Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Una nueva vision de los trabajadores del cobre chilenos 

Compartir:
Reconocido como uno de los líderes del movimiento sindical, el más importante que se ha vivido en estos últimas décadas y que esta luchando por la recuperación del Mineral Rojo para el Bicentenario. Andrés Leal, Director Nacional de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), el cual tiene como misión la articulación del movimiento sindical. Sin duda al igual que sus compañeros nacieron para el conflicto.

* *

"No es llegar y formar un viejo, yo soy dirigente un año y meses, pero es el aprendizaje del humanismo lo que hace posible esto".

* *

Yo trabajaba antes en temas de prensa y fotografía en colegios y, por esas cosas de la vida se me dio la oportunidad de trabajar en El Teniente.
Descubrí un mundo diferente donde los trabajadores eran explotados porque laboraban 30 horas y les pagaban 10, donde no tenían comedores para almorzar, las personas eran trasladadas en camiones repletos o muchos ingresaban a pie a la mina.

Cuando se me propuso ser dirigente como al mes de ingresar al Teniente, yo pensé ¡yo, de adonde!, pero sentí que era una responsabilidad (…) y se dio algo muy bonito porque se respetaba la última palabra de la Asamblea, los trabajadores más viejos empezaron a ser más “puntuos”, a pensar de forma más crítica, analizaban las situaciones cosa que antes no hacían por miedo a perder la pega. Nosotros le decíamos que denunciaran y que formaran parte de las decisiones del conjunto. Y hoy día ven los avances que se lograron y eso es súper importante para nosotros.

Para Leal la familia tuvo que tener mucho “aguante”, porque en inicio a las esposas no les gusto la idea por miedo a que perdieran su trabajo, pero después eran ellas las que alentaron y estimularon a seguir luchando y negociando con Codelco. Y reiteró que la empresa siempre trato de precarizar el trabajo y denigrar a los trabajadores. Por eso necesitamos terminar con el subcontrato y estar duros en el combate contra el neoliberalismo.

El mayor logro fue la relación alcanzada con las personas, nos reuníamos en una casa de Ventana, de un ambiente, nos bañábamos con una manguera, mientras nuestra contraparte, los de planta, en un Hotel de cinco estrellas en Viña del Mar. Pero la diferencia era que nosotros estábamos ideando una Confederación y obviamente una estrategia de largo aliento que era recuperar el cobre que hoy se llevan las Transnacionales.

Nunca las 5 divisiones de Codelco la Norte, El Salvador, Ventanas, Andina, y El Teniente habían estado juntas en un proyecto tan grande. Nuestro objetivo es instalar un trabajo político y recuperar del cobre para el bicentenario. Esa es nuestra la fortaleza.

"Vamos a disputar todo el terreno posible a quines conducen organizaciones sindicales que están más del lado del empresario que de los trabajadores.".

¿De que forma el ser humanista te diferencia de los demás y cual es el aporte humanista en todo este proceso sindical?

Yo creo que el Humanismo tiene por efecto una sensibilidad, formación y aprendizaje distinto. Obviamente en las circunstancias que estábamos viviendo que eran súper complejas, afloraba esta sensibilidad que uno ha ido adquiriendo durante el tiempo, en el Movimiento Humanista y lo pone en la practica cuando mas se requiere y necesita.

Con esto Leal detalló que los mecanismos de aprendizaje del humanismo son, por ejemplo, el controlar la respiración, manejar los tiempos y pausas, como así también, el meditar, fueron factores claves al momento de las negociaciones.

Prosiguió mencionando que el humanismo se refleja en la acción. "Cuando tu quieres ser consecuente y coherente, tu acción final va a decir si lo fuiste o no", dijo Leal.

Se calificó como totalmente comprometido con los ideales, pensamientos, y la ideología del Nuevo Humanismo. El factor preponderante que indicó Leal es ser solidario y empático con el otro. "En muchas ocasiones tuve que alzar la voz o retraerme de algunos comentarios para no perjudicar al conjunto y a la búsqueda, porque uno muchas veces escucha opiniones medias nazistas o xenofóbicas del otro lado de la mesa y cualquiera que no tuviera el aprendizaje nuestro se ofusca y patea la mesa… deja la escoba y el que se enoja pierde, por eso yo retrocedo".

Por eso, precisó el dirigente humanista, "no es llegar y formar un viejo, yo soy dirigente un año y meses, pero es el aprendizaje del humanismo lo que hace posible esto",* acotó.

* *

Se ha planteado que la Confederación tenga un papel como el de la CUT, debido a la capacidad de organización y logros que han obtenido ¿que dices acerca de esta posibilidad?

