Emotiva despedida brindaron en Chile a médicos cubanos

Tomado del diario La Discusión
Chile

Emoción, lágrimas y múltiples reconocimientos. Esa fue la
tónica de la despedida que el Servicio de Salud Ñuble y el Hospital Clínico
Herminda Martín brindaron a la Brigada Médica Cubana Henry Reeve que deja
Chillán (Chile) para volver a su natal Cuba y emprender una nueva misión de
ayuda humanitaria.

La brigada médica arribó a Chillán el pasado 16 de marzo,
con el fin de apoyar las tareas clínicas que se desarrollan a diario y a la vez
ampliar la oferta de camas disponibles. La dotación de profesionales estuvo
compuesta por 34 profesionales entre los que se cuentan, médicos, enfermeras,
tecnólogos, psicólogo y personal administrativo.

De este modo, el aporte del equipo de salud cubano en
Chillán se materializó en 1.285 intervenciones quirúrgicas y 29 mil atenciones
de especialidad. En tanto, considerando el hospital instalado en Rancagua, la
cifra se eleva a más de 3 mil intervenciones quirúrgicas y 79 mil atenciones.

En la oportunidad, sólo hubo palabras de reconocimiento y
agradecimiento. “Todos conocemos el aporte que estos profesionales de la salud
han brindado a Ñuble durante estos meses. Somos testigos de la dedicación y
empeño que han prodigado este tiempo. Su solidaridad y calidez nos han hecho
más grato este tiempo, lleno de exigencias y constantes desafíos. No es fácil
ponerse de pie luego de una caída. Por eso, se agradece cuando contamos con
amigos que nos tienden una mano en los momentos duros. Que el ejemplo de
nuestros amigos cubanos nos inspire en la tarea que aún tenemos por delante”, comentó
el Director del Servicio de Salud Ñuble, Dr. Jaime Guzmán.

Por su parte, el Director del Hospital Clínico Herminda
Martín, Dr. Rodrigo Avendaño, destacó el aporte de la brigada en momentos
particularmente complejos.

“Despedimos a la Brigada Henry Reeve con mucho afecto, porque su
colaboración fue fundamental. Primero en la importante labor asistencial
realizada en los días posteriores al terremoto y luego, con su ayuda en la
resolución de listas de espera de especialidades, realizando más de mil intervenciones
quirúrgicas a usuarios y usuarias de Ñuble. Durante ocho meses interactuamos
con un equipo de excepción, que nos permitió conocer más de su cultura y
compartir conocimientos, en un ambiente de camaradería y de solidaridad que por
medio de estos representantes, demostró el Gobierno Cubano con nuestro país y
en especial con Chillán”.

En tanto, el Dr. Juan Carlos Andux, jefe de la brigada
médica recordó con emoción lo transcurrido estos 8 meses.

“Llegamos cuando el Aeropuerto de Santiago aún estaba
cerrado. Compartimos la experiencia de ser el primer hospital de campaña en
Chile, primero en Rancagua y desde el 16 de marzo acá en Chillán, y al parecer
seremos el último en irnos. Para nosotros es una experiencia inolvidable el
compartir con los profesionales chilenos y con el pueblo el amor y el cariño.
Vinimos a compartir, Cuba no da lo que le sobra, Cuba comparte lo que tiene.
Veníamos del terrible terremoto de Haití que cobró la vida de 250 mil personas
en sólo 10 minutos y no escatimamos en venir a prestar nuestra ayuda al hermano
pueblo de Chile. Nos unen muchos lazos de amistad”.

El Dr. Andux también recordó que coincidentemente, Cuba
también ayudó a Chile luego del Terremoto de Valdivia en 1960. “50 años después
volvimos a este hermano pueblo, por el terremoto del 27 de febrero. Agradecemos
eternamente al pueblo chileno el calor y el cariño que nos han transmitido”,
comentó.

En Santiago, el presidente del comité de Defensa Ciudadana
de Chillán, Nelson Videla, visitó el Ministerio de Salud para hacer entrega de
cinco mil firmas reunidas por la entidad en Chillán para pedir que la
delegación siga un tiempo más en la ciudad.

La Brigada
Henry Reeve instaló un hospital de campaña en la capital de
Ñuble, tras el terremoto que destruyó la torre quirúrgica del Hospital Herminda
Martín.

Chillán (Silla del Sol en mapudungún) es una comuna de la
zona centro Sur de Chile y capital de la Provincia de Ñuble.

En acto masivo rancagüinos despidieron a la Brigada Médico
Cubana “Henry Reeve”


Tomado de El Pulso,
de Rancagua

Después de casi nueve meses de solidaridad activa, durante
las cuales practicaron miles de intervenciones en el hospital de campaña
instalado en Rancagua, regresan a su patria los médicos cubanos de la Brigada Henry Reeve,
que llegó a Chile pocas horas después del devastador terremoto y maremoto del
27 de febrero.

Esta brigada, integrada por 36 trabajadores de la salud,
entre ellos médicos y personal de apoyo, fue despedida en la tarde de este
sábado gimnasio Hermógenes Lizana de Rancagua por un centenar de vecinos y
autoridades de Rancagua y de la
Región, que no quisieron estar ausentes de tan importante
acto de agradecimiento a este contingente humano que demostraron su espíritu de
humanismo, solidario e internacionalista.

En la cita de despedida estuvo presente la gobernadora de
Cachapoal, Marie Jeanne Lyon; el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto; el
subsecretario de Redes Asistenciales, Dr. Luis Castillo; la Embajadora de Cuba en
Chile, Ileana Díaz-Argüelles, el jefe del grupo médico internacionalista, Dr.
Juan Carlos Andux; el director de la Brigada Médico Cubana en Rancagua, Dr. Carlos
Pérez; el Seremi de Salud, Dr. Francisco Daniel’s; el director del Servicio de
Salud O’Higgins, Dr. Claudio Caro; el Senador Juan Pablo Letelier; el diputado
Juan Luis Castro, la presidenta del Consejo Regional Rancagua del Colegio
Médico de Chile, Magali Pachecho, entre otras autoridades.

Médicos de diversas especialidades, enfermeros, técnicos
integran esta la
Brigada Médica Cubana que trajo consigo su aprovisionamiento
como tiendas de campaña, instrumental, equipos y medicamentos, para durante
nueve meses entregar sus servicios profesionales de alto nivel, lejos de sus
familias, de su patria, llegando a realizar en la región más de 50 mil
atenciones médicas y más de mil 700 cirugía, es por esto y por la labor que
realizaron es que el Director del Servicio de Salud O’Higgins, Dr. Claudio Caro
agradeció la entrega de la
Brigada Henry Reeve diciendo:

“Cuando conocimos a la Brigada Cubana me
llamó la atención la buena relación que existía con las unidades, con la gente,
y las buenas relaciones siempre van a dar buenos frutos. Cuando tenemos un objetivo
en común -que en este caso eran los pacientes- aquí había una necesidad en
salud de la gente que ustedes supieron responder adecuadamente y nos dieron el
apoyo para que nuestra población saliera adelante. Por eso quiero agradecerles
su labor, estoy muy contento con el trabajo que 
nos brindaron, se esforzaron y cumplieron cabalmente su misión. Siento
pena porque se van mucho más que médicos, se nos van amigos, pero los esperamos
y en cualquier parte que estén cuenten conmigo 
y esperamos encontrarnos en otra oportunidad”.

En el acto oficial de despedida, la municipalidad de
Rancagua en manos del alcalde Eduardo Soto, entregó las llaves de la Ciudad a los miembros de la Brigada “Henry Reeve”,
recibiéndolas el Director del Hospital Cubano en Rancagua, Dr. Carlos Pérez,
así la municipalidad se sumó a los agradecimientos para el pueblo cubano que ya
dice adiós.

“Especialmente agradecido, ellos se ganaron el corazón de
los rancagüinos, no solamente por haber estado atendiendo a tantas personas;
sino por la forma de hacerlo; nos han dado 
una  muestra de solidaridad que
supera barreras ideológicas y distancia. El cariño de la ciudad ha estado
presente en una serie de encuentros  que
durante estos mesen nacieron espontáneos para agradecer lo que han hecho por la
ciudad, por la región y el país. La entrega de las llaves es la distinción que
expresa claramente el más alto significado que esperamos que vuelvan pronto”,
dijo el alcalde Eduardo Soto.

Cabe destacar que la Brigada Henry Reeve
es un contingente internacional de médicos especializados en situaciones de
desastres y graves epidemias, y surgió como parte de la ayuda humanitaria que
los médicos cubanos en representación del pueblo de Cuba le ofrecían al pueblo
de los Estados Unidos tras el paso del huracán Katrina por el sur de ese país.

La brigada lleva su nombre por el patriota neoyorkino Henry
Reeve que luchó y cayó luchando por la independencia de Cuba.

Después del terremoto del 2005 en Pakistán, estos médicos
partieron hacia ese país para brindar su ayuda.

En enero de 2010 partieron hacia Haití y a principios de
marzo de 2010 la brigada viajó a Chile para solidarizar con las víctimas del
terremoto del 27 de febrero de este año.

Luego de exponer cómo se formó la Brigada Henry Reave,
el Director Hospital Cubano en Rancagua, Dr. Carlos Pérez en sus palabas de
despedida dijo, “nos queda la satisfacción del deber cumplido, además queda el
amor de los rancagüinos y del pueblo chileno en general por la labor que hemos
hecho acá, un esfuerzo extraordinario; quizás no todo lo que hubiéramos
queridos hacer, pero si con un gran esfuerzo y el cariño de todos los médicos
que colaboraron luego del terremoto. Se ha formado un lazo muy fuerte y lo ha
demostrado esta despedida y además muchos momentos donde las personas nos
demostraron su gratitud y cariño (…) haber recibido las llaves de la ciudad
significa un honor, un privilegio, un reconocimiento al trabajo de la Brigada y para todos ha
sido un orgullo haberlo recibido”.
19 Noviembre 2010

*Fuente: CubaDebate

Artículo publicado en Noticias. Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.