Los correos que revelan la trama de las platas políticas de OAS en Chile

Domingo 3 de junio de 2018

No solo fue la donación del avión a ME-O en 2013 ni las sospechas del pago de deudas de campaña de Bachelet un año después: al menos desde 2009 la constructora brasileña vinculada al caso Lava Jato -el mayor escándalo de corrupción en ese país y con ramificaciones a varios otros países- mantiene contactos y colabora con dirigentes de la ex Concertación y de la ex Nueva Mayoría. Esta es la historia.

La tarde del viernes 3 de febrero de 2017, detectives de la Brigada de Delitos Funcionarios de la PDI allanaron las oficinas de la empresa Constructora OAS en Santiago. La diligencia, realizada por instrucciones de la fiscal de Delitos de Alta Complejidad de la Fiscalía Santiago Centro, Ximena Chong, buscaba incautar los registros contables de la constructora brasileña de los años 2012 y 2013, en el marco de la investigación por presunto fraude al Fisco a raíz de la cesión de un jet privado para la campaña presidencial de Marco Enríquez-Ominami de 2013.

Pero lo que obtuvieron fue mucho más.

Apenas entraron en el edificio de Monjitas 527, uno de los tres domicilios que poseía en Chile la empresa brasileña vinculada al caso Lava Jato -el mayor escándalo de corrupción de Brasil y con ramificaciones en varios países sudamericanos-, se dieron cuenta de que había más de lo que esperaban encontrar. Esa misma tarde, la fiscal Chong se comunicó por teléfono con el juez del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, Ponciano Salles, pidiendo que ampliara la autorización que había emitido esa mañana, permitiendo incautar otros objetos “cuya existencia se desconocía” hasta ese momento.

Un servidor, una CPU, un notebook, un disco duro externo y un CD regrabable que tenía escrita la palabra OAS TRUE CAP fueron incautados desde las oficinas de OAS en Monjitas, desde calle Cóndor 550 de la Ciudad Empresarial de Huechuraba y desde Panamericana Norte 18.900, Lampa, y trasladados de inmediato al Laboratorio de Criminalística de la PDI, donde se procedió a registrar y duplicar el contenido de las piezas. Para ello contaban con la autorización de la jueza de garantía Marcia Figueroa.

El análisis de lo incautado, sin embargo, demoraría varios meses. La policía debió comprar nuevos equipos tecnológicos que permitieran hacer el peritaje forense al contenido de los discos duros. También tuvieron que ubicar e interrogar al encargado de informática de la empresa OAS en Chile para obtener la password para acceder a algunos archivos encontrados.

Recién el 11 de julio de 2017 la PDI envió a la fiscal Chong un extenso informe, de 261 páginas, detallando el resultado del análisis a los archivos digitales de OAS.

En uno de los discos incautados estaba el respaldo completo del correo institucional del primer gerente general de la Constructora OAS en Chile, Felippe do Prado Padovani (felippe.padovani@oas.com). Más de 8,9 gigas con miles de e-mails enviados y recibidos, entre fines de 2008 hasta el 16 de febrero de 2015, por el joven ejecutivo brasileño, quien había llegado a Santiago el 2006 a estudiar un magíster en Administración en la Universidad de Chile. En agosto de ese año, Padovani recibe el encargo desde Brasil de crear la sociedad OAS Chile Inversiones Ltda., con un capital de más de 300 millones de pesos, aportados por la constructora brasileña, con el objeto de instalar una sucursal de la compañía en Chile.

Según exasesores de OAS, Padovani tenía estrechos vínculos con los más altos ejecutivos de OAS en Brasil. Era bahiano, al igual que varios de ellos, y su padre era amigo personal del entonces presidente de OAS, Jose Adelmario Pinheiro Filho, más conocido como Léo Pinheiro, quien está condenado en Brasil a 16 años de prisión por delitos de corrupción en el marco del caso Lava Jato.

