Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Análisis

La Torre WTC7 en Nueva York: La voladura 

La Torre WTC7 en Nueva York: La voladura
Compartir:

El 11 de septiembre de 2001 tuvo lugar en Estados Unidos el mayor atentado terrorista de la historia, con cerca de 3.000 muertos. La mayoría de la gente, impresionada por la televisión, cree que en ese momento sólo se derrumbaron dos torres altas en Nueva York. Pero eso no es cierto, había tres. A saber, las conocidas torres gemelas WTC1 y WTC2, de más de 400 metros de altura, y el WTC7, de 186 metros.

A diferencia de las Torres Gemelas, el WTC7 no había sido golpeado por un avión antes. Sin embargo, el enorme esqueleto de acero se derrumbó en sólo siete segundos a las 17:20 (NdR piensaChile: La Torre Sur se derrumbó menos de una hora después de ser atacada, a las 9:59 a.m., mientras que la Torre Norte, embestida a las 8:46, se derrumbó a las 10:28 a.m. horas locales de Nueva York, es decir, la Torre WTC7 se derrumbó casi 7 horas más tarde!).. El derrumbe comenzó repentinamente, sin ninguna señal reconocible, y tuvo lugar completamente dentro de su propia planta. El colapso del WTC7 sólo puede tener dos causas posibles: Incendio o demolición controlada.

Durante los primeros dos segundos y cuarto, la torre con sus 47 pisos cayó en caída libre, es decir, sin ninguna resistencia, hacia abajo con la aceleración debida a la gravedad.

Así, durante 25 metros en toda su anchura, el rascacielos WTC7 se desplazó hacia abajo con la misma rapidez con la que un paracaidista sin paracaídas saltaría desde el tejado del edificio. ¿Cómo es posible? ¿Cómo es posible que un edificio con un esqueleto de acero con 81 fuertes columnas verticales de acero entre repentinamente en caída libre?

 

Figura 1: El modelo informático del estudio Hulsey (imagen de la izquierda, arriba) coincide con el derrumbe real del WTC7 (imagen central, arriba). Sin embargo, el modelo informático del gobierno estadounidense (imagen de la derecha, arriba) no lo hace. Esto lo demuestra: El gobierno estadounidense no proporcionó información honesta sobre el colapso del WTC7.

Ahora se ha encontrado la respuesta a esta importante pregunta. El 3 de septiembre de 2019, casi 18 años después del ataque terrorista, el ingeniero civil estadounidense Dr. Leroy Hulsey, de la Universidad de Alaska Fairbanks (UAF), publicó un estudio en profundidad de 114 páginas sobre el colapso del WTC7, encargado por la ONG Architects & Engineers for 9/11 Truth y su presidente Richard Gage. Tras cuatro años de investigación, el estudio de Hulsey llega a una conclusión clara e inequívoca:

«El fuego no causó el colapso del WTC7. El colapso del edificio sólo puede explicarse por el fallo prácticamente simultáneo de todas las columnas», afirma el informe. Aunque la palabra «explosión» no aparece en ninguna parte del informe, la conclusión de Hulsey es clara y convincente (1):

 

El WTC7 fue volado.

El resultado de esta investigación es una sensación. Hay que reescribir toda la historia sobre el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 y la posterior guerra de Estados Unidos contra Afganistán, que comenzó el 7 de octubre de 2001 y continúa hasta hoy. La Bundeswehr (Nota del Traductor: Ejército Alemán), que participa en la guerra de Afganistán, también debe reflexionar sobre lo que significa la voladura del WTC7.

El colapso del WTC7 es discutido desde hace años. En Inglaterra, la reportera Jane Stanley de la BBC, que informó en directo desde Nueva York el día de los atentados sobre el derrumbe del WTC7, causó confusión. Ella informó, el 11 de septiembre, del derrumbe del WTC7 20 minutos antes de que ocurriera, con el edificio aún en pie y claramente visible detrás de ella. «Fue un error», dijo más tarde Jane Stanley. El director de noticias de la BBC, Richard Porter, también se disculpó por el descuido en 2008 (2).

Bild 2: Die 81 Stahlsäulen von WTC7 (Quelle: NIST, 2008, NCSTAR 1A)

Cuando me enteré del derrumbe, miré los vídeos disponibles en Internet. Por aquel entonces, yo era investigador senior en el Centro de Investigación de Políticas de Seguridad de la ETH de Zúrich, y en 2006 me puse en contacto con profesores de la ETH con experiencia en análisis y diseño de estructuras. «En mi opinión, es muy probable que el edificio del WTC7 haya sido volado de manera profesional», me explicó en su momento Hugo Bachmann, profesor emérito de análisis y diseño estructural de la ETH. Jörg Schneider, también profesor emérito de la ETH para el análisis y el diseño de estructuras, también interpreta los datos disponibles de manera que «el edificio WTC7 fue volado con un alto grado de probabilidad». Estas afirmaciones se ven ahora confirmadas por el informe Hulsey (3).

