Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Teniendo el corazón en el fútbol 

Compartir:

Si Dios viniera de nuevo a la tierra, debería venir como
jugador de  fútbol o a lo menos como
entrenador, si quisiera tener algún éxito en los corazones  humanos del género masculino.

El país entero  volcó
cuerpo, alma y  emociones casi a nivel
paroxístico, sobre el tema de los mineros enterrados y su rescate,  pero la real pasión nacional ha quedado de
manifiesto solamente ahora con el cuento del fútbol.

Esto quedó claramente retratado en los líos políticos entre
el Presidente y las Cámara donde se quiere hacer una investigación al
Presidente, para averiguar si intervino en las elecciones de la Asociación Nacional
de Fútbol Profesional. ¡ Ojalá le pusieran el mismo empeño en modificar el
Sistema Binomial  y algunas otras
cosillas!

Yo me confieso ajena al tema, pero creo que cualquiera que
quiera liderar al pueblo chileno y a otros pueblos, debe partir por ganar su
confianza en el sentido que está remando para el mismo lado que las multitudes,
es decir colmando sus deseos de que su equipo favorito se luzca y gane y tenga
dirigentes con los que el pueblo se identifique, o si no está frito.

Los chilenos de a pie no creen mucho en la patria, sienten
que es un concepto ajeno que ampara  los
intereses de la elite.  Respecto la
religión y las mujeres, todos se confiesan de algún credo y amante de sus
hogares.  En la práctica no somos tan
coherentes, no tenemos mucha idea en  lo
que creemos, excepto cuando estamos con el agua al cuello y hacemos alguna
manda, o gritamos: ¡Virgencita, por favor, ayúdame! Mamáaaaaa

Y con respecto al hogar y la mujer, el hombre chileno no es
muy cooperador, es bastante polígamo, y somos las mujeres las que
tradicionalmente criamos a los hijos, aunque trabajemos.  Si tenemos más éxitos que ellos, no lo
digieren bien,  además creen que las mujeres
tenemos una especie de vocación instintiva que viene en el ADN por criar hijos,
cambiar pañales, limpiar la casa y hacer los trabajos desagradables. Entonces
la vengancita va por buscarse una pololita, para poder soportar a la bruja que
le recuerda que se casó con un hombre, no con un niño.   Otro aspecto que las mujeres creen que es
una venganza es pasarse el Domingo en la tele viendo fútbol.  Pero me acabo de dar cuenta de que no es así,
es solo que esta actividad refleja las reales emociones de su corazón. Porque
hay una sola cosa a la que no desertan, a su equipo de fútbol. El corazón del
chileno está en su equipo, está en el Colo, en la U, en la
UC en el Everton…

¡ Qué insulto para la
hinchada ha sido el hecho que los clubes de fútbol al igual que todas las
organizaciones de la sociedad se hayan transformado en corporaciones con
acciones que se transan en la bolsa y cuyas políticas son tomadas a la luz de
especulaciones bursátiles!

Los autodenominada 
izquierda odia particularmente a Piñera, por formar parte de la elite de
derecha y ser rico a morir y otros detalles. 
Yo creo que la cosa es más profunda, lo odian porque metió la mano en el
club más popular de Chile, el que tiene el indio ese que todos queremos negar
en nuestra sangre, en el escudo.

Colo Colo, Colo Colo, el equipo que ha sabido  ser campeón…..
Es como si descubriéramos que Satanás es socio del Cielo
S.A. Eso es como hacer pipí en la sopa o hacerse en el piano, es como burlarse
en un entierro, es una ofensa que no tiene nombre.

Me dicen que Hinzpeter le restó  importancia al tema de la posesión de
acciones del Colo por Piñera.  Si
realmente lo pensó, quiere decir que no entiende mucho respecto a las fuerzas
emocionales que mueven a este pueblo. 
Bueno, en realidad  en su pega de
Ministro del Interior no le pagan para ser 
empático, le pagan justo para lo contrario, para ser un Rottweiler y
mantener la cosa en orden, y mientras menos empático, mejor. Y hace muy bien su
papel, quizás un poco demasiado. Es tan desubicado respecto a sentires
populares que cree que un Ministro del 
Interior puede llegar a ser Presidente, porque le cuelgan ansias
presidenciales. Como si un perro guardián 
se convirtiera en Lassie así por arte de magia y todo el mundo se
tragara el cuento.