Entre los cargos que se le imputan a OAS en Brasil está haberle regalado al expresidente Lula da Silva un departamento triplex de 297 metros cuadrados en uno de los condominios más lujosos, frente a la playa de Guarujá, balneario distante unos 80 kilómetros de Sao Paulo, a cambio de favores para la empresa. Por este hecho, Lula fue condenado a nueve años y seis meses de prisión, los que comenzó a cumplir en abril pasado, derrumbando una nueva aventura presidencial del líder del PT.

Martelli y la donación de OAS a Frei

Al igual que en Brasil, en Chile OAS seguía con interés la contienda electoral. El 25 de febrero de 2009, Padovani envió un breve análisis de la situación política al director internacional de OAS, Augusto César Uzeda, quien meses después tendría un papel clave en la cesión del jet privado de la compañía brasileña a la campaña de marco Enríquez-Ominami.

“Hay solamente dos candidatos con posibilidades de ser elegidos”, le señala Padovani a Uzeda. “Sebastián Piñera y Eduardo Frei (…). Estamos trabajando para obtener una reunión positiva con los dos candidatos mencionados”, afirma el gerente en Chile de la constructora.

En la cuenta de correo de Felippe Padovani se encontraron 25 e-mails del geógrafo y operador político Giorgio Martelli (ex PPD), quien trabajó en los equipos de recaudación de fondos para las campañas presidenciales de Eduardo Frei (2009) y de Michelle Bachelet (2013). De acuerdo con el análisis policial, 16 de esos mensajes estarían relacionados con la investigación que lleva adelante la fiscal Chong por platas políticas.

El primero de esos correos está fechado el 13 de octubre de 2009, un mes después de iniciada la campaña presidencial. “Hola Felippe, te envío algunos documentos que les ayudarán a tus abogados en el trámite de aportes reservados en el servicio electoral. Saludos, Giorgio Martelli”, escribió el operador político desde la cuenta martillo.pez@gmail.com al entonces gerente de OAS Chile.

En el mensaje, Martelli adjuntó dos archivos. El primero era un documento titulado: “Minuta de aportes reservados de la campaña presidencial de Eduardo Frei año 2009”, en la cual se entregaban indicaciones sobre la forma en que se debían realizar las donaciones de acuerdo con la Ley 19.884 sobre Transparencia, Límite y Control de Gasto Electoral. También señala que el límite de los aportes reservados es de 1.500 UF (unos 31 millones de pesos de la época). “Todo aporte sobre esa suma (y bajo las 2.000 UF) deberá ser público”, explica en la minuta.

El segundo archivo, en formato pdf, era la “Guía del Donante”, material explicativo elaborado por el Servicio Electoral (Servel) sobre las normas que rigen las donaciones a las campañas políticas en Chile, los montos máximos permitidos y los plazos.

Para entonces, según consta en varios correos incautados a OAS, los ejecutivos de la empresa brasileña estaban evaluando la forma de hacer una donación política en la campaña presidencial chilena. “Solo una empresa constituida en Chile puede hacer aportes, no por la sucursal (de la Constructora OAS Agencia Chile), y el límite de la donación son US$ 60.000” (unos 32 millones al cambio de esa fecha”, escribe el 7 de octubre del 2009 Lucas Santos Argolo, miembro del staff jurídico de OAS en Brasil al director corporativo de la constructora brasileña, Raymundo Neto, y con copia a Padovani, respondiendo así a la sugerencia que había hecho anteriormente el gerente general de la empresa en Chile en el sentido de “que iban a utilizar OAS Inversiones para hacer la contribución”.

“Ok, pueden seguir”, escribe el 9 de octubre de ese año el jefe corporativo internacional de OAS, Raymundo Neto, en un correo dirigido a Padovani y con copia al abogado de la empresa en Brasil, Santos Argolo.

Ese mismo día, 9 de octubre, Padovani inicia una nueva cadena de correos con copias a Neto y Luciano Ribeiro Barbosa (por entonces ejecutivo del área de finanzas de OAS), evaluando la forma en que podría transferirse el dinero desde OAS Constructora a la sociedad OAS Inversiones para hacer la donación. “Para este asunto tendremos que hacer una transferencia de la Sucursal a OAS Inversiones. ¿Cómo procedemos con esa transferencia? ¿Quién podría ayudarnos con ese asunto?”, pregunta Padovani.

