Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Corrupcion, Educación

Carta abierta al Ministro de Educación exige intervención del Colegio Alto del Maipo 

Carta abierta al Ministro de Educación exige intervención del Colegio Alto del Maipo
Compartir:

Sr. MINISTRO RAÚL FIGUEROA Y AUTORIDAD MÁXIMA DE LA SUPERINTENDENCIA DE EDUCACIÓN

DENUNCIAMOS A LAS AUTORIDADES DEL COLEGIO ALTO DEL MAIPO: ¡Esto es inconcebible! ¡Exigimos un pronunciamiento inmediato de la directora, el inspector general y el cuerpo docente de este establecimiento financiado con los bolsillos de todos los chilenos!

Directora, Inspector General y Gerentes Comerciales del Colegio Alto del Maipo, en plena pandemia y crisis económica, y burlando dolosamente TODA DECENCIA y todas las LEYES VIGENTES de la Superintendencia de Educación y del MINEDUC y de la República, y como quien maltrata cruelmente a un perro viejo e inservible, lanzan a la calle a uno de los profesores más queridos, más respetados y mejor evaluados por parte de todo el alumnado de este establecimiento subvencionado de Isla de Maipo.

Los gerentes de iniciales S.E y R.M., así como la directora de iniciales M.V. y el Inspector General de iniciales P. H. B. del Colegio Alto del Maipo, de Isla de Maipo, sin un dejo de decencia y ni una pizca de compasión y legalidad, y como si se tratara de un perro viejo e inservible, lanzan a la calle al profesor más humano, al de más peso intelectual y académico, al docente que más defendía y educaba sobre los derechos de las y los estudiantes (y de todo ser sintiente),  o sea a uno de los profesores más queridos, más respetados y mejor evaluados por parte de todo el alumnado.

Y estos jefes canallas, supuestos “educadores”, burlando toda ley y toda moral, lo han despedido ayer escudándose en mañas y trampas turbias e ilegales para no pagarle un solo peso por sus 10 años de servicios prestados a este colegio; jefes indecentes que no sabemos en dónde se metieron la LEY y en dónde dejaron esos largos años de abnegado trabajo pedagógico y humano que ha realizado este educador con cientos de niños y niñas en este establecimiento educativo particular subvencionado de Isla de Maipo durante todo este tiempo.

Pero lo más trágico y reprochable es que estos jefes lo han echado a la calle valiéndose de un SUMARIO doloso, tramposo, ilegal y viciado, para lo cual le imputaron el falso y artificioso cargo de que, un exabrupto suyo habría sido una forma de “maltrato” de un adulto a unos menores en esta escuela,  cuando lo que en realidad sucedió durante todo este semestre es totalmente lo contrario (y todo este curso, el 1º medio, es testigo de ello).

¿Qué ocurrió?

Un grupo de “estudiantes” del 1º medio, partiendo por tres jóvenes de iniciales de nombre de pila M, V y M, líderes nefastamente agresivos y negativos, mismos que contagian a sus pares (todos varones) organizaron una fuga en patota de la sala de clases cuando faltaban 15 minutos para el toque de salida el día 19 de octubre. Era una hora de clase con este docente expulsado y esta fuga no fue más que el broche de oro del maltrato sicológico permanente que este grupo de jóvenes le propinó durante todo este semestre a este querido profesor;

Este mismo grupo o patota se encargó de instalar un clima de linchamiento emocional ininterrumpido y brutal en contra de la persona, la dignidad y la salud de este educador durante todo este año. Son líderes negativos que jamás le permitieron realizar una sola clase normal a este docente. Por lo mismo, este profesor ese día de la fuga de su clase de estos alumnos reacciona, y lo hace obviamente como un mecanismo natural de sobrevivencia y de defensa luego de soportar por casi seis meses los maltratos y humillaciones sistemáticas con que este grupo lo atacó sicológicamente clases tras clase.

