Fecha: 20 de octubre de 2020, 09:53:24 CLST

Mi población El Castillo, La Pintana : desde que empezó esta histórica revolución y dictadura en Chile, me ha tocado escuchar que la gente y los medios nos trata de delincuentes, bandidos, evasores, alienígenas y RESENTIDOS SOCIALES, mi pregunta es ¿cómo no ser un resentido social? ¿Cómo no serlo?

Miren esas viviendas, ese barrio, esa calidad de vida en la que crecimos muchos niños, la indignante precariedad del entorno, la violencia en la que crecimos, la falta de oportunidades que se reflejan en la foto. En mi pobla ODIAMOS a los pacos, siempre los odiamos porque NUNCA vinieron cuando a nuestras madres les sacaban la cresta sus maridos, nunca vinieron cuando en mi colegio religioso abusaron de mis compañeros, no estuvieron cuando mataban a alguien en una balacera, no venían nunca.

Crecer en una población en Chile es condenar a los niñez a ser drogadictos, padres adolescentes, callejeros, delincuentes e ignorantes. Se vive en un entorno sucio, mal oliente, violento y detestable. Nunca esperé estar vivo para un momento como este, siempre lo esperé, estoy más vivo que nunca, con más rabia que antes para luchar porque la gente no merece vivir en la miseria, soy un resentido social porque mis compañeros de colegio no merecían vivir como lo hicieron y hoy es cuando se tiene que frenar eso, la lucha se ganará quemando Chile y maltratando a los opresores, que no los hagan cambiar de opinión. En un entorno tan violento como mi población solo sabemos de violencia, porque no nos enseñaron otra cosa.

Foto por mi y mi padre fumando

El Castillo, La Pintana: población de gente linda y esforzada