Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Chile: Concertación, Transantiago y Alianza 

Compartir:
Como dice el refrán “de buenas intenciones esta pavimentado el camino al infierno”, eso es lo que está sucediendo con el famoso proyecto del Transantiago, que de una buena idea, sea ha transformado en el proyecto mas conflictivo, que ha implementado el actual gobierno.

Un amigo extranjero, me manifestaba, su extrañeza ante la falta de reacción política masiva, ante tanta ineptitud, en la puesta en marcha de este proyecto emblemático, me decía con sorna que en su país, una situación caótica, de la magnitud de lo que se ha armado en las tres semanas que lleva en marcha el proyecto, habría TUMBADO al gobierno, ante la reacción hostil de la población; que la Bachelet sería, a estas alturas, una gobernante exiliada y que la oposición ya tendría en sus manos el poder ejecutivo.

La realidad es que la paciencia de las grandes masas tiene su límite, incluyendo Chile, donde la dictadura dejo una amalgama de dirección política bien orquestada.

Por un lado la Concertación, como un conglomerado administrador de lo que el gobierno militar creó, y ello se percibe en la falta de voluntad política en llevar a cabo los cambios esenciales, para democratizar el país.

La Constitución del 80, sigue en pie, por más maquillajes, que se le hayan querido hacer, en particular en el gobierno de Lagos. Sobre el sistema de elecciones (binominal) no se ha avanzado absolutamente nada en 17 años de gobiernos Concertacionistas. Ahora con Bachelet, medio se tocó el tema, pero siguió postergado, pues tanto al bando oficialista, como al opositor, le satisface el status quo, para que todo quede igual.

Acuerdos de fondo reales que desarmen al binominal, puede destapar la caja de Pandora y a eso le temen ambos bandos. Parece digno de Macondo, que en las últimas elecciones senatoriales, el señor Allamand, haya sido electo en secretaria, sin necesidad del voto popular, el cual se transformó en una mera ratificación de los acuerdos de las elites políticas opositoras, al correr solo, su elección estaba asegurada desde el momento en que fue designado por la Alianza.

Nunca en la historia de Chile, las elites político-económicas han obtenido tan buenos resultados financieros, es decir jamás han acumulado tanto, en tan corto tiempo y además sin manejar aparentemente el aparato ejecutivo que se denomina gobierno, solo entrando a un juego de show opositor blandengue y muertos de la risa se han llenado los bolsillos, mientras sus aparentes enemigos (Concertación) se desgastan en llevar a cabo la faramalla de gobernar. Donde un grupo de dirigentes, autodenominados de “centro izquierda”, se han conformado con hacer alianzas espurias con quienes serían sus aparentes opositores.

Chile marcará un hito, donde dirigentes políticos de las más distintas tendencias, tienen arreglos económicos inconfesables. Son socios en estudios jurídicos, accionistas en Universidades privadas (que rinden pingües ganancias), socios en importadoras y exportadoras y muchos pasan de laborar en el sector publico, en cargos estratégicos (ministros, subsecretarios y otros) a ser empleados de alto nivel en empresas privadas. La mayoría de ellas, en áreas donde les tocó ser controladores anteriormente. La vergüenza NO existe, es una palabra, que en su léxico se perdió. En total, “hay que ganarse la vida”, fue la respuesta de un actual diputado de gobierno, cuando en plena campaña electoral le consulté si era cierto que compartía una oficina de proyectos con un ex ministro de Pinochet.

He aquí la respuesta de este callejón sin salida que significa el Transantiago, decenas de intereses económicos mezclados (bancos, empresarios, nacionales y extranjeros, políticos de ambos bandos) entre agentes del gobierno y la oposición, lograron vender la idea (buena por cierto) a Ricardo Lagos y sus boys, de quitarle a los micreros la “teta” del monopolio del transporte santiaguino, y de establecer un manejo estatal-privado bajo el modelo exitoso (aparentemente) de las concesiones, y brindar a la ciudadanía una mejor calidad de vida, al hacer un uso combinado y racional del Metro y los buses o micros como se denomina en Chile a este medio de transporte.

Demoraron cerca de tres años en terminarse los estudios (gastándose millones de dólares en los mismos, muy buen negocio para las oficinas de proyectos) terminándose en la implementación del actual caos, del cual nadie da cuenta, y el gobierno NO tiene un “plan B” para salir del atolladero, pues es absolutamente imposible que se siga maltratando a la gente humilde como se lo esta haciendo.

El ejecutivo casi no tiene márgenes de maniobra, pues movida que haga, perjudica a uno u otro sector involucrado, lo que pone en marcha “poderes fácticos” de mucho peso, que no están dispuestos a perder un centavo de sus intereses en la apuesta que hicieron.

Será la voluntad de la gente sola, sin dirección política clara, la que fuerce una solución ante tamaña barbaridad a la que se ha llegado, como es exponer a millones de santiaguinos diariamente a los vejámenes mas insólitos, como son por ejemplo, el caminar de 10 a 15 cuadras, en las poblaciones, para aproximarse a las avenidas troncales más cercanas, exponiéndose a ser asaltados; el ocupar hasta 7 personas un metro cuadrado en los vagones del metro (único medio de transporte decente hasta ahora en Santiago, que se esta deteriorando a pasos agigantados, por el uso y abuso desproporcionado técnicamente hablando) o esperando horas en los paraderos, atestados todas las mañanas y tardes. El MOP ha comprobado que en el atardecer desaparecen los buses como por arte de magia (operando no más del 30%) y sin embargo las medidas tomadas no surten efecto mayor.

En los contratos del Transantigo hay gato encerrado, de eso no cabe la menor duda y por ello, algunos senadores del mismo oficialismo están solicitando una revisión de estos elementos jurídicos.

Una explosión social se avecina, todos sabemos como comienza. NADIE puede predecir como terminará.
www.argenpress.info

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.