Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Chile : Transantiago no cumple 

Compartir:
Otras dos boletas de garantía -más de 5 millones de dólares- serán cobradas al Administrador Financiero del Transantiago (AFT) por incumplimientos en los contratos del Transantiago. A eso se sumará otra multa por el cobro de “pasaje adulto” a estudiantes, tras el fallido proceso de revalidación del pase escolar.
“El ministerio de Transportes inició un proceso para sancionar al AFT por el cobro indebido de tarifa adulta a estudiantes de la Región Metropolitana, producto de la falla en el sistema de validación del pase escolar, más de 190 millones de pesos”, reconoció a la prensa el ministro de Transporte René Cortázar. “No basta con aplicar multas al AFT sino que se necesita el compromiso y soluciones urgentes”, dijo. Pero a pesar de extensas reuniones aún no hay una solución global para el cuestionado sistema de transportes.

René Cortázar se ha reunido privadamente con los presidentes de los bancos que componen el AFT y otras empresas. En la última reunión con los bancos, Cortázar habría pedido a éstos “sacar a Sonda del AFT”. Dio plazo a los bancos para que “propongan otro proveedor tecnológico”. El ministro pidió un programa con “soluciones concretas y plazos definidos”. “Hay un compromiso de los principales accionistas de los bancos del AFT. Ese compromiso ha surgido en estas conversaciones que he tenido con ellos y me han dado seguridades de que habrá un programa con medidas concretas y plazos definidos para responder a todas las inquietudes tecnológicas que tenemos respecto del sistema”, señaló. ¿Pero cumplirá el AFT, cuando anteriormente no lo hizo? ¿Qué garantías dio el AFT al gobierno? ¿Es que acaso las autoridades y el ministerio no pueden exigir a las empresas y bancos que cumplan sus contratos e instalen la tecnología que efectivamente ganó la licitación?

AFT tiene un “nuevo plazo” de una semana para “corregir problemas”. Según Cortázar, el AFT “tomó el compromiso hacer un giro con firmeza”. “Estoy a la espera de estas propuestas concretas, que son indispensables para que el Transantiago pueda superar la grave situación en que se encuentra”, dijo. Anteriormente, las autoridades dijeron muchas cosas y el Transantiago simplemente no funcionó y no funciona. Según la prensa, el ministro también se reunió con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para discutir la posible inversión de recursos en Transantiago, lo que es visto como una forma de solucionar esos graves problemas.

Escolares sin tarjeta y déficit millonario

Se dice que recién el 31 de mayo los estudiantes mechones recibirán su pase escolar. Miles han cancelado “pasaje adulto”. “El dinero se les devolverá”, dice el AFT. Antes de Transantiago, los alumnos presentaban su “certificado de matrícula” y les cobraba “tarifa escolar”. El propio encargado del pase escolar de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB), Raúl Bravo, reconoció que debió solicitar al AFT “tarjetas provisorias” para miles de escolares. Más de 35.000 estudiantes, que revalidaron su Pase 2006, no pudieron pagar la “tarifa escolar”. Los validadores se empecinaron en cobrar el pasaje completo. AFT se comprometió a solucionar el problema, pero no lo hizo en el plazo. “Sólo deben volver a pasar por el proceso de revalidación para resolver la situación”, dijo el gerente Francisco Casas. Tampoco eso funcionó. A más de 20.000 escolares se les entregó un “pase provisorio”. Sólo medidas parche. La Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) y la Asamblea Nacional de Estudiantes Secundarios (ANES) repudiaron la situación. Algunos incluso han señalado que la verdadera cifra de pases no revalidados y con problemas es bastante superior a los números oficiales: serían cerca de 500.000.
 
Pero Enrique Méndez, gerente general del AFT, desmintió a la JUNAEB. Raúl Bravo dijo a la prensa que el AFT le debía a la institución 200.000 pases. “Aseguramos que el AFT no sólo ha cumplido plenamente con la cantidad de pases escolares comprometidos en contrato, sino que lo ha hecho en tiempos menores”, dijo Méndez. Pero nadie le creyó, ni siquiera las autoridades del ministerio. El AFT no sólo no ha entregado todos los documentos, sino que a eso se suman graves fallas registradas en los validadores y en el proceso de revalidación de los pases escolares.

El déficit del Transantiago supera los 10 millones de dólares en los dos primeros meses de implementación. “La información que he analizado es más bien qué está ocurriendo con los flujos del Transantiago, a través de sus propios ingresos y sus propios costos. He señalado que en el primer mes de aplicación, en febrero, tuvo un excedente de cuatro millones de dólares, que el segundo mes ha tenido un déficit de 14 millones, y que a medida que se vayan conociendo la información sobre los resultados financieros del Transantiago los vamos a ir dando a conocer”, señaló el ministro Cortázar. Según el Ministerio de Transportes, el déficit ha sido paliado íntegramente gracias a la “reserva técnica”. Pero el ministro de Obras Públicas, Eduardo Bitrán, explicó en el Congreso que “se ha realizado una asignación extraordinaria de 10.000 millones de pesos al Transantiago, aunque no se ha tocado ni un sólo peso de la inversión presupuestada para las regiones”. Tras el desastre en Aysén, luego del maremoto, las críticas al aumento de dineros para Transantiago se han acrecentado desde todos los sectores políticos.

