Lonko Facundo Jones Huala denunció “tácticas de guerra sucia” contra los mapuches

Prisionero en Valdivia, Jones Huala denunció “tácticas de guerra sucia” contra los mapuches 

Facundo Jones Huala, lonko de la Pu Lof en Resistencia Cushamen, reivindicó desde la cárcel la lucha de su pueblo en Chile, y repudió “el ensañamiento, la represión y las tácticas de guerra sucia” de los gobiernos contra las comunidades originarias de la Patagonia.

27 de septiembre de 2018
Jones Huala fue visitado este martes por familiares y allegados en la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) de Valdivia, y también por Héctor Llaitul, líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), uno de los máximos referentes de la lucha mapuche en Chile.

El lonko de Resistencia Cushamen difundió ayer un comunicado en el que reivindicó la lucha que lo llevó al procesamiento en Chile y el pedido de captura a Argentina, por lo que fue extraditado semanas atrás.

Recordó que fue “perseguido, detenido y procesado en Chile” al participar de la resistencia “a megaproyectos capitalistas que pretenden represar el Río Pilmaiken”, lo que derivó “en 2013 en un emblemático juicio político a los defensores del territorio mapuche huilliche”.

“Todos fueron absueltos en nueve causas, entre ellas Pisu Pisue (por él estuvo entre los acusados de un incendio intencional), victimas también de persecución política orquestada por la genocida empresa noruega StatKraf”.

Con esa alusión Jones Huala se refirió a la compañía estatal noruega que adquirió tiempo atrás en Chile el 98,2% de las acciones de la empresa eléctrica Pilmaiquén S.A., entidad que logró la construcción de la central hidroeléctrica Rucatayo, ya en funcionamiento, y la aprobación de los proyectos hidroeléctricos Central Los Lagos y Central Osorno.

Facundo Jones Huala y su compañera Andrea Millañanco (foto Revista Cítrica)

Diversas comunidades mapuche wiliche del sur de Chile denunciaron que el proyecto hidroeléctrico atentaba contra el complejo religioso mapuche Ngenmapu Kintuante y todo su territorio, y con diferentes acciones de lucha lograron detener el avance de las represas en la Región de Los Ríos.

Jones Huala expresó que la causa Pisu Pisue, en la que absolvieron a todos los demás acusados, y la extradición “han pasado de la común criminalización a la persecución política a niveles cada vez más altos de escarmiento, hostilidad política y terrorismo de Estado, sometiéndome dos veces a un mismo proceso en el del juicio de extradición ante los ojos de todos”.

“Es por esto que repudio el ensañamiento, la represión y las tácticas de guerra sucia por parte de los Estados chileno y argentino, que no han dudado en coordinarse y operar en conjunto para combatirnos como el enemigo interno, imponiendo la represión, asesinato, judicialización y teatros de operaciones basados en las escuelas gringas de contrainsurgencia para guerras de baja intensidad”. 

En el texto Jones Huala llamó a “continuar el proceso de concientización y reconstrucción de la nación mapuche con todas sus expresiones en todo el territorio” y pidió “apoyar esta digna prisión política en la que me encuentro con diversas movilizaciones”.

A su vez Auka Millañanco, “werken” (vocera) de la comunidad que dirige Jones Huala, denunció “condiciones críticas” del encierro del lonko y anticipó que realizará un reclamo a las autoridades chilenas por ese tema.

Héctor Llaitul, líder de la CAM (centro), en la visita del martes al penal de Valdivia. (foto Diario de Futrono).

Respaldo de la CAM 
A su vez Llaitul dijo que concurrió al penal de Valdivia para “acompañar al ‘peñi’ (hermano) en la prisión política que está sufriendo” y expresó su solidaridad destacando que Jones Huala “es un destacado luchador de la causa mapuche autonomista”.

El líder de la CAM aseguró que Jones Huala “tendrá todo el apoyo de los grupos en resistencia mapuche” y adelantó que agotarán “todas las instancias nacionales e internacionales” para que se reconozca su condición de perseguido político y estatus de lonko mapuche.

Al extraditarlo Argentina desoyó la recomendación contraria de Naciones Unidas avalando su condición de perseguido político, y por eso ahora su prisión debe ser reconsiderada”, señaló Llaitul.

Publicado en: EnEstosDias

“La resistencia mapuche crece a pesar de tanta represión” 

Facundo Jones Huala recibió en Esquel la noticia del aval de la Corte Suprema de Justicia a su extradición. No lo sorprendió la novedad. Cree que era “esperable” debido a los “intereses político y económicos que están en juego”. En diálogo con En estos días pidió a su pueblo “no aflojar y seguir con la resistencia mapuche”. Y aclaró: “Nosotros no somos rebeldes porque estábamos aburridos; a los rebeldes los produce el mismo sistema”.

