Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Noticias

Vallespín, lo que tu sembraste… 

Compartir:

Con dos cruces de madera en la mano, cada una con el nombre de un trabajador salmonero muerto, otro trabajador, aún activo y no “cesante” como lo indicara la Radio Bío-Bío de Puerto Montt, encaró al Diputado Patricio Vallespín diciéndole: “Mira…esta es parte de la cosecha de lo que tú sembraste…”.

Todo esto, en las afueras del recinto donde la CUT-Llanquihue conmemoró el 1 de Mayo, Día de los Trabajadores, en Puerto Montt.

Así comenzaba la “funa” de los trabajadores salmoneros al principal responsable político de la crisis social y ambiental que, como único legado, está dejando la Industria salmonera, hoy en total bancarrota.

Patricio Vallespín, uno de los “iluminados” de la Juventud Demócrata-Cristiana (JDC) de los años ’80, se desempeñó como Intendente de la X Región de Los Lagos desde inicios del siglo 21 y en ese rol presidió la Comisión Regional de Medioambiente (COREMA). En el año 2004, su firma aparece en la Resolución de Calificación Ambiental que rechazó la solicitud de ampliación de producción presentada por el centro de esmoltificación (producción de salmones juveniles) denominado “Ralún del Este”, en el Estuario del Reloncaví.

La razón para el rechazo fue la presencia de un avanzado deterioro del sitio donde se encontraba emplazado el centro propiedad de la empresa TRUSAL, como fondos anaeróbicos, basuras no-degradables y presencia de fauna indicadora de contaminación orgánica 1.

Centro “Ralún del Este”. Empresa TRUSAL. Estuario del Reloncaví
El centro “Ralún del Este” se encuentra sólo a 5 kilómetros de la desembocadura del Río Petrohué, en el saco del Estuario del Reloncaví. El río es un importante cuerpo de agua que, sin embargo, no fue capaz de limpiar la acumulación de desechos que generaba un centro dedicado sólo a la producción de salmones juveniles.

Es decir, ya en el año 2004, el “iluminado” Patricio Vallespín estaba en antecedentes de lo que era capaz de causar un centro de producción salmonera en el medioambiente acuático marino, mucho antes de la crisis del “piojo de mar”, de la epidemia de virus ISA y del desarrollo de “zonas muertas” en diversos puntos del Mar Interior de Chiloé, que aún no se quiere reconocer.

En el año 2006, ya electo Diputado por Puerto Montt, presidió la “Comisión Investigadora” del comportamiento ambiental y laboral de la Industria salmonera, a pesar de que Vallespín siempre se opuso a esta iniciativa del diputado (PS) Fidel Espinoza y gatillada por una brutal represión a la Huelga que ese año mantenían los trabajadores de AQUACHILE y las denuncias de destrucción ambiental emanadas desde la pesca artesanal.

Dirigiendo la “investigación” sobre la “exitosa” industria, Vallespín no tuvo reparo alguno para boicotear cualquier avance que pudiera alcanzar esta “investigación”. No permitió que la Pesca Artesanal exhibiera, ante la Comisión, un video con tomas submarinas que mostraban cómo las empresas salmoneras convertían en basurero industrial el fondo del Estuario del Reloncaví, cómo morían progresivamente los recursos pesqueros bentónicos como consecuencia de la contaminación salmonera y cómo se plagaban de salmones escapados las aguas del Estuario.

Por el contrario, en plena “investigación”, Patricio Vallespín entregó personalmente trajes de agua con el logo de la empresa salmonera MARINE HARVEST  a pescadores artesanales de Cochamó y luego acarreó a toda la “Comisión Investigadora” a la Cena de Gala con que la “exitosa” Industria salmonera celebró sus 20 años de presencia en Chile. Sólo no participó, de aquel “ejemplo” de imparcialidad y de ética, la Diputada Clemira Pacheco. El resto de los “investigadores”, con Vallespín a la cabeza, se fue a investigar que tan ahumado estaba el salmón ahumado…

