Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Denuncia, Derecho Internacional, Internacional, No a la guerra

Angela Merkel admite que los acuerdos de Minsk sólo se firmaron para permitirle ganar tiempo a Ucrania 

Angela Merkel admite que los acuerdos de Minsk sólo se firmaron para permitirle ganar tiempo a Ucrania
Compartir:

20 de diciembre de 2022
Seis meses después de que el expresidente ucraniano Petro Poroshenko dijera en una entrevista que nunca se planteó aplicar los acuerdos de Minsk, y que sólo eran una forma de que Ucrania ganara tiempo, la excanciller alemana Angela Merkel acaba de decir lo mismo en una entrevista al Zeit, acabando así con la poca credibilidad que tienen los países occidentales.

En junio de 2022, en una entrevista concedida a varios medios de comunicación occidentales, entre ellos Deutsche Welle, el expresidente ucraniano Petro Poroshenko admitió públicamente que los acuerdos de Minsk nunca estuvieron destinados a aplicarse, y que sólo pretendían dar tiempo a Ucrania.

Conseguimos lo que queríamos. No creímos a Putin, como tampoco le creemos ahora. Nuestra tarea era, en primer lugar, eliminar la amenaza, o al menos retrasar la guerra. Nos dimos ocho años para restablecer el crecimiento económico y reforzar las fuerzas armadas. Esa fue la primera tarea, y se cumplió […]. A pesar de que la guerra duró ocho años, en lo que respecta a una operación militar a gran escala, creo que los acuerdos de Minsk han cumplido su función“, declaró Petro Poroshenko.

No es la primera declaración de Petro Poroshenko en el sentido de que los acuerdos de Minsk no eran más que una forma de que Ucrania ganara tiempo, por lo que no llamó especialmente la atención de quienes saben desde hace tiempo que Kiev no tenía intención de aplicar dichos acuerdos.

Y los acuerdos de Minsk de 2014 fueron un intento de dar tiempo a Ucrania“.

Pero donde se vuelve chocante es cuando la ex canciller alemana Angela Merkel dice exactamente lo mismo, el 7 de diciembre de 2022, en una entrevista con Zeit (disponible íntegramente aquí).

Traducción:

Consideré un error el debate de 2008 sobre el ingreso de Ucrania y Georgia en la OTAN. Estos países no reunían las condiciones necesarias para ello, y no se habían tenido plenamente en cuenta las consecuencias de tal decisión, tanto para las acciones de Rusia contra Georgia y Ucrania como para la OTAN y sus normas de asistencia. Y los acuerdos de Minsk de 2014 fueron un intento de dar tiempo a Ucrania“.

 

Traducción:

Todos sabíamos que se trataba de un conflicto congelado, que el problema no estaba resuelto, pero esto es precisamente lo que ha dado a Ucrania un tiempo precioso“.

Recordemos que Alemania fue el garante de los acuerdos de Minsk, y especialmente de su aplicación por parte de Ucrania. Está claro que, desde el principio, Angela Merkel, y por tanto también François Hollande y Emmanuel Macron, sabían perfectamente que Ucrania no solo no aplicaría los acuerdos de Minsk, sino que, además, esto solo daría tiempo a Kiev para preparar una resolución del conflicto por la fuerza. Además, la conversación telefónica entre Vladímir Putin y Emmanuel Macron que tuvo lugar cuatro días antes del lanzamiento de la operación militar especial rusa, y que fue filtrada por el presidente francés, mostraba claramente que este último sabía que Ucrania iba a atacar, ya que pidió al presidente ruso que no reaccionara ante las provocaciones ucranianas (es decir, que no interviniera para defender el Donbass).

Cuando tenemos esta información en la mano, y recordamos las interminables letanías de Francia y Alemania quejándose de que Rusia (garante como ellos y no parte en el conflicto) no aplicaba los acuerdos de Minsk, pensamos que el nivel de hipocresía de las autoridades alemanas y francesas es realmente muy alto.

Esto solo tenía un propósito: suministrar armas al régimen de Kiev y prepararlo políticamente para lanzar las hostilidades que vimos a principios de 2022, cuando el régimen de Kiev comenzó a lanzar ataques mortíferos contra el Donbass.

Por supuesto, las autoridades rusas reaccionaron con dureza a la declaración de Angela Merkel, empezando por Maria Zakharova, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, quien afirmó que esta entrevista daba a Rusia la prueba de lo que llevaba años diciendo sobre la falta de voluntad por parte de Occidente para presionar a Ucrania a aplicar los acuerdos de Minsk. Sobre todo, el propósito de los acuerdos era servir de distracción mientras los países de la OTAN bombeaban armas a Ucrania y luego reavivaban el conflicto.