Más de un mes después, el 24 de noviembre de 2009, a petición de los ejecutivos brasileños, los abogados de OAS en Chile, Joaquín Feres y Álvaro Delgado, afinarían un préstamo entre Constructora OAS Sucursal Chile y OAS Inversiones por $ 29.670.600 (equivalente a 60 mil dólares de la época), el límite para hacer aportes reservados legales a las campañas presidenciales.

Copia de ese préstamo fue incautado posteriormente por la fiscalía. Además, al revisar la contabilidad de la empresa en Chile, la policía logró encontrar en uno de los computadores de OAS el respaldo electrónico de los movimientos de la cuenta corriente de la constructora en el banco Itaú. Allí figuraba el cheque N°1145, de fecha 26 de octubre de 2009, con el rótulo “OAS Inversiones-Donación Política” por $ 29.670.600.

Pero los contactos de Giorgio Martelli con los ejecutivos de OAS en Chile fueron mucho más allá de sugerir la forma en que se podía hacer un aporte reservado a la campaña presidencial.

El recaudador de fondos de Frei envió el 15 de octubre del 2009, dos días después del primer e-mail, un nuevo correo electrónico al gerente de OAS Chile, Felippe Padovani. Esta vez, el mensaje se refería a las gestiones que estaba llevado a cabo para concertar reuniones de los representantes de la Constructora OAS Chile con los entonces ministros de Obras Públicas, Sergio Bitar; de Energía, Marcelo Tokman, y de Minería, Santiago González, destinadas a dar a conocer la empresa y los proyectos y licitaciones que estaba postulando OAS en Chile, justo en un periodo en que la constructora brasileña desarrollaba un ambicioso proceso de expansión de sus operaciones en África y América Latina.

El entonces Ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, se reúne con ejecutivos de OAS.

“Hola Felippe, tal como te comenté esta mañana, la entrevista con el ministro de Obras Públicas, Sr. Sergio Bitar, será el 21 de octubre a las 19.30 horas, en Morandé 59, sexto piso. Es necesario que para ello envíes un mail dirigido al ministro, firmado por ti, que debe contener lo siguiente: petición de entrevista, objetivo de la entrevista (dar a conocer la empresa en Chile y manifestar interés en seguir participando en futuras licitaciones), dar a conocer las obras que están ejecutando y las licitaciones en que están postulando, personas que asistirán a la reunión. Si quieres me puedes enviar un borrador del mail antes de enviarlo al ministro, para que te haga mis observaciones. Muchos saludos, Giorgio Martelli”, escribió en el mensaje.

En el texto, Martelli le explica al ejecutivo de OAS Chile que el correo destinado al ministro Bitar debe enviarlo al jefe de gabinete del ministro, Harold Correa.

Y agrega a modo de posdata: “La entrevista con el ministro de Energía será el viernes 23 de octubre, a las 17.30 horas, en la sede del ministerio (luego te averiguo). Para ello, tienes que enviar un mail similar al anterior, dirigido al ministro, firmado por ti. Este mail debes enviarlo a la jefa de gabinete del ministro, Sra. Mariana Soto. Lo de Minería lo conversamos por teléfono o personalmente después”, señala Martelli.

Siguiendo las indicaciones de Martelli, los ejecutivos de OAS escriben las cartas de solicitud de estas entrevistas. En el borrador, Padovani incluye los nombres de las personas que asistirán en representación de OAS a la cita con las autoridades de gobierno: “Felippe Padovani, Alejandro Santander, Giorgio Martelli e Ignacio Düner”.

Tal como lo había solicitado Martelli, Padovani le envía el 16 de octubre el borrador de la carta para que la revisara. “Es recomendable que no sea nombrado dentro de la delegación ni menos que figure como parte de OAS”, le responde Martelli al ejecutivo brasileño.

Pese a ello, Martelli seguiría realizando en los días siguientes gestiones ante el jefe de gabinete del ministro de Minería, Luis Maturana, para concretar la cita con los representantes de OAS. “Luis, OAS insistirá en una reunión con él, ya que tiene mucho interés en darse a conocer en el ámbito minero”, escribió Martelli en un correo enviado a Maturana el 26 de octubre de 2009, con copia a Padovani.

