Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

La cínica propuesta previsional de la SOFOFA 

Compartir:
Durante las últimas semanas, hemos sido testigos de una seguidilla de declaraciones y propuestas acerca de la reforma al sistema de pensiones en Chile en el marco de una serie de encuentros entre la llamada “Comisión Marcel” y un abanico bastante amplio de organizaciones sociales, empresariales, centros de estudios y economistas. Sin embargo, una de las propuestas que más llama la atención por lo descabellado e impresentable es la realizada por la SOFOFA.

Esta entidad empresarial propuso a la Comisión rebajar hasta en un 100%, es decir, a cero, las cotizaciones de los trabajadores de hasta 25 años. Esta medida es absurda puesto que desconoce la falta de incentivos que tienen los jóvenes para ahorrar en los años en donde destinan la mayor parte de su ingreso al consumo. Es decir, la propuesta de la Sofofa no toma en consideración éste que es uno de los más importantes déficit del sistema, basado casi exclusivamente en la capitalización individual. En este marco, para obtener mejores pensiones lo obvio sería justamente incentivar la cotización de los más jóvenes. La única lógica de la propuesta de la SOFOFA es, obviamente, reducir el costo de contratación de los jóvenes, pero, no para aumentar el empleo sino para incrementar el uso del trabajador barato y lleno de energía, a fin de continuar con la maximización de las ganancias que es la meta de esa organización empresarial que no representa a los trabajadores sino a los empresarios. En la misma línea va la propuesta de aumentar a 65 años los años de jubilación de las mujeres y el que los trabajadores con lagunas en sus cotizaciones, aumenten a un 15% sus cotizaciones provisionales. Bueno es darse cuenta que prácticamente casi todos los trabajadores presentan lagunas, por lo que, finalmente, dicha propuesta no es más que proponer que los trabajadores destinen una porción mayor de su exiguo ingreso al capital que manejan las AFPs.

Estas propuestas de exclusivo beneficio del capital y no del trabajo tienen su máxima expresión en los argumentos del ex ministro y creador de las AFPs, José Piñera, quien ha planteado que para optimizar los sistemas de capitalización individual, los trabajadores deberían comenzar a trabajar a los 15 años. Es decir, la idea es trabajar de los 15 a los 65, para rentabilizar el negocio privado de las AFPs, al mismo tiempo que las personas deben olvidarse de tener juventud y adolescencia, para llegar a viejos con jubilaciones más que indecentes. Y cuando algunos planteamos nuestra preocupación por las nuevas formas de esclavitud, se nos mira con recelo y se nos tilda de terroristas.

No está de más recordar que esta propuesta de la SOFOFA está muy en línea con la fracasada ley francesa del primer empleo, conocida como el Contrato Basura, que pretendía instaurar el despido sin justificación para los jóvenes. Sin embargo, esta norma fue desechada gracias a la acción y movilización de la sociedad civil francesa que desde las calles denunció el retroceso histórico que implicaba esta política “laboral”.

Es importante estar atentos a este debate y seguir presionando para que se acojan una serie de medidas destinadas a crear un pilar solidario del sistema y  una real garantía estatal para las pensiones mínimas, además de aumentar la competencia y la eficiencia del sistema de pensiones para realizar una real reforma previsional.

El autor es economista.
Artículo escrito para Universidad de Chile Noticias.

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.