Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Sáhara Occidental

Delegación Saharaui en España pide que se exija a Marruecos que cese la brutal represión 

Delegación Saharaui en España pide que se exija a Marruecos que cese la brutal represión
Compartir:

Abdulah Arabi, delegado saharaui en España
  • La Delegación Saharaui en España pide que se exija a Marruecos que cese la brutal represión y la campaña de detenciones arbitrarias contra ciudadanos civiles saharauis.
  • Lamenta el “estremecedor silencio” de los partidos políticos e instituciones europeas, de los organismos internacionales y pide a España que se implique por “responsabilidad jurídica, política y moral”.
  • Desde la violación del alto el fuego por Marruecos y la declaración saharaui del estado de guerra en las zonas ocupadas se ha iniciado una venganza por parte del ejército marroquí contra la población civil  saharaui.

La Delegación Saharaui en España ha hecho un llamamiento urgente para que se exija al Gobierno de Marruecos que cese la brutal represión y la campaña de detenciones arbitrarias contra ciudadanos civiles saharauis en el Sáhara Occidental ocupado, y lamenta  el “estremecedor silencio” de los partidos políticos e instituciones europeas y de los organismos internacionales.

La representación del Frente Polisario afirma que desde la violación del alto el fuego por Marruecos y la declaración saharaui del estado de guerra en defensa propia, “en las zonas ocupadas se ha iniciado una venganza por parte del ejército de ocupación marroquí contra el indefenso pueblo saharaui, generando una situación de terror y angustia, marcada por el despliegue masivo de unidades del ejército de ocupación marroquí, allanamiento de moradas y persecución a activistas”.

Uno de los últimos actos de represión ha sido en casa de las hermanas Sultana y Luaara Jaya, sometidas a arresto domiciliario desde el 19 de noviembre de 2020 por sus manifestaciones públicas y pacíficas contra la ocupación marroquí. Tras reiteradas agresiones y allanamientos de su domicilio a lo largo de estos 5 meses, el 12 de mayo “fueron agredidas y torturadas con palos y tubos de metal por militares de civil”.

La  Delegación Saharaui pide a las organizaciones defensoras de derechos humanos que intervengan de manera inmediata y exijan a Marruecos “el cese de esta ola de agresiones y así garantizar la protección de la población saharaui y el respeto del Derecho Internacional Humanitario”. Reclama medidas concretas para que Marruecos cumpla con sus compromisos internacionales, medidas que afirma “debe impulsar el Estado español como parte de su responsabilidad jurídica, política y moral en el Sahara Occidental”

La representación saharaui llama la atención sobre el silencio de organismos internacionales y de los partidos políticos e instituciones europeas y dice que “no se puede permitir que la Unión Europea, institución defensora de los derechos humanos y la legalidad internacional, se convierta en abogado de un régimen célebre por sus atentados contra la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

Al caso de las hermanas Jaya hay que añadir los secuestros del presidente de la organización de DDHH CODESA, Babozid Lbaihi y los activistas Salek Baber y Khalid Boufraioua, torturados y  abandonados a las afueras de ciudad de Bojador; las detenciones y maltratos contra Hassanna Abba, miembro de la junta ejecutiva de la Liga para la Protección de los Prisioneros Saharauis en las Prisiones Marroquíes (LPPS), y Lahcen Dalil, miembro de la Instancia Saharaui Contra Ocupación Marroquí (ISACOM). Y la agresión y amenazas sufridas por Hmad Hamad, vicepresidente de la organización de DDHH CODAPSO y miembro de ISACOM.

Ante esto, la Delegación saharaui en España pide a los defensores de la paz y la libertad “que unan sus voces y no permitan que el Sahara Occidental sea víctima de la impunidad marroquí y el silencio internacional”.

Las hermanas Jaya denuncian haber sido violadas

Las activistas Sultana y Luaara Jaya viven con su madre en la ciudad de Bojador, en el Sahara Occidental ocupado por Marruecos. Llevan más de 175 días obligadas a permanecer en su casa, aisladas, sin una orden judicial, y están acosadas permanentemente por las fuerzas marroquíes: son apaleadas, apedreadas y arrastradas en cuanto intentan salir. Les han echado por las ventanas grandes cantidades de pescado podrido y les han vertido aguas fecales en la casa, incluso un líquido venenoso. Nadie puede acercarse a ellas.

En la madrugada del 12 de mayo agentes marroquíes entraron por la terraza y arrasaron todo. En un vídeo se ve cómo dejaron la casa  y se oye la voz de Sultana: “Socorro, han destrozado toda la casa otra vez. No podemos más, es insoportable. Por favor mundo escúchanos. Estamos destrozadas. Los agentes marroquíes entraron de nuevo esta madrugada, me cogieron y me hicieron “de todo” y se lo hicieron a mi hermana. Estamos totalmente rotas y destrozadas. Me han roto”.

En otro vídeo manifiesta lo que han sufrido: “Nos han violado con palos. Nos violaron con tubos que nos introdujeron. Me pegaron por todo el cuerpo, patadas y golpes en este ojo, me taparon la boca, no podía respirar, me agarraron las manos”. Y muestra cómo están rodeadas, con agentes de ocupación marroquíes en cada esquina.

A pesar del desamparo y de la brutalidad que sufren, se muestran decididas: “Deben saber que no nos iremos de nuestra casa y no cesaremos en nuestra lucha. Se lo digo claro al ocupante marroquí, nuestra lucha seguirá, aunque destrocéis toda esta casa, aunque nos torturéis y nos encarceléis”.

Su lucha es pacífica y su arma la bandera saharaui, que cuelgan de la ventana o colocan en la azotea. En el Sáhara Occidental ya se ven muchas banderas ondeando en las terrazas: la campaña #OndeaBanderaDeLaRASD rechaza la ocupación marroquí en los territorios ocupados del Sáhara Occidental bajo el lema «mi casa, mi bandera». Por ello, muchos activistas han sido represaliados con palizas o destrucción de sus casas.

En numerosas ocasiones Sultana Jaya ha pedido ayuda a las instancias internacionales, como la ONU. Amnistía Internacional ha hecho campaña por ella. Las agresiones van a más y Sultana está amenazada de muerte y ha llegado a decir que sabe que va a morir a manos de sus esbirros.

Un grupo de colectivos, que encabeza la Asociación Saharaui en la Comunidad de Madrid, ha denunciado en un comunicado la violación sufrida por las hermanas Jaya por los agentes marroquíes que entraron en su casa en la madrugada del 12 de mayo, y han convocado a una manifestación el sábado 15 de mayo, a las 11h, en la Puerta del Sol.

*Fuente: Contramutis

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.