Equívocas cifras de ODEPA sobre exportaciones de semillas

– Chile multiplica semillas transgénicas de Monsanto, Pioneer, Syngenta y otros

Los semilleros transgénicos y convencionales figuran mezclados equívocamente en el estudio difundido por ODEPA hoy en su boletín abril 2014, sobre la temporada 2013/2014. A nivel oficial al Estado chileno le da lo mismo que se exporten semillas transgénicas o que se exporten semillas convencionales u orgánicas y tiene cero perspectiva respecto de los cambios que están ocurriendo en el mercado mundial, como por ejemplo, el rechazo de China al maíz transgénico, y su consiguiente devolución de millones de toneladas de maíz contaminado por transgénico el año pasado.

El estudio de Tomás de la Fuente publicado hoy induce a darle mayor importancia económica de la real a los semilleros transgénicos, como si todo el dinamismo de ese tipo de exportación estuviera ligado a la transgenia. Los ingresos de la industria semillera, agrupada en ANPROS (Asociación Nacional de Productores de Semillas), no sólo se deben al 58% de siembras de maíz transgénico, sino también a la exportación de semillas convencionales que productores chilenos desarrollan desde mucho antes de que hubiera transgénicos en el mercado. Estas semillas van fundamentalmente al mercado europeo, que rechaza los transgénicos, en cambio las exportaciones de semillas transgénicas van fundamentalmente a Estados Unidos, siendo distribuidas desde allí por Monsanto. Chile es un multiplicador de semillas, es decir, los semilleros multiplicadores deben importar las semillas transgénicas e híbridas patentadas por Monsanto/ANASAC Chile, Dupont/Pioneer, Syngenta y otros que subcontratan para esa tarea a agricultores locales. Recientemente uno de esos productores, José Pizarro, ganó una demanda a ANASAC/Monsanto que no cumplió cabalmente las condiciones del contrato de multiplicación de maíz transgénico, lo que quedó demostrado ante la Cámara de Comercio de Chile y fue refrendado por la Corte de Apelaciones. Aunque Pizarro comenzó trabajando en 2009 para ANASAC, eL 29 de enero de 2010 suscribió un documento de modificación de contrato en que todas las obligaciones del contrato podían pasar a ANASAC Chile, condición previa a la compra de ANASAC Chile por Monsanto realizada muy poco después.

Rechazos y bajas en exportación

El documento de ODEPA que citamos elude dar la cifra exacta (desagregada) total de cultivos transgénicos en Chile. Pero en los últimos años las exportaciones de maíz convencional de LimaGrain se han visto afectadas por contaminación de transgénicos y en más de diez oportunidades fueron devueltas a Chile desde Alemania, que las rechazó. Por ello resulta equívoco que la información oficial no esté desagregada y permita aquilatar en mejor forma los volúmenes de negocios de los semilleros transgénicos versus los convencionales. Los semilleros transgénicos, que contaminan suelos, afectando la salud de temporeros y de los futuros consumidores de esos alimentos, parecen sin embargo estar liderando las exportaciones.

La superficie total de semilleros a nivel nacional, registrada por la División de Semillas del SAG para la temporada 2013/2014, presenta un total de 43.362 hectáreas, que incluye ensayos, semilla certificada para consumo nacional y todos los semilleros de transgénicos e híbridos con destino a exportación. Esta superficie significa una baja de 16% en comparación con la temporada 2012/2013, año excepcionalmente alto, dado que Estados Unidos necesitaba complementar su producción propia de semillas.

 

Maule, la región más dañada

La Región del Maule lidera el daño en cuanto al número de hectáreas sembradas, registrando 17.474 hectáreas durante la temporada 2013/2014, lo que representa un 40% del total sembrado. Al comparar con la temporada 2012/2013 en esta misma región, hay una baja de un 25%. Las únicas regiones que registran aumentos en comparación con la temporada 2012/2013 son las del Bío Bío (10,2%), Los Ríos (1,6%) y Los Lagos (17,1%).

El informe es confuso respecto de la maravilla –que representa un 9% de la superficie certificada y el segundo cultivo en importancia por su extensión – señalando que ambos cultivos (el maíz y la maravilla) son transgénicos, sin consignar si en el caso de la maravilla se trata de un cultivo experimental o comercial.

Arica y los transgénicos

Según el informe, la superficie semillera de investigación en el valle de Azapa (Arica) supera las 240 hectáreas, frente a las 60 hectáreas que había en 2008. Sabemos que Monsanto y Pioneer/ Dupont son las empresas que investigan y cultivan transgénicos en el norte, a partir de subsidios del Estado. A esto hay que agregar las 500 hectáreas de terrenos de Pampa Concordia en Arica que se adjudicaron en licitación el año pasado durante el gobierno de Piñera, no mencionados en este documento. Esta superficie también sería sembrada con transgénicos, según información de agricultores locales del Valle de Azapa ya impactados por los cultivos de Syngenta que han desplazado a agricultores locales, talado olivos y encarecido el valor de la tierra a niveles nunca vistos para lograr actualmente las 240 hectáreas de transgénicos.