Nosotros lo hemos dicho abiertamente que vamos a disputar todo el terreno posible a quienes conducen organizaciones sindicales que están más del lado del empresariado que de los trabajadores. No lo renegamos se lo hemos dicho, si en algún minuto necesitamos tener dirigentes sindicales a nivel nacional desde la confederación en la CUT lo vamos hacer, pero porque la necesidad va ir generando esos espacios.

Hoy día en todos los sectores mineros en donde estábamos instalados la misión es colocar a uno de la Confederación a cargo de la CUT, es decir, que la conducción sea de nosotros porque somos los que más agitamos, los que más damos la pelea, los que tienen más ganas de transformar.

"La desobediencia civil no tiene nada que ver con la violencia. Tiene que ver con las metodologías que te permitan revelarte contra lo establecido, hacerle frente…".

¿Como se entiende la dinámica de desobediencia civil?, ya que muchos calificaron el llamado como terrorista.

El conjunto requería la desobediencia civil y yo sabía que se iba a malinterpretar, pero yo sentía que tenía que asumir la responsabilidad de decirlo y eso es un aporte al humanismo, porque el humanismo es rebelde y es contestatario.

Cuando nosotros dijimos que había que instalar la desobediencia civil pensamos en los términos no violentos, porque la desobediencia civil no tiene nada que ver con la violencia. Tiene que ver con las metodologías que te permitan revelarte contra lo establecido, hacerle frente y obviamente para nosotros era trabar que hubiera producción de cobre. Y lo hacíamos, impidiendo el acceso a los buses por parte de los otros trabajadores, impidiendo el paso y no quemándolos ni destruyéndolos, es como ser desobedientes a las reglas del tránsito.

Si esto se extendía íbamos hacer el llamado a que todos los contratistas no enviaran a sus hijos al colegio porque estábamos en un conflicto que tenia que ver con la familia, pero hay muchos mecanismo que podríamos haber implementado que no fue necesario porque terminó la huelga.

No obstante, el humanista Leal consideró que queda mucho por practicar la desobediencia civil, "el hecho que nosotros les dijéramos a los trabajadores todos a la calle y no ver televisión o apagar la luz e irnos a la plaza a conversar nuestros problemas era una buena practica".

¿Se anida la sensación de obligación y compromiso de apoyar y solidarizar con los demás sindicatos en los eventuales problemas que irrumpan?

Sin duda. Ya nos llaman trabajadores de las forestales, de los portuarios, de las privadas, de todos lados, y mañana serán otros como la ENAP o como las personas de Metrogas que quieren conversar con nosotros.

En ese contexto disparó que los trabajadores de Agrosuper están en una situación laboral de gravedad, puesto que, "si nosotros fuimos pisoteados el terreno de los Agrosuper es peor. Si nosotros estamos más o menos mal ellos están humillados y esclavizados y ahora es el momento de ir para allá".

¿Se están cumpliendo los acuerdos alcanzados con Codelco?

Los acuerdos se cumplen parcialmente lo que preveíamos era el coletazo y tenia que ver con despidos, con represalias, cambios de turno o área. Eso pasó y lo hemos ido aminorando. Porque de 450 trabajadores que teníamos el miércoles en esas situaciones hoy día son 130 y esperamos mañana tener 50 y terminar la semana con todos adentro.

¿Que es lo que necesita la izquierda chilena y sus militantes?

Ella necesita más acción, porque sino se compromete con la acción no va a tener mucha repercusión. Uno no hace revolución desde un escritorio. La revolución se hace con la gente, por eso si la izquierda se quiere fortalecer, entonces que vaya a los Clubes Deportivos, a las Juntas de Vecinos, a los Gremios, Centros de Alumnos o Sindicatos donde está la gente. Si alguien quiere ser realmente militante de la izquierda debe estar en la base social. Lo que necesita la izquierda son revolucionarios, ahí en la calle o por lo menos con los que están más necesitados.

Y por último Andrés Leal reafirmó la posición de ir generando un piso político que denuncie y luche por las personas y desintegre de alguna forma el modelo neoliberal que los gobiernos de la concertación han potenciado, olvidando que lo principal es el ser humano y sus condiciones de vida.

* *

"La idea es que ocupe el puesto presidencial nuestro compañero Tomás Hirsch esa es nuestra dirección. No queremos derechas ni sectores que estén por el empresariado y deje al costado al pueblo", sello el dirigente humanista, Andrés Leal.

Sábado 18 de Agosto 2007

e-mail de la autora: katimona@gmail.com
*Fuente: Política Cono Sur
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.