Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Denuncia

EE.UU.: El preso político indígena Leonard Peltier ha pasado 33 años en prisión 

Compartir:

Carta del 5 de Noviembre, 2008 

Prisionero Político
A mi familia, parientes y amigos: Anoche ocurrió un cambio en Estados Unidos que hace poco muchos decían jamás iba a pasar. Un afro-americano fue elegido a La Casa Blanca por abrumadora mayoría. Esa mayoría le da el mandato de cumplir con sus promesas e indica que el pueblo norteamericano ha puesto en este hombre, que va a llamar su presidente, su esperanza en un cambio en este país.

ESPERANZA. Muy bien recuerdo lo que en verdad significa tener esperanza; han habido momentos en los que tenía la esperanza que la justicia está allí nomás, a la vuelta de la esquina. He sido engañado y defraudado muchas veces. Creía que iba a tener justicia, pero me la negaban por tecnicidades en las apelaciones legales. O como lo que pasó hace ocho años. Todos pusimos nuestra fe y esperanza en el matrimonio Bill y Híllary, pero fuimos traicionados en el último minuto.

Muchos de mis amigos, familiares y partidarios se sintieron destrozados. Por mi parte, empecé a sentir que el peso y la tensión de una vida injustamente prisionero empezaron a acorralarme en un rincón de mi celda y después, de mi mente. Fue entonces que recordé nuestro grito de guerra de tantos años: "En el Espíritu de Caballo Loco." Recordé la razón por la que el gran Caballo Loco se mantuvo firme y siguió siendo guerrero hasta su último aliento. Esa fuerza nos mantiene de pié porque sabemos que estamos en lo correcto. Estábamos en lo correcto cuando estuvimos en Oglala; y era correcto que estuviéramos preparados para defendernos. Lo que no fue correcto es que un jurado jamás escuchó ése testimonio, y así el resto del juicio fue resultado de la invención y, después, de la manipulación del FBI.

Este Espíritu de Caballo Loco nos lleva a estar siempre en resistencia total contra el mal que se comete contra nuestros pueblos, contra nuestras comunidades, nuestras familias; y en contra de nosotros mismos. Para algunos es indignación, pero ésa es sólo una mera emoción que no resuelve el problema. Es cuando hacemos la opción consciente de tratar de resolver los errores de esta sociedad que somos movidos por el Espíritu de Caballo Loco; por el Espíritu de resistencia que nos lleva a ponernos de pié en defensa del oprimido.

Ese Espíritu no puede ser vencido, y yo me negué a someterme y a declararme derrotado cuando parecía que quizás ya no había esperanza. Fue por las muchas cartas de simpatía y aliento de mucha gente que continué por otros ocho años más. Y ahora el pueblo parece sentir en el aire, percibe vientos de cambio; y la elección de Obama es una manifestación de ese cambio.

Sinceramente espero que así sea, porque ahora ya tengo 64 años y estoy a punto de llegar a los 33 años de estar confinado y luchando por justicia y por mi libertad. Obama podría ser la última oportunidad de obtener mi libertad. Si algo he aprendido de campañas anteriores que buscaron mi clemencia es que él no lo va a hacer sólo, por su propia iniciativa. Obama va a necesitar vuestro apoyo en forma de opinión pública sobre el caso. Y eso no va a pasar hasta que eduquemos a todos en el país, hasta que hagamos saber las circunstancias de mi caso; y escribamos cartas. Crear Grupos de Ayuda de Base, (Base Support Groups, BSG), que se dediquen a crear opinión pública. Mi caso es un ejemplo nacional de justicia negada. Eso puede sonar fácil. Pero no lo es. El FBI, desde que centró su atencion en el Movimiento Indio Americano, AIM, en los años '970s, es la fuerza de oposición que intenta desacreditar my causa y la del pueblo Nativo. Cuando parecía que Bill Clinton finalmente iba a darme clemencia, agentes del FBI hicieron demostraciones en la Casa Blanca y usaron sus recursos para crear dudas en la mente de Clinton.

Así que las metas que serán un reto para los Grupos de Ayuda de Base son esparcir conocimiento y mantener centrado el interés público. También existe la otra esperanza de que con una generación que nació después que fuí erróneamente sentenciado habrá una nueva fuente de energía y acción.

Algo que quisiera que consideremos un momento es, "La Ley de Los 30 Años," en lo que se refiere a mi condena y libertad bajo palabra. Cuando fuí condenado, las pautas de esa ley decían:

"Cualquier prisionero … será liberado bajo palabra … al haber cumplido treinta años por cada término consecutivo o términos de más de cuarenta y cinco años, incluso toda sentencia por vida, lo que ocurra antes. Sin embargo, la Comisión no dará libertad a un prisionero si se determina que él ha violado seria o frecuentemente las reglas y regulaciones de la institución o que hay una probabilidad razonable que él va a cometer un crimen Federal, Estatal o local." 28 U.S.C. sección 28  U.S.C. §4206(d)

Yo he servido más de 30 años de esta sentencia y he sido considerado un prisionero modelo. Y por mi edad y por el trabajo humanitario que hago para ayudar a mi pueblo desde que fui encarcelado, no existen  las probabilidades de que cometa un crimen. Según esa ley, deben darme libertad bajo palabra. Pero por lo que hemos aprendido del pasado, no podemos estar seguros de nada; por eso, sus cartas a la Comisión de libertad bajo palabra y a sus líderes en el Congreso deben centrarse en esta ley. Si conseguimos que la Comisión respete la letra y el espíritu de esa ley, habremos dado un buen paso hacia mi libertad; pero para eso vamos a tener que mantener y aumentar la presión.
 