Otro insulto tamaño grande, es que un ciudadano español,
capaz de demandar a su padre, para expandir sus negocios, sea el presidente de la Asociación Nacional
de Fútbol Profesional. Hay actitudes que no se ven bien ni en Chile ni en
España.

Ya estábamos hasta la madre con Endesa, la Telefónica, el Banco de
Santander y ahora el fútbol. Y todo esto es producto de la internacionalización
de los capitales y del poder y la apertura de nuestro país, dadas las leyes tan
generosas y abiertas para los extranjeros, especialmente si son ricos y vienen
por el DL 600 (1)

Yo no sé si en España aceptarían que un chileno fuera el
Presidente del Fútbol español, me temo que no. Pero aquí en América somos tan
abiertos que nos bancamos a todos los extranjeros que vienen a instalarse como
golondrinas, emigrando cuando les conviene, llevándose todas sus ganancias a su
madre patria, sin poner el corazón en los temas.

Así el contenedor de las emociones del pueblo, el equipo de
fútbol donde los ciudadanos, principalmente varones, proyecta su imagen y
entrega su corazón, se ha convertido en una "Señorita de Compañía de esas
pagadas" y además manejada por personas ajenas al corazón de la comunidad.  Y no solo ajenas, sino que provocan malestar.

Con estos agravios en el corazón, el legislativo ha dejado
todos los otros problemas de lado para investigar los manejos en el futbol.  Los medios de comunicación nos han dado como
caja con el tema, el público se distrajo y sigue la polémica con atención.

Y, para variar, se distrajo la atención nacional con un
escándalo mediático, porque este escándalo nace de un corazón realmente herido,
el de los hombres de Chile. ¿Pero, justificará este hecho el abandono de la
atención a otros temas  que nos siguen
penando?

Tengo un primo que es un 
famoso  activista internacional
por los Derechos Humanos, y con el cual nos escribimos de vez en cuando.  Detrás de su fama se esconde el hincha
fanático de un equipo de provincia que siempre anda rasguñando la caída a 2ª
división. Durante  el Mundial, recibí un
correo contándome que él, cuyo fanatismo por el fútbol ha sido memorable y
jamás ha sido puesto en duda, no había querido ver el Mundial porque se había
transformado en  un negocio capitalista
de la peor especie, donde lo que primaba era el dinero por sobre la excelencia
deportiva.  Además  alrededor de las sedes se habían desarrollado
todo tipo de negocios relacionados con el tráfico de drogas, y mujeres y niños
para la prostitución.

Yo nunca había pensado en el tema de ese modo, pero el
hombre estaba horrorizado y me transmitió su profunda pena por renunciar a una
afición que desde niño le había iluminado la existencia. Pero este fue el modo
de protestar, porque sin consumidores  no
hay negocio, le puso cabeza al corazón, se negó a cooperar y apagó la TV.

Solamente ahí empecé a entender algo de la emoción que hay
involucrada en este fenómeno que es el fútbol, y el calado de las heridas  que en los corazones de  los hinchas, debe producir la
mercantilización de sus clubes favoritos. 
Pero mientras los hinchas paguen y prendan la TV, el negocio va a seguir
galopante e hinchando el bolsillo de los accionistas.

Bueno, mi sentido pésame al género masculino nacional,  e internacional  y ojalá canalicen esta frustración
empatizando y colaborando con otros que amamos la patria  con todo lo que contiene incluyendo el fútbol
y estamos igual de frustrados, y  que por
las mismas razones estamos dispuestos a apagar el televisor.
Noviembre, 2010

Nota:
(1)DL 600 Estatuto de Inversión Extranjera

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.