Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Sobre el asesinato del sindicalista Juan Pablo Jiménez 

Compartir:

CNT, Santiago, 25/02/13.- ¿Cuántos casquillos de bala se pueden encontrar en el suelo al caminar por la ciudad de Santiago? ¿Cuántos orificios de bala podemos encontrar en las paredes de Santiago de Chile?, ni siquiera a los esbirros de la DINA o la CNI se les ocurrió una mentira como esa.

De esta manera la policía chilena ha justificado el asesinato del dirigente sindical Juan Pablo Jiménez efectuado el jueves 21 de febrero en la comuna de San Joaquín en Santiago.

¿Qué hubiera ocurrido si la bala estuviera depositada en la cabeza de algún empresario o gerente? Otra habría sido la reacción del gobierno y los medios de comunicación empresariales.

Tendremos que seguir luchando, en nuestros sindicatos, en las empresas y en la calle con este crimen impune sobre nuestras espaldas, en este Chile de «balas perdidas» y líderes sociales asesinados, donde la inseguridad de los trabajadores y el pueblo poco importa ante la inseguridad de los ricos y sus lacayos.

Cuidado con las balas perdidas porque no solo se incrustan en el cuerpo de los luchadores sociales sino también pueden afectar a otros y profundizar la inseguridad de este Chile de las desigualdad social extrema, donde se arrebatan las tierras a los mapuches, donde no existe libertad sindical y donde las cárceles están hacinadas con hombres y mujeres de pueblo, y los ladrones y asesinos de cuello y corbata están libres y gozando de buena.

– El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Osvaldo Herbach Álvarez, Secretario de la CNT, Chile y ex Secretario General Adjunto de la CLAT

El autor es Director de la CNT

Fuente: Rebanadas de Realidad

Compartir:

Artículos Relacionados

3 Comentarios

  1. Fermín.

    Absolutamente de acuerdo con el contenido del artículo. Pero, comento; si incluso hubiera sido una «bala perdida», la situación es igualmente grave, por que, tal realidad es el reflejo del tipo de modelo de vida al que han llevado al país estas dos derechas, la concertación y el actual gobierno. No sería la primera vez que una persona que vive en sectores populares es alcanzada por una «bala loca», producto de la descomposición y cultura de violencia, que se vive en muchas poblaciones, también reflejo del modelo impuesto, lo cual en definitiva sirve a la clase dominante, por que es una forma de control social y si es necesario, recurren al lumpen, generado por ellos mismos, para amedrentar y reprimir a los jóvenes y demás personas que lucha por sus derechos. Ejemplo de lo anterior, se vivió producto de las tomas de colegios, cuyos ocupantes fueron atacados por lumpen contratados por alcaldes con dicha finalidad.

  2. rosa

    Necesito mas informacion con esta noticia estoy muy inteesada .. me ayudarian es para una tarea

  3. Jorge Oyarzun

    Mas allá de toda explicación mediocre, dada por la policía . Se debe saber la verdad, investigar como corresponde. Pues la bala por muy loca que sea, tiene un ejecutor y al el se debe llegar. Para eso esta la policía civil. Pagada con dinero de todos los chilenos. Hagan su trabajo como corresponde, porque cuando hacen espectáculos lo hacen muy bien.
    La única forma de lograr salir de la mediocrecidad, es haciendo bien las cosas, mas cuando nos paga el estado.
    Por la paz de todos y la tranquilidad de la familia afectada, se debe llegar a la verdad.

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.