“Estimado Giorgio, apretando la agenda los podríamos recibir el lunes 9 de noviembre en curso, a las 17 horas. Agradeceré confirmación y envío del material informativo de la empresa y nómina de asistentes”, le respondió el jefe de gabinete del ministro de Minería a Martelli el 2 de noviembre, correo que el recaudador de campañas remitió de inmediato a Padovani.

Fue el propio Martelli, además, quien desde su teléfono iPhone le envía al correo de Padovani las fotos que se toman los ejecutivos de OAS con los tres ministros.

Padovani no solo reenvía esas fotos a sus jefes directos en Brasil. También a su padre, Artur Padovani Neto. El 26 de octubre le envía el siguiente correo: “Querido padre, estuve con el ministro de Energía. Ver foto adjunta”. Correo que es respondido al día siguiente por su progenitor: “Vamos adelante. De toda las cosas que aprendí en mi vida profesional, sé ciertamente que lo más importante es la net-work (redes de trabajo). Es seguro que conocer a personas importantes y que llegaron ahí y poder estar cerca de ellas es muy importante. Como decía un viejo amigo: es mejor migar con rico que tomar champagne con pobre”.

El descubrimiento de estos correos en la oficina de OAS cambió la mirada que tenían los investigadores sobre el vínculo de Martelli con la constructora brasileña. Hasta entonces, solo se sabía que el operador político ex PPD, quien se desempeñó en la recaudación de fondos de las campañas políticas de Eduardo Frei y Michelle Bachelet, había emitido en 2014 dos facturas a OAS por 60 millones de pesos.

Martelli declaró como testigo ante la fiscal Chong pocas semanas después de que fueran allanadas las oficinas de OAS en Chile, cuando aún no se había hecho el peritaje forense a los computadores de la empresa. En esa ocasión, Martelli negó que los pagos de OAS fueran platas políticas y aseguró que correspondían al pago de servicios que había prestado como geógrafo en la elaboración de un mapa y de una guía de Chiloé y a un estudio del costo de los terrenos en el sur de Chile, que fue confeccionado para la constructora brasileña en momentos en que la empresa era dueña del 49% del consorcio que se adjudicó la construcción del puente del Chacao.

Las sospechas siempre han apuntado a supuestos aportes para el pago de deudas de campaña de Bachelet.
Martelli, quien está condenado en el caso SQM a 800 días de pena remitida y al pago de una multa de casi tres millones de pesos, por haber recibido de la minera no metálica cerca de 245 millones de pesos que se presumen fueron para pagar la precampaña de Bachelet, aseguró que había conocido a los ejecutivos de OAS en 2014 durante una reunión en la Municipalidad de Pudahuel, con ocasión del inicio del proceso de licitación de la ampliación del aeropuerto. La reunión había sido solicitada por el abogado externo de OAS Pedro Yaconi, exyerno de Frei, y quien también cumplió un rol en la recaudación de fondos de la campaña presidencial de 2009 del exmandatario DC.

Martelli viajó a fines de 2014 a Brasil para visitar algunas obras de mejoramiento urbano ejecutadas por OAS cerca de Río de Janeiro y su nombre figura en varios mensajes de texto encontrados en el celular del presidente de la constructora brasileña, Léo Pinheiro, que le fue incautado al momento de su detención.

Martelli fue citado a comparecer ante la comisión investigadora del caso Lava Jato de la Cámara de Diputados de Brasil en septiembre de 2015. Pero no se presentó.

El misterioso nexo PS en Brasil

Martelli no fue el único chileno que en 2009 apoyó las gestiones de OAS para reunirse con autoridades chilenas en momentos en que la empresa buscaba expandir sus negocios.

En los correos electrónicos incautados por la PDI de la cuenta del primer gerente general de OAS Chile, Felippe Padovani, y que figuran en la investigación de la fiscal Chong, también aparecen varios intercambios de mensajes con Nelson Alejandro Santander, un militante socialista radicado en Sao Paulo por motivos económicos desde fines de los 70.