El WTC7 también ha sido discutido en Alemania durante años. El físico Ansgar Schneider ha calificado, con razón, de «extremadamente sorprendente» la cesión repentina y simultánea de las 81 columnas de acero. «¿Puede usted darme ahora una explicación científica de cómo los incendios aislados y localizados permiten que las columnas de acero del extremo oriental colisionen con las situadas a 100 metros al oeste para ceder simultáneamente?», se pregunta Schneider en una entrevista publicada por Rubikon. Sólo una destrucción deliberada del edificio podría explicarlo (4).

En Estados Unidos, el debate sobre el WTC7 es difícil. En el informe final sobre el ataque terrorista, realizado por Thomas Kean y Lee Hamilton, que fue presentado al público el 22 de julio de 2004, el colapso del WTC7 no se menciona, está completamente ausente.

Por lo tanto, este informe no puede tomarse en serio, ya que ni siquiera el número de rascacielos derrumbados es correcto. «La comisión eludió una cuestión incómoda -explicar cómo pudo derrumbarse el WTC7 prácticamente en caída libre- simplemente no mencionando el derrumbe del edificio», protestó entonces el investigador del 11-S David Ray Griffin (5).

Posteriormente, la agencia gubernamental estadounidense National Institute of Standards and Technology (NIST) afirmó en otro informe publicado el 21 de agosto de 2008 que el WTC7 se había derrumbado a causa del fuego. El informe Hulsey demuestra ahora que esto no es cierto. El investigador del NIST Shyam Sunder dijo en su momento que cuando la Torre Norte del WTC 1 se derrumbó a las 10:28 horas, los escombros cayeron sobre el WTC7, situado a 110 metros de distancia, y provocaron un incendio en las oficinas. Así fue, en efecto, el caso. Pero la afirmación de Sunder de que la viga de acero horizontal A2001 se expandió y saltó de su soporte en la columna 79 no es cierta (6).

Los incendios en el edificio de la columna 79 no tuvieron la temperatura suficiente como para derribar la viga A2001 de su soporte, según el informe Hulsey. Las columnas 80 y 81 tampoco fueron destruidas por el fuego, según pudo comprobar Hulsey, ingeniero civil, con extensas pruebas. «Las columnas 79, 80 y 81 no fallaron en los pisos inferiores del edificio como afirma el NIST», señala el informe. Con ello, queda eliminada la causa presentada por el NIST para el colapso de todo el edificio. El fuego no pudo ser la causa del derrumbe de este rascacielos. El WTC7 fue volado.

El matemático estadounidense Peter Michael Ketcham, que había trabajado en el NIST entre 1997 y 2011 pero que no había participado en la investigación del WTC7, comenzó a leer los informes del NIST en agosto de 2016. «Rápidamente me enojé. En primer lugar, conmigo mismo: ¿cómo he podido trabajar en el NIST durante tantos años y no darme cuenta de esto? En segundo lugar, me enojé con el NIST», recuerda el matemático Ketcham. «Cuanto más investigaba, más claro quedaba que el NIST presentaba una conclusión preconcebida e ignoraba y omitía hechos para hacerlo». El Informe Hulsey ha arrojado luz sobre el encubrimiento del NIST y, por lo tanto, ha hecho una contribución extremadamente importante al esclarecimiento de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 (7).

Traducción para piensaChile: Martin Fischer

*Fuente: Rubikon

Fuentes y notas:

(1) Leroy Hulsey, Zhili Quan, Feng Xiao: A Structural Reevalutaion of the Collapse of World Trade Center 7. Draft. University of Alaska Fairbanks, 3. September 2019.
(2) The Conspiracy Files: 9/11 — The Third Tower. BBC News, 6. Juli 2008.
(3) Daniele Ganser: Der erbitterte Streit um den 11. September. Tages-Anzeiger, 9. September 2006.
(4) Klaus-Dieter Kolenda: Geplanter Zusammenbruch. Rubikon, 10. Mai 2019.
(5) David Ray Griffin: The 9/11 Commission Report. Omissions and Distortions (Olive Branch Press 2005), S. 28.
(6) E. Lipton: Report Says Fire, Not Explosion, Felled 7 W.T.C. New York Times, 22. August 2008. Sowie: NIST: Global Structural Analysis oft he Response of World Trade Center Buidling 7 to Fires and debris Impact Damage. US Departement of Commerce November 2008.
(7) Peter Michael Ketcham: Thoughts from a Former NIST Employee. Europhysiscs News (EPN), 25. November 2016.

Más sobre el tema:

Informe Completo de J. Leroy Hulsey, Ph.D., P.E., S.E. University of Alaska Fairbanks y de Zhili Quan Ph.D., Bridge Engineer, South Carolina Dapartment of Transportation:  A-Structural-Reevaluation-of-the-Collapse-of-World-Trade-Center-7-March2020

 

Agente de la CIA confiesa en el lecho de muerte: «Hicimos estragos en el WTC7 del 9/11»

Compartir:

Artículos Relacionados

1 Comentario

  1. Rafael Guzman

    20º ANIVERSARIO DE LOS ATENTADOS DEL 11 DE SEPTIEMBRE
    Hoy todo da la razón a Thierry Meyssan
    por Thierry Meyssan
    RED VOLTAIRE | PARÍS (FRANCIA) | 31 DE AGOSTO DE 2021
    Nada contra el analisis, pero cuando los Medios hablaran de la verdad detras del autogolpe de los EEUU?
    Saludos, Rafael

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.