Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

El agua, un bien mal cuidado 

Compartir:
En un número especial de la revista National Geographic dedicado al agua, se describe la compleja situación que deberemos enfrentar en los próximos años los habitantes del planeta, si no reconocemos a tiempo la importancia de los recursos hídricos. En la publicación se revisa la situación del agua desde distintas perspectivas y nos muestra los problemas que ya se están sufriendo, y que en el caso chileno podemos reconocer con claridad.

En la publicación se señala, por ejemplo, que los océanos son cada vez más frágiles y están llegando a sus límites, y que si bien durante años nos pareció que el mar poseía riquezas inagotables y que era invulnerable al impacto humano, la situación hoy es muy distinta: los mares sólo conservan un 10% de la población de peces pelágicos debido a la sobreexplotación pesquera, cada año mueren más de 300 mil mamíferos marinos atrapados incidentalmente en las redes, y las naves industriales arrasan el fondo de los mares con sus pesados y destructivos aparejos. En nuestra costa esto es una realidad que cada día se acrecienta y que tiene impactos que todavía no somos capaces de frenar y de comprender en su real dimensión, como ocurrió con los cientos de patos Guanay que aparecieron muertos en las costas de Mejillones hace unos días, víctimas de la pesca incidental.

Lo mismo indica el trabajo de National Geographic en relación a la contaminación marina, subrayando que el impacto que podemos generar a miles de kilómetros de las costas, en una lejana cordillera o en un cuerpo de hielo que se derrite, llegará inevitablemente a los mares. En esto Chile quiere, al parecer, liderar los rankings mundiales por las facilidades que otorga para que empresas instalen ductos de desecho en ríos, humedales o directamente al mar.

El caso Pascua Lama es un ejemplo que calza perfecto con lo descrito antes: este enorme proyecto minero pone en riesgo la disponibilidad y accesibilidad al agua de los habitantes del valle del Huasco. Pero además, tal como está ocurriendo en todo el mundo, en el norte de Chile estos enormes proyectos se hacen de espaldas a las comunidades locales, a los pueblos originarios y a todos aquellos que históricamente han utilizado ese mismo recurso sin provocarle ningún impacto negativo.
El autor es Coordinador de Oceana
Oceana, Oficina para América Latina y Antártica
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.