El Comité y yo hemos estado discutiendo ideas y proyectos para hacer de ésta, una campaña pro-activa. En este momento estamos reconstruyendo el viejo Grupo de Ayuda a Leonard Peltier, (Leonard Peltier Support Group, LPSG), para convertirlo en Grupo de Base de Ayuda a Leonard Peltier, (Leonard Peltier Base Support Group, LPBSG). Esto es necesario por la descomposición del viejo Comité de Defensa de Leonard Peltier. Tuve que pedir a mi hermana y a mi sobrina que me ayuden a reconstruir de la nada mi Comité de Defensa. No tenemos ni registros, ni documentos, ni mercancías. No hemos podido ponernos en contacto con el anterior coordinador del LPDC. Sin embargo, tenemos la esperanza de resolver este problema; entre tanto, necesitamos seguir adelante con la campaña.

Todavía necesitamos que nuestros antiguos contactos y partidarios vuelvan a comunicarse con nosotros y que pongan al día sus direcciones postales para que mi Comité pueda manejar bien la correspondencia y las contribuciones. Esperamos que todos los que me han ayudado en el pasado se pongan en contacto con el nuevo, Comité de Defensa/Ofensa de Leonard Peltier, (Leonard Peltier Defense/Offense Committe, LPDOC), y que firmen nuestras listas para que puedan recibir las últimas noticias con información sobre el progreso o actividades que se necesitan en mi campaña.

Voy a necesitar que todos trabajen con mi Comité, asegurándose que toda actividad sea aprobada por la persona que es responsable en el Comité. Es importante que todos trabajemos cohesivamente, en vez de esparcir nuestros esfuerzos y recursos. No queremos desanimar ideas y creatividad, si no que quisiéramos incorporar esas ideas en un esfuerzo amplio y unificado; y no actuar prematuramente en planes que quizás no conocemos debido al tiempo o a los detalles en los que se está trabajando.
 
Algunos de los proyectos que hemos estado discutiendo son: realizar cabalgatas, caminatas, carreras y otros eventos por todo el país para crear conciencia sobre mi caso. Estamos empezando a pedir a grupos musicales y artistas que hagan conciertos en su área para recaudar fondos. Hemos hablado de estrategias que podríamos seguir para solidificar mi causa, pero todo dependerá de lo pronto que se formen los BSG y empezar a organizar en sus áreas.

Comprendo también que algunos de nosotros tenemos problemas personales con otros. Tengo la esperanza que muchos de Ustedes pueden orar o encontrar una forma de superar esos obstáculos y trabajar juntos por un propósito común. Me gustaría ver a muchos de mis partidarios juntos en muestra de solidaridad. Si en verdad se sienten vientos de cambio, vamos a necesitarnos mutuamente para hacer cambios en muchas otras áreas. Para mi ha sido sobre nuestra cultura y nuestro derecho a ser quienes somos, pero sobre todo ha sido por nuestros hijos y por la generación que viene. Se suponía que NOSOTROS íbamos a dejar un mejor mundo para ellos, pero, ¿qué es lo que hemos conseguido? Yo sé que de un modo u otro mi sacrificio no será en vano y que los años en los que he soportado la pena de esta soledad y sufrimiento en la prisión harán un mundo mejor para esos niños y para las futuras generaciones. Eso y mi libertad son mi esperanza, pero no podré ser libre sin Ustedes. Así que tome unos minutos y edúquese en las injusticias de mi caso. Quizás lo impresione y lo enfurezca, pero Usted puede hacer algo sobre éso. Entonces, únase a nosotros.

En el Espíritu de Caballo Loco,

Leonard Peltier 

Traducción libre del inglés enviado por, bayou@blarg.net, hecha en REFUGIO DEL RIO GRANDE, Texas, EE.UU.
 
* Fuente: Red Latina sin fronteras


El preso político indígena Leonard Peltier ha pasado 33 años en prisión.
Acaba de recibir una dura golpiza en prisión a sus 64 años. Su hermana la denuncia y pide tu apoyo.

Estimados amigos y amigas de Leonard Peltier:

Estoy muy indignada porque mi hermano Leonard fue duramente golpeado al llegar al penal federal Canaan en el estado de Pensilvania. Cuando ingresó en la población general después de su reciente traslado, unos internos lo agredieron, dándole fuertes golpes en la cabeza y cuerpo. Tiene un chichón en la cabeza, posiblemente un trauma contuso, y numerosos moretones. Además, uno de sus dedos está hinchado y tiene dolor en el pecho y costillas. Hubo sangre por todos lados como resultado de la golpiza.

