Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Denuncia

Campaña del terror made in usa en Venezuela 

Compartir:
Las recientes declaraciones vertidas por Manuel Rosales en rueda de prensa, el principal candidato de la oposición a Hugo Chávez, me hicieron recordar como en los tiempos de la Alianza para el Progreso; el Departamento de Estado Norteamericano, junto a la CIA y la

Democracia Cristiana chilena, desarrollaron su campaña electoral en base a una siniestra “campaña del terror”, en contra de la candidatura de Salvador Allende (1964).

En esa oportunidad y posteriormente en 1970, la DC con el apoyo de la derecha chilena, hablaron de la llegada de los tanques rusos a Chile, de que los comunistas se iban a violar las monjas y que los niños iban a ser enviados a Cuba, si triunfaba el candidato del FRAP, o posteriormente el de la UP.

Ahora, precisamente Manuel Rosales, ante la desesperación de un triunfo holgado de Hugo Chávez, en las elecciones de diciembre próximo en Venezuela, en conferencia de prensa expresaba hace algunos días atrás: »El 3 de diciembre los venezolanos tendremos que elegir entre un sistema comunista o una democracia que nos garantice la libertad, el progreso y el vivir bien», señaló Rosales a los medios de comunicación.

Bueno, al candidato del movimiento popular chileno, la DC, la derecha y los grupos terroristas de extrema derecha chileno, lo acusaron de querer implantar un régimen con las mismas característica que ahora usa el candidato opositor a Chávez, solo cambian los matices de la campaña del terror de la oposición venezolana.

Para muestra un botón, luego Manuel Rosales agrega: »Vamos a escoger entre un sistema totalitario en el que nuestros hijos no aprenderían en la escuela ni ciencias naturales, ni castellano, ni las tablas de multiplicar y de restar sino comunismo y todo lo que significa el proceso que parte del sistema totalitario comunista’‘, manifestó Rosales. »Los muchachos llegarían a casa y no nos hablarían de sumar y restar sino de la guerrilla, de Marx y del comunismo en el mundo, y de atraso, porque el comunismo es atraso’‘, añadió el candidato presidencial opositor.

De allí que decimos que la campaña del terror de la oposición venezolana está calcada
a la usanza de los viejos tiempos, y no solo se utiliza ahora en Venezuela, también se hace en el proceso electoral que está viviendo Nicaragua, en donde el gobierno genocida y terrorista de G.W.Bush invierte millones de dólares en tratar de revertir la situación electoral, en ambos países.

La periodista y escritora chilena, Patricia Verdugo en su libro “Allende, como la Casa Blanca provocó su muerte”, en relación a las investigaciones realizadas por el senado norteamericano, más bien conocido como Comisión Church expresa que para montar la campaña del terror en ese entonces  “la Comisión Church logró establecer que la CIA  entregó al menos tres millones de dólares (dólares del año 64) para la campaña presidencial del democratacristiano Frei Montalva. Objetivo: impedir el triunfo de Salvador Allende. El resultado fue una campaña millonaria de lienzos y afiches desde Arica a Punta Arenas, con una fortísima presencia en radios y diarios de todo el país. Por ejemplo, en la tercera semana de junio de 1964, el grupo de propaganda de la CIA producía veinte spots radiales por día tanto para radios de Santiago como para 44 de provincias. Y ponía al aire cinco veces al día programas noticiosos –de doce minutos de duración- en tres radios de Santiago y 24 de provincias: En la nómina de pago de la CIA había 26 comentaristas políticos. Todo está detallado en el informe de la Comisión Church. Esa operación incluyó, en la fase final, una campaña del terror hasta con fotos de tanques y soldados soviéticos que –de ganar Allende- ocuparían el territorio. chileno. Incluso Juana Castro –la hermana enemiga de Fidel- colaboró en la campaña del miedo, previo pago. Y obviamente se incluyeron imágenes de paredones cubanos”.
La periodista también destaca, que la CIA trabajó con todo los medios de comunicación posibles y que subsidió a grupos femeninos y a frentes cívicos de centro y de derecha. Aparte de la enorme campaña de propaganda, buscó “dividir al no- marxista Partido Radical”. Aseguró el informe que la CIA  usó también “propaganda negra”. ¿ En qué consistía  ésta ?: en material que se atribuía falsamente a un grupo, explica el Informe Church, para provocar divisiones entre comunistas y socialistas, entre la Central única de Trabajadores (CUT) y el Partido Comunista. Se anunciaba el fin de la religión católica, el fin de la vida familiar y hasta de la patria. Toda la tradición en peligro.

Por eso decimos que las últimas declaraciones vertidas por Manuel Rosales, se inscriben en los mismos términos de las campañas del terror, montadas entre los años 1964 y 1973 en Chile., por la DC, el Departamento de Estado Norteamericano y la CIA.

En otro plano, Manuel Rosales y otros partidos de la oposición, se cuidan muy bien de ocultar los dólares entregados por la Casa Blanca de manera encubierta, de los gremios patronales y de las trasnacionales para sus respectivas campañas.

El candidato opositor con mayor trascendencia, se queja que en el régimen comunista de Chávez, los medios de comunicación van a pasar a control del Estado, pero nada dice de que actualmente esos mismos medios de comunicación, en más de un 80% están en manos de los grupos opositores a la revolución bolivariana, y que mienten de una forma desenfadada contra el gobierno de Hugo Chávez, igual como hicieron en Chile, durante los tres años del gobierno de la Unidad Popular, encabezado por el inmortal presidente Salvador Allende.

La oposición al proceso de cambios que vive Venezuela, en mayor o menor medida, tienen la orden de crear las condiciones propicias, para liquidar el gobierno de Hugo Chávez, de allí el lenguaje histérico, asolapado y del terror de Manuel Rosales y otros de su especie.

En vista además, de la falta de argumentos para enfrentar la campaña electoral contra Hugo Chávez, rastrojean entre los excrementos que pone a disposición la CIA, para tratar de cambiar la correlación de fuerzas e influir en los sectores con menor conciencia acerca del proceso de cambios que se vive en Venezuela.

Pero no solo eso, Manuel Rosales es un provocador de primera línea, cuando señala a la prensa que el gobierno del mandatario Hugo Chávez se "acerca mucho" al terrorismo internacional, ante las versiones de los medios de comunicación que informan que un presunto miembro de la ETA ocuparía una dirección de administración del Ministerio de Agricultura de Venezuela, sobre lo cual la oposición ha pretendido hacer un escándalo, es como si un miembro de la ETA o de cualquier otra organización, no tuviera el derecho a tener una vida normal como persona. En este plano Rosales habla una vez más en el lenguaje del gobierno genocida y terrorista de G. Bush.

Lo que en el fondo está proponiendo Rosales, es que como Chávez es un terrorista internacional, hay que deponerlo con un nuevo Golpe de Estado o simplemente intervenir militarmente el país, como a hecho Estados Unidos en Afganistán, Irak y el Líbano recientemente, desatando el genocidio y las violaciones a los derechos humanos que ya todos conocemos.

Por ello, todo el proceso vivido en Chile desde 1964 hasta el 11 de septiembre de 1973, es digno de ser estudiado, para tener en cuenta como operan las fuerzas que se resisten a los cambios políticos y sociales que benefician a las grandes mayorías. Las campañas del terror, son una de las formas como operan las fuerzas ene
migas de los pueblos, y que no están dispuestas a perder sus mezquinos privilegios e intereses.
04.10.06      
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.