Chileno en NZ: “el señor que me explicó el Islam, rezaba en esa mezquita de ChristChurch”

Me acuerdo de estar entrando en la misma mezquita y haber sido recibido por la gente más amable del mundo

Hoy día cuando vi la noticia y abrí en video que mandaron, simplemente no lo podía creer.

Imagen de referencia: Flickr CC manphis

Viví en ChristChurch, Nueva Zelandia (NZ), casi un año. Una de mis hermanas vive allá, es una ciudad tranquila, pacífica.

Una vez en ese año, salí con unos amigos al centro quedaba bien lejos de mi casa. Me iba al sudeste creo, entonces salimos a celebrar. La cosa es que por alguna razón me devolví caminando solo, medio ebrio y me perdí en un parque gigante que se llama Heagly park.

Estaba amaneciendo y me puse a caminar por el parque que era increíble, lleno de árboles, canales, flores y pastizales enormes. Estaba solo, viajando por NZ, feliz y entregado. Me saqué las tillas y metí las patas al agua, anda a saber por qué, me puse a caminar por un canal y me metí como a un túnel. Figuraba solo metido en el túnel que tenía un graffiti que decía como “after this point you are in hell” (“después de este punto estás en el infierno”), me cagué de miedo y me fui. Salí con las zapatillas en la mano del parque por un lado nada que ver al camino a mi casa y el primer edificio que veo tenía un cartel que decía “leave your shoes here” (“deja tus zapatos aquí”).

Dejé mis zapatillas en un estante que estaba debajo del edificio y entré por una puerta grande que estaba abierta. Ya era de día. Pasé por un pasillo largo y llegué a una sala donde habían unos señores rezando. Claramente eran musulmanes y me había metido en una mezquita. No sentí que estuviera invadiendo su espacio, eso sí, venía de celebrar, así que me senté en una banca al lado para no molestar mucho, no quería faltarles el respeto y me quedé mirando alucinado por lo que estaba viendo. Nunca había estado en una mezquita, no sabía como eran las ceremonias musulmanas, si no han estado, son preciosas y diferentes.

Cuando terminaron de rezar un señor se me acercó a conversar, me preguntó como había llegado y le conté la ridícula verdad. También le dije que nunca había visto algo así y que me parecía increíble, que no sabía mucho. Me conversó de su fé y de que el creía que por algo había entrado ahí. Me dio un Corán, me dijo que ese era su libro sagrado y que si quería saber más ahí estaba toda la información. No sé si era suyo, pero fue un regalo. Me dijo que si estaba lejos de mi casa que me quedara ahí un rato, que era un lugar abierto. Me quedé un rato en el lugar después de despedirme y darle gracias por su tiempo y buena onda.

He contado esta historia mil veces con diferentes conclusiones. Pero hoy día cuando vi la noticia y abrí en video que mandaron, simplemente no lo podía creer. Me acuerdo perfecto de estar entrando a la misma mezquita que entra el asesino y haber sido recibido por la gente más amable del mundo con los brazos abiertos. Y que hoy día alguien simplemente haya decidido que había que matarlos a todos, no puede ser.

Estaba en la pausa de un tour de “Berlín a pie” cuando lo vi, me tocaba explicar lo del holocausto y los nazis. Imposible no quebrarme viendo al mundo así.

Les cuento del señor que me explicó del Islam, que rezaba en esa mezquita de ChristChurch. Todavía tengo ese Corán en mi escritorio de Santiago.

*Fuente: El Morrocotudo

 

Artículo publicado en Terrorismo y etiquetado , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.