Por esta razón, este profesor está hace ya casi más de un mes con una depresión severa, depresión que vino desarrollando desde el primer día en que le hace clases presenciales este año a este grupo de alumnos; es un profesor que hoy está emocionalmente destrozado, en la soledad de su casa, a causa de ese maltrato perverso ejecutado no sólo por esos alumnos, sino también ahora por la directora, por el Inspector General y por los gerentes comerciales del Colegio Alto del Maipo (incluyendo a sostenedores), dado que lo han echado a la calle SIN UN PESO EN SUS BOLSILLOS y bajo la amenaza inmoral de que sus antecedentes profesionales intachables serán manchados,  no importándoles a estos jefes malvados la pandemia ni la crisis económica de las familias de Chile ni el hecho de que este maestro está desde hace un mes con licencia médica por depresión severa causada precisamente por esas humillaciones que padeció a manos de una patota mínima de un 1ro Medio en un colegio vulnerable de Isla de Maipo.

Sin embargo, fue esta patota de jóvenes del 1º medio (todos hombres y de una edad promedio de 14 años), quienes a causa de sus reiteradas crueldades, maltratos y humillaciones, gatillan esa reacción desesperada (ese exabrupto emocional) del profesor ese día de octubre, así también esa depresión emocional severa que viene sufriendo durante este tiempo de aguantar esas humillaciones.

Lo que más duele es que todo esto daño se haga en este país dentro de una sala de clases, lugar en donde se educa y se forma a las nuevas generaciones, y duele más que este daño se le infiera a una persona buena que no se lo merece pues él no le hace daño a nadie, docente que hasta hoy no se ha podido defender luego de ser dañado impunemente por ese grupo de jóvenes, quien días atrás ha sido lanzado a la calle por sus jefaturas y por los dueños de este colegio como quien se deshace de una azulita desechable. ¡¡Qué injusticia más grande!! Tómese por favor en cuenta que lo dicho por el profesor incluyó tres exhabruptos tales como “no respondo preguntas huevonas”, “ustedes se han metido mis enseñanzas de decencia en la raja” y, finalmente, saben qué más, “váyanse a la cresta”, disparates por los que posteriormente pidió disculpas.

No es dificil darse cuenta de que estos disparates no fueron más que el resultado de una reacción emocional, obvia que cualquier persona que está sometida a una situación o dinámica relacional altamente estresante y permanente de humillaciones y maltratos suelta en algún momento, en que pierde el control de su voluntad.

Se trata de una patota de muchachos del 1º medio “A” del Colegio Alto del Maipo, una minoría, pero que contagiaba, negativamente al 90% de los varones de este curso presencial. Son los mismos que se fugan de la sala de clases sólo para atormentar aún más a este educador. Se fugan 15 minutos antes de terminar la clase, pero el Inspector General, P. H. B. y la directora, doña M. V. arguyen que un alumno había pedido permiso para ir al baño, como argumentan en su veredicto condenatorio espurio e ilegal, con el que expulsa a este docente, avalando así la impunidad y educando así para que quienes maltratan a alguien en Chile se queden riendo.

Escuchen, por favor, los siguientes audios, en que se escucha a la encargada de realizar el sumario o «protocolo» para expulsar al profesor:

Como han escuchado ella afirma que este sumario o “protocolo” estuvo VICIADO, que llegado a un punto este sumario “se chacreó”, que la decisión previa al cierre de ese “Protocolo” siempre fue “una carta de amonestación escrita” para el profesor, junto con pedirle a éste que además pidiera disculpas por su estallido emocional ante este grupo de alumnos fugados, nada más.

El profesor cumplió con la exigencia de pedir disculpas mediante una carta, la cual dirigió no sólo a este grupo de estudiantes que lo maltrató durante todo este semestre, sino a todos los alumnos del 1º medio y a todos los apoderados de este curso. No obstante esto la autoridad se encargó de torcer siniestramente lo acordado previamente, en ese Protocol o Sumario y  en el dictamen final le inventaron unas calumnias a objeto de deshacerse de él, a como diera lugar. El objetivo se transformó en echarlo a la calle, como un perro, sin un peso en sus bolsillos, después de 10 años de ejercer aquí como educador.