El documento completo de ODEPA puede consultarse http://www.odepa.cl/wp-content/files_mf/1400092688semillaAbril2014.pdf

Blog de la autora: www.periodismosanador.blogspot.com

Leave a comment

6 Comments

  1. Estimada, dentro de todos los desaciertos que acaba de publicar en esta nota, quisiera pregntarle ¿cómo entiende usted que un transgénico tolerante a insectos contamina más el suelo que un cultivo convencional, si precisamente está evitando el uso de agroquímicos? Usted habla de un agricultor que le ganó un juicio a una empresa, ¿podría usted referenciar el veredicto? Porque la realidad dista bastante de lo que las ONGs han publicado.

    Usted habla de la desagregación de las cifras, y sucede que en la fórmula de (PIB) Producto Interno Bruto de Schumpeter, este está dado por 2 componentes: crecimiento y desarrollo. Sucede que la multiplicación de semillas en Chile es una actividad agrícola con un alto input tecnológico, siendo de las pocas que aportan al desarrollo, y que precisa de la instrucción y capacitación de la mano de obra campesina ¿No le parece que consideremos eso también para desglosar? pues resulta que el sector agrícola es sensible, y la producción de semilleros en Chile deja mucho más dinero por hectárea que otras actividades agrícolas a las empresas locales multiplicadoras. Estas, a la vez entrenan a los campesinos cumpliendo con altos estándares a nivel mundial.
    Si usted le pregunta a las empresas que vienen a multiplicar semillas por qué escogen Chile, le responderán: porque son los mejores y por las condiciones edafoclimática y regulatorias únicas. Pero usted cree que piensa en verde y se cree todas las fotos con guaguas deformes que publican los radicales como Santandreu. Le comento que soy agrónomo, hice clases en la UC, UChile y Unicit, poseo un alto grado de consciencia ecológica, trabajo hace 11 años con GMOs, los he fabricado para mi tesis y evaluado, y si pensara mínimamente que son malos para el medio ambiente o para Chile, no me dedicaría a esto. Déjeme decirle que las cosas no son como usted las presenta, ni lo fueron antes.
    La invito a consultar fuentes de información imparcial, pues aquí el verdadero daño no está en la región del maule, sino en todo Chile, cuando se pone a disposición de gente que no sabe antecedentes irreales y juicios de valor basados en un solo lado de la moneda.

    1. No me hace falta tener conocimientos concretos sobre esta materia, para sospechar que Ud. Maurice Garnier, está pagado para comentar de la forma que lo hace. La gente que no sabe nada, no tiene a disposición ni siquiera el suelo que está pisando.
      Si Ud. mismo trabaja hace 11 años para evaluar las tesis y los resultados consisten, en cambiar un veneno por otro, su trabajo se limita a manipular el lenguaje a favor de los que le pagan para ello. de esta manera, está defendiendo Ud. a los criminales que destruyen la naturaleza.
      Los mapuches, cuando era libres, no necesitaban estudiar para saber como funciona la naturaleza, porque tenían un suelo donde poder pisar sin miedo a entrar en terrenos privados y sin miedo a ser envenenados por criminales foráneos.

      1. Podría decirme usted ¿qué tienen que ver los mapuches con los transgénicos? Es como relacionar el calentamiento global con los piratas… José García le pediré que la próxima vez lea bien antes de contestar, y que redacte un poco mejor, porque no se entienden mucho sus palabras. Yo he fabricado transgenicos para mi tesis, sin recibir ningún tipo de sueldo y si conflictos éticos, pues el conocimiento generado de ese trabajo, ha contribuido con la ciencia y el desarrollo de Chile.
        Buena parte de los transgénicos son poliploides ¿conoce usted las implicancias reproductivas de ello? y déjeme preguntarle ¿Acaso no come usted genes de bacterias y virus todos los días al comer cualquier alimento? ¿Acaso usted cree que las empresas han llegado a privatizar las semillas? Léase el convenio UPOV91 (http://www.upov.int/portal/index.html.es) y dese cuenta que sus alegatos no provienen sino de la desinformación. Aquí el verdadero crimen es la ignorancia. Usar palabras como “veneno”, “criminal”, “poder”, etc. sólo dan cuenta de su desesperación por multiplicar una idea carente de fundamentos, únicamente desde la emocionalidad que estas palabras conllevan. Siéntese un momento a pensar en lo que le digo. Saludos!

        1. El lenguaje que utilizamos la gente sencilla, es flexible y se puede entender de muchas maneras. Estoy seguro de que la mayoría de las personas que leyeron mi comentario anterior, han entendido lo que quería decir al nombrar a los mapuches. A los piratas los ha nombrado Ud. y no yo.
          El lenguaje técnico de los profesionales que trabajan en profesiones determinadas. Se utiliza en público, con la chulería que conlleva citar palabras que la gente no entiende, para sobresalir como persona muy culta.
          Supongo que su palabrita POLIPLOIDES, se refiere a los cromosomas que contienen la información genética de cada individuo (sea animal o planta).
          Sin poner en duda las buenas intenciones que Ud. pueda tener en sus investigaciones. Desconfío de las intenciones de las empresas que lo comercializan, porque ya sabemos que ellas se dedican a acumular dinero y poder, caiga quien caiga.
          Cuando China y también países europeos rechazan esos productos a los que se les ha alterado la información genética de los cromosomas, por algo será.
          El efecto más dañino de la radioactividad nuclear, es precisamente, la alteración de la información genética de los cromosomas.

