Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Caso Spiniak: ese manto espeso que llamamos impunidad 

Compartir:
La justicia, señor ministro, no es más que pura mierda, quizá por eso complace tanto a Spiniak.
Todo indica que comienza el epílogo de una de los casos  que mayor conmoción ha causado en nuestro país. Las depravaciones sexuales a que Claudio Spiniak sometía a niños y jóvenes en situación de calle, tuvieron derivaciones que sacudieron al mundo empresarial y especialmente a la clase política chilena, por cuanto hubo en su momento acusaciones fundadas que vinculaban al empresario y sus bestiales prácticas sexuales con empresarios y dirigentes políticos relevantes. Sólo esta semana se comprobó en tribunales que el empresario sí tenía vínculos que iban más allá del puro ámbito de lo comercial como señalaba Tuma, por cuanto en tribunales Spiniak señaló que fue financista “de gran parte” de la segunda campaña electoral del actual diputado por el PPD Eugenio Tuma.

Más atrás en el desarrollo de este caso, quedó la figura compleja de Gema Bueno, denunciante de abusos sexuales que habría protagonizado el Senador UDI Jovino Novoa en su contra, senador que logró –aparentemente- desvirtuar casi todas las acusaciones y circunstancias que declaró Gema Bueno, “casi”, porque si la memoria no falla, lo único que no logró desvirtuar fue las condiciones en que la Gema Bueno logró establecer con precisión detalles físicos del senador que nadie más que no hubiese intimado con él estaba en condiciones de revelar.

Como sea, a primera hora de esta mañana el ministro en visita Víctor Valderrama decretó una “condena” de cinco años y un día en contra del empresario Claudio Spiniak, esto, como autor de cuatro abusos sexuales contra menores de edad. A diferencia de las líneas de investigación y las acusaciones formuladas por su antecesor en el caso –el ministro Sergio Muñoz-  Valderrama ha decidido eliminar la figura de asociación ilícita, estupro, incitación a la prostitución, violación y producción de material pornográfico, aparentemente por no haber podido acreditar esos delitos.

Spiniak, que lleva tres años en la cárcel de alta seguridad en Santiago, podría salir en libertad provisional una vez que la corte de apelaciones de Santiago y posteriormente la corte suprema analicen la condena decretada en esta primera instancia. Es posible también, pero ya poco importa, que apelen a esta resolución tanto el Servicio Nacional de Menores como el Consejo de Defensa del Estado. La verdad es que todo indica que Spiniak, quien se “abastecía” de la carne tierna de niños en situación de calle, para abusar sexualmente de ellos de todas las maneras imaginables, verá otra vez la libertad desde el próximo mes de septiembre.

Irrisorio es, por decir lo menos, que uno de los aspectos que sirvieron de atenuante para la baja pena propuesta por Valderrama sea la irreprochable conducta anterior del detenido. Esto indica que las dos detenciones que registraba Spiniak antes que estallara el caso que lo haría tristemente célebre no alteraron de manera negativa la percepción del ministro Valderrama.

El autor es dirigente de la Organización Planeta Luchin www.planetaluchin.cl

e-mail del autor: planetaluchin@hotmail.com
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.