24/08/2018 – Santiago Rey
En la casa de su abuela donde cumple prisión domiciliaria, en Esquel, Facundo Jones Huala escuchó este jueves a la tarde y por los medios que la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió dar via libre para su extradición a Chile. La noticia no lo sorprendió, aunque sí la velocidad de la definición en el máximo órgano judicial.

Desde que recibió la novedad hasta este viernes a media mañana, analizó con miembros de la comunidad en Resistena Cushamen, con otros peñis (hermanos) y lamiens (hermanas), y con una machi, si emitir una declaración pública, hablar con los medios, y qué decir. Finalmente, decidió dialogar con En estos días.

En estos días: ¿Lo sorprendió la decisión de la Corte Suprema de Justicia? 

Facundo Jones Huala: No, no me sorprendió para nada. Era algo esperable. Tiene que ver con los intereses políticos y económicos que están en juego. Antes de la difusión del fallo los medio ya informaban y manifestaban la preocupación del empresariado en relación a Vaca Muerta. Entonces todo esto no viene más que a reafirmar todos los planteos políticos, filosóficos, que se vienen sosteniendo desde hace tiempo desde nuestra parte: que esto es una persecusión política. Es morboso el factor político, tanto que la Corte Suprema dice que no hay delito ni persecusión política cuando es algo obvio a todas luces. Y se da en un momento de gran conmoción social en el país, donde se está aprovechando este ánimo tan caldeado y hay una persecución más fuerte a todos los sectores, no solamente al pueblo mapuche. En ese contexto, en ese mar picado, surge esta situación (la confirmación de la extradición), justo el mismo día que también reafirman la persecución contra Fausto (Jones Huala) y Lautaro (González).

En estos días: En el caso del asesinato de Rafael Nahuel… 

Facundo Jones Huala: Claro.

En estos días: Conversábamos con su abogada, Sonia Ivanoff, y nos decía que Jujuy con el caso de Milagro Sala es un “laboratorio” y ahora se reproduce esa persecusión en el sur. ¿Cree que hay un proyecto contra los pueblos originarios que responde al modelo de país? 

Facundo Jones Huala: Sí. Con el país y con la región. Acá estamos hablando de un conflicto que tiene gran peso en términos estratégicos, geopolíticos, y es evidente que el pueblo mapuche ha sido una molestia para los grandes poderes, desde que llegaron a este lugar del mundo. Hay que recordar la historia misma del pueblo mapuche, su relación con la Corona Española y luego con los Estados nacientes. No por nada decían que el Wallmapu era el “cementerio del español”. Hoy en día nosotros venimos sosteniendo la idea de un renacer, una reconstrucción política, social, espiritual, que tiene todas las condiciones para que el Wallmapu, ojalá, se convierta en la “tumba del capitalismo”. Ese es el deseo que tenemos explícitamente un montón de peñis y lamiens de las comunidades y del conjunto del pueblo mapuche que no soportamos tanta opresión, y que además tenemos un proyecto viable, aplicable, independiente de la existencia o no del Estado, de su presencia o no, que tiene que ver con reconstruir totalmente nuestra vida, nuestra integridad, sin depender de nadie más que de nuestro propio esfuerzo. Esa es la propuesta que más les molesta, y que además viene creciendo a ambos lados de la cordillera. Lo conversamos con algunos peñis… se está viviendo una primavera mapuche. Yo creo que sí, está florenciendo nuevamente en todos los niveles, político, cultural, filosófico, hasta en el idioma. Hay una revalidación del ser y de la identidad muy fuerte. A ese proceso de descolonización es a lo que más le temen, porque nosotros no tenemos nada que perder, y ellos sí tienen muchas cosas que perder, por empezar sus grandes privilegios.

En estos días: ¿Cómo fueron estos días de prisión domiciliaria en la casa de su abuela?, ¿le fue posible reencontrarse con su espacio espiritual y costumbres?

Facundo Jones Huala: No, es limitado, mientras esté prisionero es limitado. Porque si bien está mi abuela, el Juez Villanueva puso un montón de restricciones. Se hace muy difícil levantar una ceremonia como realmente corresponde. Para llevarme al juzgado me mandan toda la infantería. Situaciones muy feas. A él (por Villanueva) se le ocurre decir cómo tenemos que ser los mapuches. Queda claro que Villanueva y (el Juez Federal de Esquel, Guido) Otranto han sido bien funcionales al modelo y al sistema. Hay una diferencia: Otranto es un cobarde; y otro es alguien que tiene una intencionalidad reaccionaria, de derecha, fascista, que es Villanueva, que tiene una actitud declarada racista y antimapuche. No hay otra explicación a todo lo que ha decidido y llevado adelante.