En esta “investigación” del año 2006, en la que participé demostrando, ante la Comisión en pleno Congreso Nacional  en Valparaíso, cómo las empresas salmoneras falsificaban y adulteraban las Declaraciones de Impacto Ambiental con las que “demuestran” la viabilidad ambiental de sus proyectos, se alcanzó un acuerdo final que señalaba que la gestión ambiental de la Industria salmonera mejoraba si se solucionaban los PROBLEMAS DE CONECTIVIDAD EN LA ISLA DE CHILOÉ, es decir, si se reparaban los caminos que son destrozados por los propios camiones salmoneros, si se tiraba un puente sobre el Canal de Chacao, el último “tótem” que le queda en pié a la Concertación en toda la Isla. Si ocurría todo eso, las salmoneras dejarían de contaminar, de destruir los bancos naturales, de ocupar aguas ilegalmente, de producir por encima de lo autorizado, de usar compuestos cancerígenos en sus labores productivas.

Eso fue lo que se alcanzó tras 6 meses de trabajo en la Comisión Investigadora encabezada por el Diputado Vallespín…

Entonces, el “éxito salmonero”, que pagaba $ 200 mil mensuales por 12 o 14 horas de trabajo diario de pié, que hizo de la Región de Los Lagos la ANTEPENÚLTIMA en Desarrollo Humano entre todas las Regiones del país, que dejó a un 70% de los habitantes de Cochamó bajo la línea oficial de la pobreza, ese “éxito” siempre tuvo su base en políticos como Vallespín.

Pero increíblemente, el día en que fue “funado” por los trabajadores salmoneros en Puerto Montt, Vallespín venía saliendo de un acto donde fue PREMIADO por la CUT-Provincial Llanquihue, presidida por Doris Paredes (PS), por su aporte al mundo del trabajo que sólo conoce la presidenta provincial de la CUT: la Comisión Investigadora de las prácticas laborales de la Industria salmonera, también presidida por Vallespín, culminó su trabajo el año 2008, cuando los últimos trabajadores que se creían el cuento (la CONATRASAL) se retiró de la Mesa por la falta de resultados en la misma. La “exitosa” Industria salmonera ni siquiera fue capaz de comprometerse a pagar los salarios a tiempo a sus trabajadores.

Quizás si el premio fue motivado por la presentación de un proyecto en que Vallespín sugiere que los trabajadores, puestos hoy en el 5º lugar de los beneficiados por los remates de empresas en quiebra, ahora ocupen el TERCER lugar. Con eso le bastó y le sobró a la CUT para otorgarle un premio al autor de tan “iluminada” idea.

Hoy, Patricio Vallespín aconseja a los trabajadores de la organización OLACH-CONATRASAL de pedir sus propias concesiones acuícolas como fórmula de paliar la cesantía causada por el derrumbe de la Industria que lo invitó a su Cena de Gala hace apenas 2 años.

Así, los trabajadores legitiman a una industria abusiva. Los que fueron explotados y perseguidos ahora tendrían la oportunidad de explotarse y de perseguirse a sí mismos y de controlarse, entre ellos, los minutos que demoran en ir al baño para descontárselos de sus propios salarios.Podrán poner a sus propias esposas o madres en turnos nocturnos si están embarazadas o tienen  hijos pequeños…podrán acusar de “robo” a los dirigentes de los sindicatos que ellos mismos integran…Quizás si se puedan torturar, también, unos a otros…

Cuando Vallespín y yo éramos universitarios, los “iluminados” pertenecían a una JDC que estaba presidida por… Felipe Sandoval. Nada es casual en la vida, de acuerdo a lo que me ha tratado de enseñar una de mis  hermanas, que es monja.

Porque parece, ya definitivamente y tal como lo señala el maestro Rubén Blades, “palo que nace doblao…jamás su tronco endereza”.

Programa Salmonicultura
AGO – Pescadores Artesanales de Aysén
Aysén, Chile
Mayo, 2009.

“No se puede corregir a la naturaleza.
Palo que nace dobla’o,
jamás su tronco endereza”
(Simón, el Gran Varón)
– Rubén Blades –

* Fuente: El Ciudadano

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.