Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Los Derechos Secuestrados 

Compartir:
*Luis Casado es uno de los últimos allendistas que quedan por el mundo. De obrero ha llegado a ser un consultor internacional de gran prestigio. Escribe como lo harían los dioses si existiesen. Es socialista, en la onda consecuente con la verdad, con la justicia y sobre todo, con el pueblo, o sea en la misma onda que el Compañero Presidente Dr. Salvador Allende. Lastima que van quedando tan pocos. Amable lector o lectora, te sugiero copiar y divulgar sus articulos para desenmascarar al fraudulento inquilino de La Moneda (Ricardo Lagos), que quiere hacerse pasar por ‘abridor de alamedas’ y lo único que abre es el mercado de Chile a los explotadores de siempre.
Fraternalmente
Maximo  Kinast

Los Derechos Secuestrados

La digna viuda de Salvador Allende, nuestra Tencha Bussi nacional, declaró el 11 de septiembre pasado en La Moneda: "Chile aun no vive en plena democracia"(1).

Pobre Ricardo Lagos. Pobre. Había intentado subirse al carro de la historia pretendiendo que él, y no otro,(2) era el hombre de estado que había, ¡por fin!, abierto las grandes alamedas poniéndole término al "momento gris y oscuro" (sic) gracias a una "nueva constitución" (resic).

Lagos se hizo culpable ese día de dos pecadillos graves: primero, no conocer las imborrables palabras pronunciadas por Allende al morir defendiendo la Constitución legítima, y segundo, intentar vender el texto mamarracho surgido de la mente fascistoide de Jaime Guzmán (con algún maquillaje en plan "porque yo lo valgo") como la culminación de un proceso de democratización aun no concluido.

Lamentablemente algunos días más tarde Michelle Bachelet se hizo eco de esta estafa al declarar que con esta constitución "la transición ha terminado"(sic). Puede que esta desafortunada afirmación tenga algo que ver con su asesor Andrés Velasco, quién ha declarado admirar a Jaime Guzmán y el sistema electoral binominal que le dio "estabilidad al país".(3)

El momento en que Lagos firmó -muy solemnemente- el texto mamarracho, fue bien elegido. Durante las fiestas patrias el pueblo de Chile está en otra y la estafa pasó "piola". O al menos eso creen quienes se felicitan del timo.

Por cierto, el modo en que el texto firmado por Lagos vio la luz del día no tiene nada de glorioso. Prolongando el mal uso de las tratativas de pasillo que le han permitido a la derecha conservar lo esencial de la impunidad y lo fundamental del ordenamiento jurídico legado por Pinochet, el maquillaje de la constitución del 80 fue negociado, línea por línea, a espaldas de la ciudadanía. El Parlamento, o lo que en la constitución pinochetera hace las veces de, sirvió de tapadera.

De ahí que sea legítimo preguntarse: ¿Y el pueblo en todo esto?

¿Qué se hizo la soberanía popular? ¿Qué se hizo la voluntad general como fuente de legitimidad del poder? En suma, ¿Qué se hicieron los derechos ciudadanos?
Desde luego no basta con utilizar, a guisa de preámbulo y en modo que recuerda el coitus interruptus, una frase mal copiada del Contrato Social: "Las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos".(4)

El crimen antidemocrático es de tal envergadura que conviene recordar un par  de cosas.

Nota de la Redacción: El trabajo de Luis Casado contiene otros dos artículos, los que reproduciremos en los próximos días.

Notas del Autor

(1)Durante el homenaje a Salvador Allende en el Palacio Presidencial.
(2)Patricio Aylwin, presente en la ceremonia, continua insistiendo en
que la transición terminó durante su mandato.
(3)Dicho sea de paso Jovino Novoa, líder de la UDI, piensa y declara lo mismo.
(4)Capítulo I, Art. 1 del texto mamarracho. (la "nueva" constitución)

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.