          1. No ha contestado usted a ninguna de mis preguntas José García Peña. Intento dialogar con usted tomando sus argumentos, pero usted no me contesta.
            China y Europa importan y producen transgénicos. Sin embargo, cualquier país que importe un transgénico debe tener un registro para ese GMO. El rechazo de China a un transgenico en particular al que usted hace referencia no fue por considerarlo malo, sino porque no estaba registrado. Es más China es uno de los principales productores y fabricantes de transgénicos (en Europa también se fabrican), entonces argumentar de que China rechaza los transgénicos es falso. Muchas veces en Europa se ha rechazado un embarque de vino. Conocido es el caso de la viña Tarapacá Ex-Zavala, ¿Entonces usted diría que Europa rechaza el vino?

            Así de absurdo suena cuando se alega desinformado.

            Respecto de la radioactividad que menciona usted, déjeme decirle (en términos sencillos) que el motor de la evolución es la mutación, y la radiactividad induce a muchas mutaciones. Desde hace más de 50 años se utiliza la radiactividad para el mejoramiento genético vegetal, y no se considera biotecnología. La radioactividad es algo natural, no es ninguna manipulación, y tan sólo acelera la aparición de mutaciones que pudieran ser beneficiosas desde el punto de vista agronómico y que podemos seleccionar tal como en la mesopotamia seleccionaron el trigo. Es más, una proporción importante de cítricos y de flores han sido mejoradas gracias a la exposición a fuentes radiactivas.
            Por último, y aunque no tiene nada que ver con el tema GMO, los sitios donde han ocurrido desastres como Chernobyl, hoy son reservorios de diversidad genética, primero porque el hombre ha dejado esos sitios, y segundo, porque la radiación incrementa la diversidad genética.

            Si usted pretende alimentarse de especies que no tengan su información genética alterada, morirá de inanición, pues ya sea por mejoramiento clásico o moredno (biotecnológico), el resultado siempre es un cambio en la información genética de los cromosomas que usted señala, luego todo ser vivo tiene algún cambio a nivel genético.
            Con esto pretendo señalarle que buena parte de los temores reflejados por la opinión pública hacia los transgénicos, si bien son válidos, provienen de la desinformación y de la difamación carente de fundamento y de pruebas. Si existieran ONGs a favor de los transgénicos así como las hay en contra, hace rato que la opinión pública habría cambiado a favor, pues se habrían desvelado todos los mitos al respecto. Sin embargo, no existe una sola persona en Chile a quien le paguen un sueldo jornada completa por defender a los transgénicos, pero muchos a los que sí se les paga por trabajar contra ellos. ¿Sabe usted de dónde viene ese dinero para pagar los sueldos en ONGs anti GMOs en Chile? No de Chile, porque atenta contra nuestro desarrollo económico, sino del otro lado del atlántico. Ahora es donde usted debe preguntarse por buenas o malas intenciones, cuando hay fondos extrangeros que buscan frenar el desarrollo de la economía agrícola de Chile.
            Con esto le doy otra cosa para pensar…
            Saludos!

  2. Don Maurice: La principal razón para fabricar un transgénico por parte de una empresa XX, es asegurar la venta permanente en el tiempo de esa semilla y los pesticidas y herbicidas que van amarrados a su cultivo, además de percibir royalties por las patentes, si es que adquiere las semillas digamos, en el comercio, y que le tengan que comprar a esa empresa la semilla todos los años. Estos objetivos se logran de la siguiente manera: 1.-Incentivando al comprador a través de ciertos argumentos de venta tales como que va a tener que gastar mucho menos en herbicidas y pesticidas porque la semilla emite su propio veneno 2,- Porque además le vende el herbicida fabricado especialmente para eliminar las hierbas que compiten con su semilla obteniendo mayores rendimientos ya que la planta es resistente a este herbicida. Lo que no dice es lo siguiente: 1.- El herbicida o pesticida que vende es venenoso en extremo no solo para los bichos sino también para la especie humana y se concentra en sus flores, frutos y hojas. 2.- Cada año que pasa los bichos y malezas se hacen más y más resistentes al herbicida que la planta tolera, por lo que el agricultor tiene que multiplicar sus aplicaciones inundando la pradera con venenos que van al aire, las napas subterráneas y los alimentos. 3.- Las semillas son ESTERILES y el agricultor tiene que volverlas a comprar todos los años.
    El resultado a través del tiempo ha sido: 1.-Rendimiento decreciente en la producción 2.- Contaminación masiva 3.- Quiebra de los pequeños productores.
    Todo esto está debidamente respaldado por la literatura científica sobre el tema.

Send a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *