Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Cultura

Día Internacional de la Mujer y las mujeres de Tarapacá 

Compartir:
Este jueves 8 de marzo la CUT provincial conmemora el Día Internacional de la Mujer con un acto a realizarse en la plaza Condell. Esta conmemoración de las luchas por los derechos de las mujeres tendría su origen en un hecho trágico acaecido en Estados Unidos, donde un grupo de obreras en huelga mueren quemadas en la fábrica en la que trabajaban. En su memoria se establece la fecha del 8 de marzo. En realidad las luchas femeninas por derechos laborales y el derecho al sufragio se vienen desplegando en el mundo desde el año 1908 y en diversas fechas.

En nuestro caso, la presencia de la organización y de  las luchas femeninas en Tarapacá es muy temprana. Las primeras organizaciones femeninas son las réplicas masculinas de las mutuales de socorros mutuos decimonónicas, que tenían como objetivo la ayuda mutua dada la carencia de leyes sociales efectivas; organizaciones que, no obstante carecer de propósitos de lucha, tienen la virtud de ser escuelas de aprendizaje de organización.

A partir de mayo de 1905 Recabarren inicia una serie de artículos en la prensa obrera, donde pone de relieve la lucha por los derechos de la mujer, destacándose como pionero en esta esfera. Cuando Recabarren funda en Iquique el Partido Obrero Socialista en 1912, entre las impulsoras del nuevo partido obrero se encuentran también mujeres, en primer lugar su compañera, Teresa Flores; la muchacha estudiante del Liceo de Niñas Rebeca Barnes; la modista Melania Rodríguez; la escritora María Espíndola de Muñoz. Lo propio realizan en la oficina Abra, las pampinas Domitila R. de Pérez, Isabel álvarez y Jacinta Godoy, quienes impulsan allí al naciente partido obrero.

Estas precursoras de las organizaciones femeninas reciben alborozadas las conferencias de la librepensadora española Belén de Sárraga, que visita nuestra ciudad el año 1913. El 17 de abril de ese año, Teresa Flores, junto a Juana A. de Guzmán, Nieves P. de Alcalde, María Castro, Adela de Lafertte, Ilia Gaete, Pabla R. de Aceituno, Margarita Zamora  y Luisa Zavala, fundan el Centro Femenino y Anticlerical "Belén de Sárraga", la que marcará un hito relevante en las luchas femeninas.

El año 1917 la FOCh, la Federación Obrera de Chile, crea el Consejo Federal Femenino. En la pampa salitrera su accionar adquiere una mística muy propia y las mujeres fochistas se organizan vistiendo un uniforme de color azul con cuello marinero a franjas rojas, impulsando la organización de las mujeres en comités de dueñas de casa. A partir del año 1918 aparecen las primeras huelgas de "cocinas apagadas" en apoyo a las huelgas obreras; huelgas en que las mujeres sacaban acuerdos de negarse  a cocinar y de apagar las cocinas de quienes la encendían echándoles agua por las chimeneas. También tenían como táctica cruzarse en las huellas y vías férreas cuando en la oficina se lograba reunir a rompehuelgas. En otras ocasiones atacaban directamente a los krumiros. El año 1923 un grupo de obreras fundan en el cantón norte la Federación Obrera Femenina, la que se incorpora a la FOCh, sección Negreiros. Ese mismo año, Teresa Flores es elegida la primera mujer dirigenta nacional de la FOCh.

El impulso tal vez más potente por la lucha de los derechos de la mujer se provoca con la fundación del MEMCh, el Movimiento Pro Emancipación de la Mujer Chilena, surgido el 11 de mayo de 1935 en Santiago. Este vasto movimiento adquiere sus propias peculiaridades en la pampa salitrera. Sus impulsoras en Tarapacá son Clara Condori, Amalia Cortéz, Blanca Williams, Elsa Sánchez, Carmen Briones, Juana Contreras, María Ponce y otras trabajadoras.

El año 1936 el MEMCh conmemora en Santiago por primera vez el Día Internacional de la Mujer, fecha que desde entonces se realiza  año tras año en nuestro país, incluso bajo la dictadura pinochetista. En una década el MEMCh adquiere presencia en casi todo el país. En Tarapacá llega a tener medio millar de adherentes. Clásicas son sus luchas reeditando las legendarias "huelgas de cocinas apagadas" y los castigos que propinaban a los rompe huelgas en la década del 40. Bajo la dictadura un valioso ramillete de mujeres iquiqueñas son las valientes impulsoras de la solidaridad hacia los presos políticos y por la libertad. Como podemos ver el aporte de la lucha femenina en Tarapacá ha sido más que relevante en el sinuoso camino de la conquista de sus derechos.
*Articulo publicado en Diario 21 de Iquique
Enviado por Virginia Vidal

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.