Sonda y el Software

“Sorprendentemente Sonda a pesar de estar completamente cuestionada sigue manejando Transantiago”, reconocen algunos asesores del gobierno. “Y es que Andrés Navarro posee mucho poder, un poder que atraviesa amplios sectores políticos, algunos bastante conocidos y otros no tanto”, agregan.

El ingeniero dueño de Transporte Inteligente Multimodal (TIMM), Roberto Sone, socio del multimillonario mexicano Carlos Slim, sigue acusando a Sonda, la empresa de Andrés Navarro, de usar su tecnología para ganar la licitación del Transantiago y, una vez adjudicada, sustituirla. Ya es un hecho de la causa que el soporte tecnológico que Sonda implementó no es el prometido, ni con el que ganó la licitación. “Todos lo saben pero el Ministerio aún no toma medidas concretas”, ya se dice en los pasillos de La Moneda. Todavía nadie puede controlar frecuencias, ni la localización de los buses, los software no están funcionando, nadie controla la evasión, entre otros graves problemas.

TIMM, posee gran experiencia en la solución tecnológica para el transporte público y las tarjetas inteligentes. Junto a su socia, la transnacional ERG, están presentes en Hong-Kong, Singapur, Melbourne, Roma, Beijing, San Francisco, Washington, Estocolmo y Sydney, entre otras importantes ciudades donde la tecnología y el transporte sí funcionan. “A principios de 2004, la compañía japonesa NEC adquirió la franquicia de la empresa de Sone y Slim para vender la tecnología en Latinoamérica. Así, el sistema desarrollado por Roberto Sone fue probado con éxito en el Transmilenio de Colombia, en Curitiba (Brasil), y como prototipo en Argentina”, se atrevió a publicar La Nación, tras más de un año de conocidas la denuncia de Sone. 

En abril de 2005 se adjudicó la licitación del AFT. Sonda presentó documentos entregados como oferta técnica incluyendo la tecnología de TIMM, pero le informó a Sone que su empresa “había quedado fuera del negocio”, reseñó La Nación. Las autoridades del gobierno de Michelle Bachelet y las del anterior gobierno de Ricardo Lagos, saben que la propuesta presentada por Sonda ante el ministerio, en el Formulario 5.7, Antecedentes del Proveedor o Integrador Tecnológico, dice: “Sonda y NEC han desplegado sus mejores esfuerzos internos, convocando equipos de trabajo de una gran experiencia y compromiso necesarios para este tipo de proyecto. Del mismo modo, se ha invitado a participar a dos importantes consorcios extranjeros, ambos con una amplia y exitosa experiencia en diferentes lugares del mundo, implementando, con probada calidad técnica y respuesta a compromisos de plazos, soluciones integrales absolutamente equivalentes a las requeridas por Transantiago. Ellos son Siemens y TIMM”. Sonda fue más lejos y reseñó la experiencia de TIMM en el mundo en proyectos de gestión de flotas, algo que Siemens no podía hacer pues sólo posee experiencia en switch transaccional y clearing.

Sonda ha incumplido los contratos y, mientras tanto, tampoco ha sido capaz de instalar una tecnología eficiente. Incluso contrató a proveedores que adaptaron componentes de distintas tecnologías tratando de integrarlos, sin resultado. Sus incumplimientos traspasan las fronteras: Ecuador, México, Brasil y Costa Rica han sufrido los embates de la empresa Navarro. Roberto Sone señaló hace algunas semanas en Chilevisión, que estaba “en condiciones de ofrecer en un plazo máximo de 120 días la tecnología necesaria para operar la flota en las condiciones establecidas en las bases de la licitación del Transantiago”. “La única solución tecnológica dentro del marco de la legalidad de las bases, oferta técnica y contrato de adjudicación del AFT, es la de TIMM, que fue ofertada, evaluada y ponderada con un 6,3, y además, adjudicada en la licitación. Eso se mantiene vigente hasta ahora, pero no ha sido cumplid por el AFT”, nos dice el abogado de TIMM, Mario Soazo.

A estas alturas Bachelet y el ministro Cortázar ya saben cuál es la solución para Transantiago. Pero, ¿se atreverán a reconocer que no fiscalizaron a tiempo? ¿Enmendarán el “error” que padecen diariamente millones de usuarios y que ya ha cobrado varias vidas?

Publicado también por La Insignia. Chile, abril del 2007.     
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.