En estos días: ¿Qué significa para el pueblo mapuche la extradición de uno de sus lonkos?, ¿qué reacción se puede esperar? 

Facundo Jones Huala: No lo sé, eso depende sólo de mi gente. Lo único que yo les puedo dar es el newen (fuerza), decirles que no bajen los brazos nunca, que sigan adelante, porque todo esto que estamos llevando adelante en conjunto es algo muy bonito, que va a creciendo a pesar de tanta represión, tanta violencia que hay para con nosotros. También hay cosas muy dignas: para un weichafe (guerrero) como uno no hay nada más bonito que morir luchando por su tierra. Si bien es triste cuando nos arrebatan a alguien, nosotros sabemos que el que muere luchando se va con una satisfacción de haber hecho lo correcto. Por ejemplo en el caso del peñi Rafa (Nahuel). Nosotros tenemos esa mentalidad, esa actitud con la vida, y hay que ir aceptando lo que venga, nosotros tenemos esa actitud valiente. Hay que hacerle honor a la memoria de nuestros mayores, de nuestros antepasados, de los grandes lonkos, konas, weichafes, y a la dignidad que nos enseñaron nuestros abuelos que nos han forjado así. Si yo tengo una actitud no es porque se me haya ocurrido, sino que me formaron la gente mayor, esos lonkos, algunos ya fallecidos, incluso machis con lo que hemos trabajado. No es una ocurrencia de una generación loca, esto no tiene nada de loco, es algo bien cuerdo, es algo que tiene objetivos que se pueden palpar y practicar. Lo que espero de mi pueblo es que no se baje, que no se rinda, que no se eche para atrás, que siga avanzando, recuperando tierras, que expulsen a las transnacionales, a las petroleras, a las mineras, que sigan profundizando su conciencia mapuche, eso es lo que me parece más importante, independientemente de lo que pase hoy, mañana o pasado. Cada comunidad, los distintos territorios, irán viendo cómo profundizar las distintas formas de lucha. Todas las formas de lucha son válidas y yo jamás voy a salir a condenar ninguna forma de resistencia de mis peñis y lamiens, al contrario, los voy a seguir alentando a que se defiendan.

En estos días: Usted ya conoce las cárceles de Chile, ¿qué le espera del otro lado de la cordillera? 

Facundo Jones Huala: Voy a tener que ir a vivir de nuevo la misma porquería, heredada de la dictadura, y bueno… es parte del sistema. La base del sistema es corrupta, el poder que ellos mantienen de dominación es en esencia corrupto así que esto siempre va a suceder. Será aguantar nomás. Sé también que los peñi y los lamiens del otro lado de la cordillera me estarán esperando, y como ya dije, me pongo a disposición de las organizaciones más consecuentes de la lucha mapuche en las comunidades en resistencia. Seguramente tendré que aguantar el frío, la comida en mal estado, las malas condiciones carcelarias, seguramente tendré que aguantar los vejámenes del servicio penitenciario chileno y el hostigamiento de toda la reacción en Chile, pero también por otro lado tengo la convicción y la satisfacción de que en el wellmapu hay un pueblo luchando, que son igual que nosotros aquí, que somos un solo pueblo, y que están esperando por otro de sus hermanos que ha combatido. Y ya me han hecho saber por distintas vías que al llegar allí no me voy a encontrar solo.

A los rebeldes los produce el mismo sistema. Nosotros no somos rebeldes porque estábamos aburridos. Es importante que quede claro que es el sistema perverso el que crea la necesidad de las revoluciones, las reformas, de los cambios, para mejorar la vida de los oprimidos. Y que evidentemente con el grado de conciencia que nosotros hemos adquirido, por el mismo nivel de opresión del capitalismo, desarrollamos la propuesta que tenemos.

Este sistema no nos convence porque lo único que hace es dejarnos en las peores condiciones de vida, situación colonial, de explotación, de marginalidad, en el campo y la ciudad, en toda la extensión del antiguo territorio mapuche, libre que fue, estamos en esa condición de ser los más pobres entre los pobres.

Entrevista publicada en: EnEstosDias

Materiales enviados a piensaChile por: 
Artículo publicado en Pueblo Mapuche y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.