Pensamos que las autoridades de la prisión, instadas por el FBI, orquestaron la agresión, y por eso estamos muy preocupados por su seguridad. Puede ser que ofrecieran a los golpeadores, previamente desconocidos por Leonard, una reducción en sus sentencias por perpetrar este atroz ataque. Dado que Leonard debe tener su audiencia para salir bajo libertad condicional muy pronto, esto podría ser un plan para quitarle su estado de preso modelo y desprestigiarlo ante el Consejo de Libertad Condicional.

Después del ataque, lo pusieron en aislamiento como suelen hacer cuando alguien se niega a nombrar a sus agresores. En aislamiento, Leonard sólo puede comer una vez diario, así poniendo en peligro su salud porque es diabético.

Los oficiales se niegan a proporcionar información sobre el incidente. Como medida de protección, es importante comunicarse con ellos y también con el presidente Obama, cosa que los abogados están intentando hacer en este momento.

Esta agresión viene tras el envío de una carta del FBI en oposición a la libertad de Leonard, motivando a las autoridades a manchar su record de buena conducta. Cualquier persona que haya estado en prisión sabe que si no identificas a tus agresores y no levantas un acta contra ellos, pierdes tu estado de víctima. Pueden acusarte de ser el agresor y darte “puntos” que dañan tus posibilidades de salir bajo libertad condicional.

Es común que el gobierno utilice a un indio contra otro, operando bajo el viejo proverbio que dice “hay que ser indio para atrapar a un indio”. En 1978, intentaron utilizar a Standing Deer (el Venado), un preso en la prisión de máxima seguridad Marion, para asesinarlo. Pero el Venado le avisó a Leonard en lugar de matarlo a cambio de su posible libertad. Cuando el Venado salió de prisión en 2001, se unió a la mesa directiva del Comité de Defensa de Leonard Peltier. También empezó a dar discursos en apoyo a Leonard hasta que fue asesinado hace exactamente seis años. Antes de morir asesinado, el Venado les dijo a unos amigos cercanos que el mismo hombre que lo había visitado en Marion para arreglar el asesinato de Peltier lo visitó en Houston para avisarle que tenía que alejarse de Leonard.

Sabemos que el FBI está buscando apoyo para asegurar que Leonard se quede en prisión, y que está buscando apoyo entre gente indígena. Por favor, estén pendientes y recen por Leonard. Parece que el FBI teme que nosotros tengamos éxito en conseguir su libertad. Si hacen esto para manchar su record justo antes de su audiencia, ¿qué harán cuando su libertad esté a punto de ser una realidad? Hay que asegurar que nada más le pase!

Es muy importante difundir la situación y exigir que él reciba tratamiento médico para sus heridas. Por favor tomen un momento para comunicarte con el presidente y otros oficiales para advertirles que son responsables por la seguridad y el bienestar de Leonard.

A ustedes que apoyan a Leonard y abogan para la justicia, les pido su ayuda. Ya no sé que más hacer. ¡Por favor, ayuden!

Gracias,
Betty Peltier-Solano
Coordinadora
Leonard Peltier Defense Offense Committee

Para protestar esta infamia, escríbeles a los siguientes oficiales para exigir que traten a Leonard con dignidad y respeto [Ve ejemplar de carta en inglés abajo]:

Warden Ronnie R Holt
USP Canaan
3057 Eastern Turnpike
Waymart, PA 18472
USA
Phone 570 488 8000
FX 570 488 8130
Correo electrónico: CAA/EXECASSISTANT@BOP.GOV

D. Scott Dodrill, Director
Northeast Regional Office
Federal Bureau of Prisons
2nd & Chesnut Streets., 7th Floor
Philadelphia, PA 19106
Phone: 215-521-7301
E-mail: NERO/EXECASSISTANT@BOP.GOV

Harley G. Lappin, Director
Bureau of Prisons
U.S. Department of Justice
320 First Street, NW, Room 654
Washington, DC 20534
Phone: 202-307-3250
Fax: 202-514-6878

Escríbele a President Obama y pide que investigue esta agresión contra Leonard Peltier en:

President Barack H. Obama
The White House
1600 Pennsylvania Ave NW
Washington DC 20500
Correo electrónico: comments@whitehouse.gov

Escríbele una carta a Leonard. Esto no sólo le da ánimos, sino es una manera de advertirles a las autoridades que él tiene apoyo.

Leonard Peltier #89637-132
USP-Canaan
US Penitentiary
PO Box 300
Waymart, PA 18472

Esta es una carta modelo, en inglés, que puedes utilizar para enviar a las autoridades carcelarias, exigiendo que aseguren un buen trato, alimentación y tratamiento médico a Leonard Peltier:

Dear Sir:

It has come to my attention that the widely respected prisoner Leonard Peltier,#89637-132, has been badly beaten and lacks medical attention. I hold you responsible for his safety and well-being and expect you to make sure that he receives all necessary food, medicine and medical treatment.

Yours truly,

[tu nombre]

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.