuencia de esta acción, quedó en una posición tal que su cabeza se cargó hacia la derecha e inclinó sobre el tórax.

[3]

Informe pericial planimétrico No. 717/2011 de la Sección de Dibujo y Planimetría del Laboratorio de Criminalística Central (LACRIM). En las fojas 1078-1085 de la Causa Rol 77/2011(1). Las láminas en las que se representa la posición del cadáver de Allende están reproducidas en las fojas 1081, 1082 y 1083.

[4]

En la foja 1087 de la Causa Rol 77/2011(1).

[5]

Los croquis 15253, 15254, 15255 y 14256, elaborados por el planimetrista Alejandro Ossandón Carvajal, acompañan al Pre-Informe (Informe No. 2816). Inspección ocular de La Moneda de 12 de septiembre de 1973 realizado por la Sección de Balística del Laboratorio de la Policía Técnica y constan en las fojas 65, 66, 67 y 68, respectivamente, del Proceso Rol No. 1032/1973 de la Primera Fiscalía Militar de Santiago. El original de aquel Proceso fue extraviado, pero una presunta copia del mismo fue entregada por el brigadier (r) del Ejército Joaquín Erlbaum Thomas, quien lo instruyó siendo el Fiscal a cargo de aquella Fiscalía militar, al Instructor del sumario (1). Esta copia del Proceso se encuentra bajo custodia del Tribunal como Anexo No. 31-2011 y fue transcrita por el LACRIM, constituyendo un documento pericial documental quebajo el No. 64-2011 se encuentra también bajo custodia del Tribunal.

La calidad técnica de los croquis de la copia del Proceso entregada por el brigadier (r) Erlbaum, reproducidos en papel de fax, es ínfima y el Instructor del sumario ordenó al LACRIM la reconstrucción digital de los mismos, según consta en la foja 652 de la Causa Rol 77/2011(1). A continuación se reproduce el croquis 15254 que consta en la foja 66 de la copia de aquel Proceso junto al publicado por Archivos de Chile (disponible en la página 9 del vínculo: http://archivoschile.org/wp-content/uploads/2011/07/Informe-balistico-Allende.pdf):

Foto 1 Nota 5

[6]

La posición del cadáver ilustrada en las láminas del LACRIM reproducidas en las fojas 1081, 1082 y 1083 de la Causa Rol 77/2011(1) es idéntica, por lo que aquí sólo se reproduce la de la última foja:

Foto 2 Nota 6

[7]

La posición del cadáver representada en los croquis 15253 y 15254, que constan en las fojas 65 y 66, respectivamente, del Proceso Rol No. 1032/1973 de la Primera Fiscalía Militar es idéntica, por lo que a continuación se reproduce sólo el croquis 15254:

Foto 3 Nota 7

Esta imagen ha sido tomada de Archivos de Chile, disponible en la página 9 del vínculo:http://archivoschile.org/wp-content/uploads/2011/07/Informe-balistico-Allende.pdf

Foto 4 Nota 7 - B

Esta modificación del croquis 15254 resalta la relación del cadáver de Allende con las distintas partes del sofá sobre el que se encontraba.

[8]

Representación conjunta de las figuras de las dos notas precedentes para cotejar la posición del cadáver del presidente Allende ilustrada en la lámina del LACRIM con la representada en el croquis 15254:

Foto 5 Nota 8

[9]

Las fotografías tomadas por el fotógrafo forense Enrique Contreras Riquelme acompañan al Pre-Informe (Informe No. 2816). Inspección ocular de La Moneda de 12 de septiembre de 1973 realizado por la Sección de Balística del Laboratorio de la Policía Técnica y constan en las fojas 40 a 64 de la copia del Proceso Rol No. 1032/1973 de la Primera Fiscalía Militar de Santiago entregada por el brigadier (r) del Ejército Erlbaum Thomas. Son de una calidad técnica ínfima y están reproducidas en papel de fax [léase la nota (5)].

[10]

Foto 6 Nota 10

La posición del cadáver de Allende constatada en las Fotografías A, B y I, pertenecientes al Cuadro Gráfico Demostrativo 1416/73 del fotógrafo forense Enrique Contreras Riquelme, es similar a la representada en el croquis 15254 (7) del planimetrista Alejandro Ossandón Carvajal.

La fotografía 1416/73-A consta en la foja 40 de la copia del Proceso Rol No. 1032/73, pero su calidad técnica es ínfima. Una fotocopia de esta fotografía está disponible en la página 7 de: http://archivoschile.org/wp-content/uploads/2011/07/Informe-autopsia-Allende.pdf

La fotografía 1416/73-A reproducida en esta nota está captada del documental ¿Quién mató a Salvador Allende? del programa La noche temática de tve, disponible en el vínculo:

 

[11]

Foto 7 Nota 11

 

[12]

Informe No. 88 de 25 de febrero de 1974 de la Sección de Balística del Laboratorio de la Policía Técnica: En las fojas 140 a 152 vta. del Proceso Rol No. 1032/73 de la Primera Fiscalía Militar de Santiago.

