Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

El gran paro: boicot latino contra Estados Unidos 

Compartir:
Protesta mundial el 1 de mayo

 “Sucede que el 1º de mayo a Estados Unidos se les va a hacer realidad la película ‘Un día sin mexicanos’. Esto quiere decir que ningún migrante trabajará ese día allá y han solicitado a sus connacionales (o sea nosotros) que no compremos nada estadounidense ese día. Es lo menos que podemos hacer por esa gente que prácticamente está manteniendo a nuestros países con las remesas. ¡Vamos, un día sin latinoamericanos!”.

El correo electrónico viene dando vueltas por el mundo durante la última semana. De México a Nicaragua, de Finlandia a Chile, de Italia a Grecia. Como nunca antes, lo que parecía apenas un iluso argumento para una película de ficción, podría convertirse en realidad este lunes.
La indignación de la mayoría de los 30 millones de inmigrantes latinos en Estados Unidos -más de 12 millones de ellos ilegales- estalló con la dura política de Bush que ha criminalizado a los indocumentados que piden respeto, una ley migratoria justa y una mínima valoración al aporte que hacen a la economía local. La enorme masa laboral -y consumidora- pretende hacer sentir su poder precisamente en la economía más poderosa del mundo.

Power mexicano
La idea no es otra que extender la idea del film ‘Un día sin mexicanos’ a un día sin hispanos. La película del Sergio Arau estrenada en 2004, es mezcla de sátira y crítica social acerca de las caóticas y desconcertantes consecuencias para Estados Unidos de carecer, de un plumazo, de la fuerza de trabajo latina en las tareas para ellos reservadas: recolección de frutas, basura, cuidado de jardines, limpieza de casas y oficinas o cuidado de niños.

La comunidad mexicana es, sin duda, una de las más importantes en tierras de Bush. Y si es un relevante engranaje en la economía “güera”, lo es todavía más para su propio país de origen. Los inmigrantes aztecas en Estados Unidos generan nada menos que 20 mil millones de dólares en remesas, cifra que supera por lejos la cifra anual de inversión extranjera en el país de Fox, dato que alcanza los 12 mil millones dólares.

Sin embargo, en el Congreso estadounidense debate una ley empujada por los republicanos -considerada anti-inmigrantes por la comunidad latina-, que ya fue aprobada por la Cámara de Representantes el 16 de diciembre pasado. Dicha legislación, alegan los hispanos con y sin papeles, tacha a los inmigrantes como criminales.
“El día 1 de mayo nadie debe trabajar, ningún estudiante debe asistir a clases y nadie debe vender ni comprar nada para mostrar el gran poder de la comunidad de inmigrantes y presionar por una reforma humana”, ha sostenido el vocero del Movimiento Latino USA, Juan José Gutiérrez. “Buscamos libertad y justicia, y demandamos una completa igualdad para todos los inmigrantes”, añadió Gutiérrez, respaldado por la Hermandad Mexicana Nacional, la coalición Answer y la comunidad afro de Nueva York, ente otros.

“Queremos que nuestros hermanos latinos sepan que pueden contar con nosotros”, sostuvo la semana pasada Charles Barrón, asambleísta de la comunidad negra de Nueva York, rodeado de dirigentes sindicales, líderes civiles y religiosos de Nueva Jersey y Connecticut. La coalición por los ‘Plenos Derechos de los Inmigrantes’ exigió al Presidente George W. Bush y al Congreso estadounidense parar las redadas de los inmigrantes indocumentados.

No todos apoyan -pero tampoco rechazan- el ‘gran paro americano’. Unos por presión empresarial, otros por considerar que “no es el momento adecuado”, otros por el temor a despidos masivos en el Día Internacional de los Trabajadores que, a diferencia de lo ocurre en Chile y en casi todo el mundo, en Estados Unidos no es feriado. Allá, curiosidad gringa, el 1 de mayo se conmemora en… septiembre.
Inmensa minoría
Pese al temor a las redadas y la represión que acusan de desplegar al gobierno estadounidense desde que se realizó el llamado a paro y se efectuó, el 25 de marzo, una marcha de un millón de personas en protesta contra la política migratoria, una encuesta de la firma García Research Associates reveló que el 71% de los latinos está de acuerdo con el boicot comercial convocado para el 1 de mayo. Sólo el 11% se mostró contrario a la idea.

Mientras la contraofensiva empresarial ha silenciado a las radios con la amenaza de retirar los avisos publicitarios si continúan promoviendo el ‘gran paro’, la coalición de Estados Unidos por la libertad y justicia ‘The Rights Working Group’ ha denunciado que la reforma migratoria del Senado tiene “trampas” que socavan las libertades civiles y los derechos humanos de cada persona: otorga poderes especiales no supervisados al Poder Ejecutivo, elimina beneficios a refugiados, víctimas del tráfico de personas y otros grupos vulnerables.

En algunas áreas de aquel país, en las que el número de migrantes ilegales es menor, ya se han promulgado leyes con las que se les niega el acceso a los servicios sociales y, encima, aplican políticas de deportación de indocumentados. Nada bueno cuando se estima que para una población que crece anualmente al 30%. A ese ritmo, para el año 2125 habrá más hispanos que blancos (no hispanos) en Estados Unidos.
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.