Decreto 701: La destrucción del bosque nativo o El gran regalo de la dictadura a las empresas forestales

Es muy interesante el comentario de Tomas Mosciatti, para poder contextualizar el conflicto que viven nuestrxs hermanxs en el Wallmapu, que además de las Forestales, también tienen que convivir con la arremetida de mineras, celulosas, termoeléctricas, represas, etc. Plantaciones de eucaliptos y pinos (entre otras especies no nativas) en territorios usurpados que actualmente rodean a las comunidades en resistencia, violencia diaria que es acallada por la prensa, ya que como dice el comentario de Bio-bio, las plantaciones de este tipo secan la tierra y las napas subterráneas.

Es muy cotidiano y ya casi «normal» que en el pueblo chileno se escuche: «-No, si los mapuche son flojos, -El estado les regala todo, -No les basta con las becas que les dan, -Les regalan tierras y no las trabajan, -Son todos curaos»; y así un sinnúmero de disparates y estupideces que se basan en la ignorancia con respecto al tema. La tierras una vez recuperada (o devueltas) no se puede llegar y trabajar, lxs hermanxs primero la dejan descansar, que repose después de todo el tiempo de explotación sufrida para el beneficio y «progreso» de algunxs… El/la mapuche por esencia es un/a protector/a de la Ñuke mapu (madre Tierra), su lucha no es porque si, es por recuperar, cuidar y mantener su cultura milenaria, es por esto y mucho más que se hace un llamado a SOLIDARIZAR con lxs hermanxs, que viven la represión, usurpación de sus vidas al igual que nosotrxs por parte del capitalismo y su brazo derecho la social-democracia.

 

 

Artículo publicado en Agua y Alimentos, Medioambiente, Pueblo Mapuche y etiquetado , , , , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.