 

[13]

Foto 8 Nota 13

[14]

Foto 9 Nota 14

[15]

Informe Médico Pericial del Servicio Médico Legal de 7 de abril de 2011 suscrito por el médico legista tanatólogo Germán Tapia Coppa. Consta en las fojas 347-359 de la Causa Rol No. 77-2011 (1).

 

[16]

Resolución de Sobreseimiento de la Causa Rol 77/2011 (1), disponible en:

http://www.poderjudicial.cl/noticias/File/SOBRESEIMIENTO%20ALLENDE.pdf?opc_menu=&opc_item=

Se transcribe parcialmente la foja 2404 (Negritas mías): El Presidente Salvador Allende, quien portaba para su defensa un casco y una metralleta…,

 

[17]

Obsérvense las piernas del cadáver de Allende dispuestas perpendicularmente al borde inferior del sofá en el croquis 15254 y oblicuamente en la fotografía 1416/73-I:

Foto 10 Nota 17

Croquis 15254 (7). Fotografía 1416/73-I (10).

 

[18]

Foto 11  Nota 18Fotografía 1416/73-I (10).

La Fotografía 1416/73-G consta en la foja 46 de la copia del Proceso Rol No. 1032/73, pero su calidad técnica es ínfima. Una fotocopia de esta fotografía está disponible en la página 13 de: http://archivoschile.org/wp-content/uploads/2011/07/Informe-autopsia-Allende.pdf

La fotografía 1416/73-G reproducida en esta nota está captada del documental La Duda de la Televisión Nacional de Chile.

 

[19]

Foto 12  Nota 19

La flecha A señala el borde inferior de la boca de la manga de la chaqueta por la que sale la mano izquierda del cadáver de Allende. El contorno oval de la boca de la manga de la chaqueta no se deforma a nivel del borde inferior, donde señala la flecha A, lo que indicaría que no está apoyada en el asiento del sofá.

Al comparar la flecha A con la flecha B, que señala el borde inferior de la mano izquierda a un nivel superior que el señalado por la flecha A, se evidencia que dicha mano está suspendida, es decir, que no se apoya en el asiento del sofá, porque si estuviera apoyada, ambas flechas estarían al mismo nivel: el del asiento del sofá.

 

[20]

Foto 13 Nota 20

[21]

Parte Policial de la Brigada de Homicidios. En las fojas 1532-1535 de la Causa Rol 77/2011(1). Está disponible en el vínculo:

http://www.bibliotecamuseodelamemoria.cl/gsdl/collect/textosym/archives/HASH0192.dir/00000134000007000017.pdf

 

[22]

Copia del Informe de Autopsia 2449/73 remitida por el Servicio Médico Legal: En las fojas 18-23 de la Causa Rol 77/2011(1). Esta copia corresponde a un informe falso, como se demuestra en los vínculos siguientes:

http://piensachile.com/2013/12/la-falsificacion-del-informe-de-la-autopsia-de-allende/

http://piensachile.com/2014/02/la-corte-suprema-ante-la-falsificacion-del-informe-de-la-autopsia-de-allende/

Copia del Informe de Autopsia 2449/73: En las fojas 6 a 9 del Proceso Rol No. 1032/73. Copia del mismo Informe, remitida por el II Juzgado Militar de Santiago: En las fojas 1244 a 1249 de la Causa Rol 77/2011 (1). Una copia idéntica a las dos anteriores fue publicada por Archivos de Chile. Disponible en el vínculo:

http://archivoschile.org/wp-content/uploads/2012/01/730911-Informe-Autopsia-Allende.pdf

[23]

Investigación de Fiscal determina suicidio de Allende, publicado el 17 de septiembre de 1973 por El Mercurio. Consta en la foja 1813 de la Causa Rol 77/2011(1) y su transcripción en las fojas 1822-1826 de la misma Causa.

[24]

Las muertes de Salvador Allende. Una investigación crítica de las principales versiones de sus últimos momentos. Hermes H. Benítez. Santiago. RIL editores, ISBN: 956-284-497-8, 2006

[25]

Medicina Legal y Toxicología. Gisbert Calabuig, J. A. & amp; Villanueva Cañadas, E. 6ª Edición. Editorial Masson

[26]

Foto 14 Nota  26

Artículo publicado en Análisis. Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.