Alejandro Santander, militantes del PS y el PT que ofició de lobbista para OAS.

Dirigentes socialistas consultados por Reportajes recuerdan que Santander llegó a convertirse en los 90 en el presidente del comunal del PS chileno en Brasil y al mismo tiempo militaba en el (PT), cuya sede nacional está en la capital del estado paulista.

Las mismas fuentes señalan que aunque se trataba de un “personaje menor” en las filas partidarias, en octubre de 2002 se las arregló para sumarse a las reuniones que sostuvo la comitiva del PS, integrada por Camilo Escalona, Gonzalo Martner, Ricardo Núñez y Carlos Ominami, que viajaron a respaldar a Lula los días previos a la elección presidencial que lo llevó por primera vez al poder. Incluso, asistió junto a los dirigentes chilenos a la recepción que les brindó Lula el 5 de octubre de 2002, el día antes de ganar la primera vuelta presidencial.

Santander, señalan otras fuentes, tenía cercanía con Jaime Solari, hermano del expresidente de TVN Ricardo Solari, con quien trabajó en Brasil.

Habría sido a través de sus contactos en el PT que Santander se vinculó con ejecutivos de la empresa constructora OAS.

En la carpeta investigativa del caso OAS en Chile figuran correos del 30 de julio de 2009 enviados por Santander al director internacional de OAS, Augusto Uzeda, en los que escribe: “Tras hablar con Jaime y Ricardo (Solari) agradecería coordinar reunión”. Uzeda le envió una copia de ese e-mail al jefe de OAS en Chile, Felippe Padovani.

Varios días después, el 31 de agosto del 2009, Santander le escribe a Uzeda y Padovani para explicarles el programa de reuniones que tendría en Chile el 7 de septiembre “con un anfitrión de 67 años (a quien no identifica), Además, manifiesta que permanecerá en Santiago a la espera de instrucciones para concertar reuniones con Ricardo y/o ministro de Obras Públicas”.

De hecho, según los correos electrónicos incautados a OAS, es Santander el primero en avisarles a los ejecutivos de la constructora brasileña la fecha en que quedó programada la cita con el ministro de Energía, Marcelo Tokman. Dos días antes de Martelli, le envía un correo a Padovani: “La entrevista con el ministro Tokman fue agendada para el día 23 de octubre de 2009. Santander le consulta al ejecutivo qué materias serán tratadas y solicita “un anticipo de US$ 2.000 para gastos relativos a viajes, servicios y regalos para personas que están ayudando”.

Al igual como lo hizo Martelli, Santander le pediría después a Padovani que “retire su nombre de la solicitud de entrevista con Bitar”. Además, se queja de que no le han pagado ninguna remuneración, por lo que amenaza con no seguir “para el segundo paso”.

Poco después, Padovani le respondería que “valoro todo lo que han realizado” y le señala que ya le escribió a la secretaria de Uzeda, Renata Ladcani, para que le envíen US$ 500.

Las cosas se normalizaron, pues a fines de octubre de 2009, Santander viajó a Chile en un viaje pagado por OAS, con la condición de rendir los gastos en que incurriera. “En la ocasión anterior se le hizo (a Santander) un anticipo de US$ 2.000, de los que no rindió cuentas”, le había escrito a Padovani la secretaria de Uzeda a mediados de octubre de 2009.

Tal vez por esos problemas, en esta ocasión Santander fue meticuloso a la hora de rendir los gastos en que incurrió durante su estadía en Chile. La rendición, arroja nuevas luces de los contactos que tuvo el lobbista de OAS en Santiago en medio de la campaña presidencial de Frei.

El 16 de diciembre de ese año, Santander envió su rendición de cuentas a Padovani, con copias a otros ejecutivos de OAS. Varias boletas escaneadas y una planilla Excel donde detalla los gastos que realizó entre el 19 y el 24 de octubre y donde destacan la compra de regalos de zapatos y libros para Giorgio Martelli por un total de US$ 72,5 y la compra en el dutty free de un presente para Ricardo Solari por US$ 17.

