Haití se desangra mientras la Comunidad Internacional mira para otro lado (p’a Venezuela)

Manifestantes haitianos piden ayuda a Rusia y China y queman una bandera de EE.UU.

.

Religiosos de Haití advierten de que la violencia en el país «clama al cielo con voz potente»

.

Cinco generales del actual gobierno son veteranos de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (Minustah), donde Brasil jugó un papel determinante entre 2004 y 2017.


16 de febrero de 2019
Haití, la nación más pobre de todo el Continente Americano, lleva 8 días sumida en un auténtico caos. Miles de personas se han echado a las calles para pedir la dimisión de su presidente, que fue elegido en unas turbias elecciones a las que solo acudió a votar el 21% del electorado, y que ahora está implicado en un grave caso de corrupción junto a gran parte de su Gobierno.

Estas movilizaciones han derivado en graves altercados violentos como el saqueo de comercios y que han dejado al menos 9 muertos en los últimos días. Sin embargo, la llamada “Comunidad Internacional” ve en el presidente de Haití,  Jovenel Moise, un aliado en la guerra emprendida por Donald Trump y el resto de países satélites de Estados Unidos, contra Venezuela.

De hecho, Moise, fue uno de los primeros en reconocer al títere golpista Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela”.

Los manifestantes piden que se tomen medidas para solucionar la grave crisis que atraviesa el país caribeño, agravada recientemente por una fuerte depreciación de la moneda local. Pero la gota que ha colmado el vaso han sido las supuestas irregularidades en el programa Petrocaribe.

Este programa, impulsado por Venezuela, ofrece petróleo a precios ventajosos a varios países americanos. Fue impulsado por el Gobierno de Chaves con el objetivo de ayudar a países pobres como Haití a mejorar su situación económica y Haití comenzó a formar parte del proyecto en 2008.

Sin embargo, una auditoría presentada la semana pasada por el Tribunal de Cuentas reveló irregularidades entre 2008 y 2016 en este programa y señaló a 15 altos cargos del Gobierno por este caso.

Además el propio presidente también estaría implicado a través de una empresa que él mismo dirigía hasta justo antes de acceder en la presidencia, en 2017.

Mientras tanto, el presidente se dirigió a la nación en un mensaje, que fue emitido en la televisión estatal, asegurando en tono amenazante va a “luchar para restablecer la paz y la estabilidad”. “No dejaré el país en manos de pandillas armadas y traficantes de drogas”, aseguró.

*Fuente: DigitalSevilla

Artículo publicado en Corrupcion, Derechos Humanos y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.