En esta revelación, el punto principal era que, desde el punto de vista de Occidente, todo era una farsa, coqueteando con el uso del derecho internacional con el único propósito de suministrar armas al régimen de Kiev. Se trataba de “distraer” los ojos de la comunidad internacional de los verdaderos acontecimientos en el territorio de Ucrania, la catástrofe humanitaria, las interminables matanzas, que se cobraron más de 13.000 víctimas en todos los bandos antes de 2022. Esto solo tenía un propósito: suministrar armas al régimen de Kiev y prepararlo políticamente para lanzar las hostilidades que vimos a principios de 2022, cuando el régimen de Kiev comenzó a lanzar ataques mortíferos contra el Donbass. Esto no dejaba lugar a otra acción que la emprendida por la Federación Rusa: primero reconocer estos territorios como soberanos, luego aceptarlos como parte de la Federación Rusa para poder defenderlos realmente, para salvar sus vidas“,
declaró Maria Zakharova.

Pero, sobre todo, para la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, la declaración de Angela Merkel demuestra que Occidente no se arredra ante ninguna mentira y se sienta sobre el derecho internacional cuando le conviene, sin importarle las consecuencias para civiles inocentes.

Esta confesión de la ex canciller alemana A. Merkel suena terrible: falsificación (como método de acción occidental), maquinaciones, manipulaciones, todo tipo de distorsiones de la verdad del derecho y la ley que uno sólo puede imaginar. Ya entonces, en 2015, cuando mantenían conversaciones durante varias horas, sabían que nunca lo aplicarían y que suministrarían armas al régimen de Kiev. No tuvieron piedad de nadie: mujeres, niños, civiles de Donbass e incluso de Ucrania en su conjunto. Necesitaban un conflicto. Ya estaban dispuestos a hacerlo en 2015“,
añadió.

A continuación fue el Presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, quien comentó las declaraciones de la ex Canciller alemana, afirmando que las palabras de Angela Merkel no sólo le sorprendieron, sino que le decepcionaron.

Para ser sincero, fue una sorpresa total para mí. Es decepcionante. Francamente, no esperaba oír eso de la ex Canciller Federal, porque siempre supuse que los dirigentes de la República Federal [de Alemania] eran sinceros con nosotros. Sí, por supuesto que estaban del lado de Ucrania, apoyaban a Ucrania, pero siempre pensé que los líderes de la República Federal siempre habían buscado sinceramente un acuerdo sobre los principios que habíamos acordado y alcanzado, incluso en el proceso de Minsk“,
dijo a modo de introducción.

A continuación, subrayó que las palabras de Angela Merkel no hacían sino demostrar que Moscú había tomado la decisión correcta al lanzar la operación especial, ya que la ex canciller alemana dijo claramente que el objetivo de Ucrania era, en efecto, reanudar las hostilidades y resolver el conflicto del Donbass por la fuerza de las armas y, por tanto, con sangre.

Lo que se ha dicho ahora sólo demuestra que tomamos la decisión correcta al lanzar la operación militar especial. ¿Por qué lo hemos hecho? Porque resulta que nadie iba a aplicar los acuerdos de Minsk. Los dirigentes ucranianos, en palabras del expresidente Poroshenko, que también lo dijo: los firmó, pero no los iba a aplicar. Pero aún esperaba que los demás participantes en este proceso fueran sinceros con nosotros. Resulta que también nos engañaban. Sólo se trataba de regar de armas a Ucrania y prepararla para una acción militar“,
añadió el Presidente ruso.

Vladimir Putin declaró entonces que, a la vista de las declaraciones de Angela Merkel, Rusia quizás debería haber intervenido antes. Pero de lo que no se dio cuenta Angela Merkel al hacer esta estruendosa declaración es de que ha minado definitivamente cualquier confianza que Rusia pudiera haber depositado en los gobiernos occidentales, lo que significa futuros problemas en la diplomacia.

Parece que Angela Merkel no ha aprendido las lecciones del desastre diplomático que supuso la revelación de la conversación telefónica entre Vladímir Putin y Emmanuel Macron por parte de este último. Recuerdo que, desde entonces, el Presidente ruso no ha hablado con su homólogo francés.

La declaración de Angela Merkel sobre los acuerdos de Minsk no sólo privó a Kiev de una salida diplomática al conflicto actual (ya que, en palabras de Vladimir Putin, la cuestión es “si hay alguien con quién negociar“), No solo ofrece pruebas de la legitimidad de la intervención rusa en Donbass (echando por tierra la narrativa occidental de que la pobre Ucrania quiere la paz), sino que ha torpedeado definitivamente las relaciones entre Rusia y Alemania.

Sea cual sea la opción,

son los pueblos de Ucrania, Rusia (especialmente Donbass) y la Unión Europea quienes están pagando y pagarán las consecuencias de la decisión de Francia y Alemania de optar por los falsos acuerdos de Minsk, la hipocresía total y el camino de la guerra, en lugar del de la paz.

Publicado originalmente aquí

*Fuente: Extramuros

 

Más sobre el tema:

Putin califica de «decepcionantes» las frases de Merkel sobre los Acuerdos de Minsk

 

Merkel revela que Estados Unidos y sus socios de la OTAN planificaron la guerra en Ucrania contra Rusia

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.