Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Cesantía, esclavos económicos y bajas remuneraciones 

Compartir:
En Chile existe la creencia que el Modelo de Libre Mercado imperante es una copia del que opera en U.S.A. Esta afirmación es incorrecta pues no se establecieron las normas adecuadas, como en U.S.A., destinadas a preservar una Economía de Libre Mercado. Esta ausencia nos ha llevado a una Economía de LIBERTINAJE de Mercado, con resultados desastrosos para las PYMES que han desaparecido por miles. Esta página pretende denunciar esta creencia errónea. Finn R. Samsing A.MBA Stanford University
2006/12/09

Realidades

Soy un convencido que la destrucción de miles de pequeñas y medianas empresas, como consecuencia de regulaciones del mercado inadecuadas, han generado las bajas tasas de crecimiento, altísimos niveles de desocupación, bajas en los ingresos reales del sector laboral y finalmente un empeoramiento de la distribución de la riqueza con grave impacto sobre la clase media chilena.

Agrego a esto las numerosas empresas medianas y pequeñas que han sido barridas del mercado con importaciones subvencionadas provenientes de países con tipos de cambio fuertemente subvaluados, como los productos elaborados en China. Estas importaciones subvencionadas en el exterior, más la baja cotización del dólar en Chile, han reducido directamente los costos de los productos importados compitiendo deslealmente con el productor chileno.

Si el poder legislativo y el gobierno de Chile no son capaces de solucionar estos problemas que han dado origen a un mercado de libertinaje, el sistema de libre mercado tiene sus días contados. La inoperancia de la Fiscalía Nacional Económica y del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia para solucionar estos problemas esta acarreando no sólo problemas económicos, sino que sociales y políticos. Estos organismos parecen estar estructurados para resolver los problemas que atañen a las grandes empresas en el mercado y no atienden los graves problemas de la mediana y pequeña empresa que no tienen los recursos para llegar a estas instancias.

Finalmente quiero referirme al fenómeno económico que es de un desarrollo reciente y que tiene relación con el uso extensivo de las tarjetas de crédito comerciales. Estas por la falta de regulaciones adecuadas se han prestado para los abusos más inauditos con graves efectos sobre las disponibilidades mínimas de dinero efectivo de la familia chilena, que angustiada están dando origen a graves desórdenes públicos. Lo más grave es que estas tarjetas están dando origen al “esclavo económico” con características muy similares a la de los obreros salitreros que eran remunerados con fichas canjeables en la pulpería de la empresa solamente.

Los cesantes, los trabajadores mal remunerados y los “esclavos económicos” que afectan el bienestar de la familia chilena serán la base para una fuerte intranquilidad social cuyas consecuencias son impredecibles. Los economistas chilenos, basados en teorías económicas aprendidas en otros países, no han podido interpretar estos fenómenos de la economía chilena.
Santiago (Chile), 09 diciembre 2006.

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.