Es lo típico que hacen no pocos patrones y jefes abusivos e indecentes en Chile, con tal de eludir sus obligaciones con los derechos humanos y laborales de sus colaboradores(as) y para no pagar los años de antigüedad como corresponde.

Escuchen por favor cómo, esa misma autoridad máxima de este establecimiento,  denuncia EN ESTE AUDIO las maneras tránsfugas con que el Colegio Alto del Maipo, a través de acciones administrativas dolosas y desvergonzadas,  realizadas por sus propias jefaturas (con la venia obvia de sus SOSTENEDORES y gerentes comerciales)

Hasta hoy nunca se creó un Consejo Escolar en este Colegio

En lo referido a Convivencia interna y a la obligación LEGAL NACIONAL de contar con un CONSEJO ESCOLAR y de tomar en cuenta las voces de APODERADOS Y ALUMNOS. Es sabido que es LEY de la REPÚBLICA, para todos los establecimientos SUBVENCIONADOS de este país, desde HACE AÑOS, que los apoderados y alumnos deberían ser INFORMADOS  del SUMARIO realizado y de la consiguiente decisión tomada contra  este profesor. 

El Sumario incluye incluso FIRMAS FALSAS para hacerle  creer a la Superintendencia de Educación que este colegio subvencionado sí cumple con la LEY EN LO QUE RESPECTA A HACER PARTICIPAR AL CONSEJO ESCOLAR EN SUS DECISIONES, cuando en rigor este CONSEJO ESCOLAR NO EXISTE, NI NUNCA HA EXISTIDO EN ESTE ESTABLECIMIENTO financiado por el Estado. Este hecho es tan grave que incluso puede llevar a la Superintendencia de Educación a revocarle el derecho a funcionamiento como establecimiento financiado con dineros públicos.

Revolver a balines en la sala de clases y «la imagen» del Colegio

Este profesor es el mismo que  hace 35 o 40 días atrás, defendiendo a sus alumnos y alumnas, denunció ante la DIRECTORA M.V. y ante el INSPECTOR GENERAL, DON P.H. B. la tenencia de un REVÓLVER A BALINES EN PLENA SALA DE CLASES por parte de un alumno de 7º básico. Era un REVÓLVER de los mismos con que algunos adolescentes cometen en Chile ENCERRONAS y PORTONAZOS,

Este hecho constituye un delito, y el PROTOCOLO le ordena, POR LEY, a estas autoridades educativas, llamar INMEDIATAMENTE a CARABINEROS y/o a la PDI, protocolo legal del que estas autoridades se desentendieron y PASARON impunemente POR ALTO, ocultando los hechos por la “amenaza” de ver manchada la “imagen” del Colegio Alto del Maipo.

Ese silencio ante un delito ignora que es deber del Colegio velar por la INTEGRIDAD Y LA SEGURIDAD DE LAS NIÑAS Y NIÑOS DE ESE 7º Y DE LOS NIÑOSY NIÑAS DE TODOS LOS CURSOS DE ESTE COLEGIO. Callaron y ocultaron los hechos para proteger sus puestos, sus chequeras y para que este hecho delictual FLAGRANTE no salpicara la “excelencia” de $u GE$TIÓN GERENCIAL, en una actitud servil a unos sostenedores que se han enriquecido gracias a las subvenciones que reciben del Estado de Chile.

