Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Historia - Memoria

El 4 de junio de 1932: sublevación de la Armada y declaración de la “República Socialista” 

Compartir:

El 4 de Junio es una fecha múltiple.  Recuerda el sacrificio de los obreros en la planta salitrera La Coruña,  la sublevación de la armada de guerra y el establecimiento de la autoproclamada “República Socialista”.

La aparición del salitre sintético,  obtenido en el curso de la  primera guerra mundial,  y  la  crisis mundial del capitalismo ante el colapso de la Bolsa de Wall Street en Estados Unidos,  produjo en Chile una situación catastrófica.  Miles de  trabajadores perdieron sus empleos y tuvieron que emigrar al resto del país en busca del trabajo que no encontraron;  tuvieron que ser  auxiliados con las ollas comunes  para no  morir de hambre.  Estas condiciones afectaron al resto de la sociedad,  incluidas las fuerzas armadas.  Producto de esto y del autoritarismo y abuso de la oficialidad,  la    tropa de la armada de guerra se rebeló en Talcahuano y Coquimbo;  de este hecho histórico dos  actores se nos vienen a la memoria:   el joven cabo Manuel Bastías  que años después, como militante de la legendaria Federación Juvenil Socialista,   fuese una de las primeras víctimas del terrorismo fascista,  y  el  predicador Metodista Joel Gallardo,  quien se hizo cargo de la dirección del buque “O’Higgins surto en la bahía de Coquimbo.

El alzamiento mal dirigido y peor ejecutado,  fracasó. Varios marineros fueron ejecutados en juicios  sumarios,  y  otros condenados a muerte,  entre ellos el  predicador Metodista Joel Gallardo, a  quien se le condonó la pena por las gestiones realizadas por los  Pastores Zóttele  y Torregrosa.

Todas las medidas de fuerza tomadas por los gobernantes de turno para dar confianza a las asustadas capas dominantes de la sociedad no lograron contener el ansia de justicia de los chilenos.  Las tradiciones de  lucha del  proletariado,   un campesinado que empezaba a reclamar su derecho a la tierra,  la dependencia a los intereses imperiales y la  crisis mundial del capitalismo, crean  las condiciones para un hecho histórico:  un grupo de  civiles y  uniformados,  encabezados por Eugenio Matte Hurtado  y el Comodoro del Aire  Marmaduque Grove,  se toman el Gobierno y establecen la autoproclamada “República Socialista” de efímeros doce días de existencia. Tras su caída y por  las enseñanzas que dejó esta experiencia,  se abrió la posibilidad de la creación de una gran fuerza política:  el 19 de Abril de 1933 inicia su vida el Partido Socialista.

El 4 de Junio de 1974, en la cárcel de La Serena donde estábamos recluidos centenares de “prisioneros         de guera”,  los cerca de 240 militantes socialistas presos,  a las 8 de la mañana,  estando en  fila para tomar el pobre desayuno que se nos daba, al pito de orden de la gendarmería, empezamos  a silbar la  “Marsellesa Socialista”,   emocionante hecho que a muchos nos hizo rodar lagrimas de hombre y de orgullo de ser combatientes y rendir con ello un homenaje a los caídos por el paso de la caravana de la muerte.

El autor es ex miembro del Comité Central del Partido Socialista.

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.