Dios nunca ha sido una buena persona.

El camino de la Iglesia no ha sido fácil……..

Engañar con la ignorancia, hacer de la superchería un diploma universal que se reparte como si de un superocho se tratara, instalar iglesias para llenarlas de creyente asustados, práctica habitual desde hace muchos siglos, la convierten sencillamente en una especia de condena para miles de millones, que por tantos años han creído en ella.

Creerle a la Iglesia en sus asuntos fundamentales ha estado acompañado mayoritariamente de los que sostienen el poder, pues la Iglesia desde el papa hasta el casi último funcionario han sido parte de algún proceso o modelo donde el miedo era indispensable, finalmente de eso se trata. No digamos que la Iglesia es el “viejo del saco”, pero que asusta a los niños………si los asusta.

Los senderos diseñados desde los pulpitos para que puedan transitar el buen pastor con las blancas ovejas son tortuosos, muchos están sembrados con afilados cuchillos, aplicación de tortura, prácticas familiarizadas con el veneno, peleas que dejaron sus hígados al aire por conflictos de poder, reparto de botines de guerra.

La Iglesia es una institución manejada por hombres, y eso los hace igual a otras tantas iguales. Un cura en Somalía NO vive con un dólar diario, vive con algo más. Es imposible que con dos dólares viva un cura en Togo, necesita algo más. Un cura en Chile no vive con el salario mínimo, con eso no llega a fin de mes. Esa es la realidad de la Santa Iglesia.

Cuenta la historia que durante los primeros siglos los cristianos fueron perseguidos, vilipendiados, mirados en menos, alimentaban a los leones, obligados a vivir asustados, expulsados de las primeras ciudades, arrinconados en barrios marginales, digamos en la periferia de las grandes ciudades, pero hay un momento en que les llegó la suerte, una buena mano con las mejores cartas, evidentemente todas mascadas que es así como se gana los mejores partidos y pasaron a ser perseguidores y no dudaron en consumar el Concilio de Nicea del año 325 donde pusieron orden entre tantas y tantas disputas teológicas y coincidieron que había que conquistar el mundo y se lanzaron, y lo que vino fue el sonado reino de Dios, un poder desbocado para hacer regalado antojo y gusto la mayor influencia para controlar casi lo absoluto del poder, esas naturales influencias y evidentes manifestaciones pasiones por el lujo y el lucro……… a la orden del día.

Cuanto pecado no confesado, cuantos delitos sin condena, Voltaire calculó en su tiempo que la religión causó más o menos un millón de muertos por siglo, quedemos en que la cifra no es menor.

En el Concilio Ecuménico de Florencia de 1442, de arrogante ignorancia, analfabetismo y falta de tolerancia, se inscribió “La Santa Iglesia Romana cree firmemente, confiesa y proclama que nadie fuera de la Iglesia católica, sea pagano o judío, no creyente o separado de la unidad, participa de la vida eterna, sino que cae en el fuego eterno que ha sido preparado por el demonio y sus ángeles, a no ser que se incorpore a etta antes de la muerte”

En la historia de Chile la Iglesia no ha sido tolerante, todo lo contrario, ha sido violenta y no se habla ni se trata que los curas anden todos armados con pistolas o machetes, se habla de Iglesia que no dejaban que en sus cementerios pudieran ser enterrados otras personas que pensaban diferente, o que sencillamente comían carne el día de viernes santo, o lechuga amarga.

Hay un Chile que se ha construido pensando en el derecho de todos, un país laico donde los ciudadanos se sientan amparados en su forma de ver la vida, donde no se les asuste con el infierno mientras por la tierra la corta vida. Felizmente las ciudades y los pueblos crecen en ciudadanos, porque pasan por alto uno de los diez mandamientos y tratan de borrar lo que dijera el fundador del Opus Dei, Josémaría Escriva de Balaguer: “El matrimonio es para la clase de tropa y no para el estado mayor de Cristo”…………clasismo puro y duro.

La Iglesia tiene ese detalle particular de estar atenta siempre a todo aquello que intente provocar una fisura entre sus dogmas, (sabemos que Dios es una entelequia) y también entre sus negocios, porque si hay que rescatar es que las sotanas no le hacen ningún asco al papel que no tiene color ni olor ni sabor, digamos que el banco Ambrosiano es una mejor foto que los juegos Diana.

A los curas, en su gran mayoría les gusta el dinero, son dueños de millones de hectáreas de terrenos y el Estado los ha tocado siempre con su varita mágica de no pagar, pasan por benefactores, no pagan, algún remilgo debe existir abandonado desde antes de la Constitución de 1925 o firmado bajo las velas en la casa de los presidente.

Nada más malo que el imperio de los dogmas, nada más terrible que andar asustando a millones de personas que si no se portan bien no lograrán estar en la foto a la diestra del que nadie conoce, y del que la ciencia ni siquiera lo coloca como el asunto fundamental.

Y es por lo anterior es que los derechos de la mujer se hacen sencillamente los fundamentales, eso de decidir con y por su cuerpo.

La Iglesia es sin duda el mejor nicho para que puedan vivir plenamente su sexualidad los homosexuales, los heterosexuales consideramos que es extremadamente justo buscar la felicidad después que suenen las campanas de Angelus, o después, pero también es cierto que nos colocamos enemigos de los desviados pedófilos, abusadores de menores, esos que los Cardenales el Chile amparan en buena y abundante mesa.

Hay espacio para colocar en el tiempo de los justos, a todos aquellos que defendieron la vida en los años de la dictadura, pero es también es verdad que muchos que nada hicieron se han instalado entre esos pocos honrados hombres que posibilitaron que la historia sea escrita de manera justa.

Es bueno saber……………….

Era capellán de las FF.AA, le gustaba pasearse por los amplios pasillos de la Escuela Militar donde a cada paso iba repartiendo bendiciones y de manera cotidiana confesaba a cadetes entre las cinco y seis de la tarde. Muchos de ellos llegaron a formar parte del Estado Mayor. Una de las mayores preocupaciones del Cardenal Silva Henríquez aquel día 11 de septiembre, fue buscar a su hermano obispo, no quería que nada le sucediera, y la verdad es que el obispo Gilmoer capellán de las FF.AA, estaba escondido en una oficina de la Escuela Militar………asi son los asuntos humanos

Finalmente no se trata que quitarle los argumentos a las sotanas, pero debe entender que los asuntos de Estado son tratados por los ciudadanos, y aunque la precariedad del estado actual del sistema parlamentario, con ese adefesio llamado binomial, hay que insistir que la patria se construye desde el mundo republicano y libertario.

Y si incienso sale a ca calle para seguir escribiendo cuentos de miedo, es que está llegando la hora de instalar en chile el escenario de la Tolerancia, lo que NO implica aceptar lo que no es demostrable ni creíble.

Mala persona es aquella que en su nombre se pida limosma…….muy mala

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.