Impunidad por robo de celular en el Colegio

Se trata, en fin, del mismo profesor (al que obviamente tenían en la mira) que en julio del 2019, con el seudónimo de Micaela Huala, sacó la voz por una querida alumna mediante una carta que publicó en piensaChile, alumna brillante y de máxima excelencia humana, cuando en este mismo curso, un compañero le ROBÓ su celular de un mueble en el cual estaban todos los celulares del alumnado de este curso, por orden de un adulto,mientras se desarrollaba una prueba SOLEMNE (prueba administrada por adultos). Este robo fue denunciado al Inspector General (el mismo Inspector que ahora despide dolosamente al profesor que aquí defendemos) no encontró nada mejor para cerrar el caso ese día, que acusar a la propia víctima, de ser ella la culpable del robo, “por traer el celular al colegio”, educando así a un grupo de alumnos en la impunidad del robo. Ese día el Inspector despachó a todo el curso a sus casas, sin ningún intento por buscar al culpable. Es decir, haciendo educación al revés, en el Chile al revés.

Cuando vivimos en un Chile del «portonazo y de las encerronas» es una URGENCIA educar a las próximas generaciones para que se RESPONSABILICEN de sus acciones, para que APRENDAN A RESPETAR AL OTRO, A LA OTRA, a todo ser humano, resulta que en un colegio llamado Alto del Maipo, SU AUTORIDAD (no sus docentes) una vez más educan a sus alumnos para el irrespeto a la dignidad de otro/otra y para la más cínica e inentendible IMPUNIDAD.

¡Flor de país! ¡Flor de educación! Es que sus jefaturas “educativas” directas, nunca le perdonaron a este profesor, que además de educar, escribiera cartas a los medios. Menos le perdonaban, por ejemplo, que en esa carta de Micaela Huala se le enrostrara al propio Inspector General del Colegio Alto del Maipo su cinismo, inoperancia e incluso crueldad con la víctima, ese día del robo impune de su celular en una sala de clases de este mismo establecimiento. Es que las cartas de este maestro, tirado hoy como un perro a la calle por su jefa y su jefe, incomodaron y aguijonearon siempre las zonas carnosas de confort de la jefatura “educativa” directa, jefatura que en este colegio “educa” a los jóvenes de 14 años al revés.

¡¡Flor de educación para que tres manzanas podridas de un gran cajón llamado Chile, sigan pisoteando a cientos de manzanas buenas y luego de reventarlas se queden riendo y soltando un escupitajo veloz por entre sus colmillos!!

¡¡Flor de país!! ¡¡Nos espera un futuro esplendor con esta educación al revés!!   Exigimos respuesta AHORA!!

Nos hacemos cómplices de esta injusticia si guardamos silencio.

Hoy es el profe quien sufre. Mañana serán nuestros hijos e hijas, los que vienen al colegio a educarse en respeto, los que serán maltratados por unos matones y la autoridad hará la vista gorda o, como hacen hoy, ampararán y avalarán los maltratos de una patota en contra de un profesor. Y nosotras y nosotros, los apoderados no existimos, para estas autoridades turbias que lanzan a la calle al profesor  por decir un par de chilenismo (hartado al extremo por los maltratos sistemáticos de un grupo de jóvenes matones).

Nosotras esperamos que el Ministro de Educación y el Superintendente de Educación tomen cartas en el asunto y hagan justicia. Mientras no se solucione el caso, nosotras seguiremos denunciando. Esto del revólver a balines tapado por esta autoridad pone en peligro la integridad de todos nuestros hijos y/e hijas y, cínicamente, la jefa y el jefe de este establecimiento usan, a un profesor querido y admirado por la mayoría del alumnado, como chivo expiatorio para sentir con cinismo que cumplen con la ley en lo referido a convivencia, seguridad interna y respeto a la ley Aula Segura y a las garantías constitucionales de protección de la salud y la integridad, tanto de niños y adolescentes, como también, por supuesto, de docentes en este colegio subvencionado con dineros de todos los chilenos.

Saludan atentamente a usted,

Apoderadas x del Colegio Alto del Maipo

Compartir:

Artículos Relacionados

1 Comentario

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.