El 21 de octubre, según la rendición de cuentas, Santander cenó con Pepe Auth, entonces presidente del PPD, en un restaurante español en Manuel Montt, donde canceló $ 37.000.

Mucho más movido para Santander fue el día 22 de octubre. El lobbista de OAS detalla haber ido en la mañana a la sede del PPD y luego a un almuerzo en el restaurante Da Carla con Camilo Escalona, entonces presidente del PS, y con otro dirigente PS. Pagó $ 105.000, tras lo cual se fue en taxi hasta la oficina de Jaime Solari.

El 23 de octubre de 2009, Santander asistió a la reunión con el ministro de Energía, Marcelo Tokman, junto a los ejecutivos de OAS. Y en la tarde, a un “asado con el comando de campaña” en casa de Luis Matte Lira (extesorero del PPD que estuvo formalizado en el caso SQM), para lo cual rindió una boleta de combustible en una estación de servicio Terpel y una boleta de un supermercado en Pedro de Valdivia por la compra de un vino. Más tarde, según el mismo registro, se habría quedado tomando unos tragos en Plaza Ñuñoa con el militante del PPD y entonces funcionario del Ministerio del Interior David Flores (también formalizado en el caso SQM).

El 24 de octubre, Santander asegura haber ido a la casa de Jaime Solari y más tarde al restaurante PUB Cabaret Ile Habana, donde cena con Pedro Yaconi, Giorgio Martelli, Laura Albornoz y Anita de Aguirre. Según Santander, esa cena costó $ 90.000.

Santander no lo menciona en su rendición de gastos, pero a esa fecha, Laura Albornoz había renunciado recién como ministra del Sernam para sumarse al comando de campaña de Eduardo Frei.

El 25 de octubre de 2009, el último día que Santander estuvo en Chile, afirma en su rendición de cuentas haber almorzado en el Gatsby con Giorgio Martelli, Pedro Yaconi y Ricardo Solari. Por entonces, Solari era vocero programático de la campaña de Frei. Pagó, según su rendición a OAS, $ 57.200.
Después del almuerzo, se habría quedado en el Gatsby con Martelli tomando bebidas.

A su regreso a Sao Paulo, el 2 de noviembre, Santander le envió un correo al gerente de OAS en Chile, Felippe Padovani: “Veo copia de los mensajes de nuestro amigo común Giorgio que, afortunadamente, ha dado continuidad a la atención de las solicitudes de OAS. Por favor, mantenga informado sobre el progreso de lo que quedó pendiente con Giorgio y que, en principio, se liquidaría la semana pasada”.

Dirigentes socialistas consultados por Reportajes señalan que en 2009 había preocupación por el apoyo que estaban brindando el PT y Brasil a los candidatos de la izquierda en desmedro del candidato de la Concertación.

En abril de 2009, el encargado internacional del PT y secretario ejecutivo del Foro de Sao Paulo, Walter Pomar, asistió a la proclamación de Jorge Arrate como candidato presidencial del pacto Juntos Podemos. “Valoramos la unidad que se hace aquí, porque el avance está por el fortalecimiento de la izquierda, la construcción de un polo de izquierda claro contribuye para el avance general de este sector político, incluso de la izquierda que no es parte de este polo”, dijo ante más de tres mil personas.

Los gestos en favor de Marco Enríquez-Ominami serían aún más decididos. El 21 de octubre de 2009, el líder del PRO fue recibido en dos ocasiones en el palacio presidencial de Planalto por el entonces Presidente brasileño Lula da Silva.

Desde el PS se hicieron gestiones ante el PT y los brasileños para intentar frenar ese apoyo y solicitar ayuda para la campaña de Frei.

Si eso se tradujo en el aporte reservado de OAS a la campaña de Frei que figura en los correos electrónicos incautados desde la sede de OAS en Chile u otros aportes que se desconozcan será difícil de saber. En fiscalía sabían desde un comienzo que estos hechos, en caso de configurar algún delito, ya están prescritos y solo se investigaron para establecer el contexto en que se realizó la millonaria donación que hizo OAS a Marco Enríquez-Ominami para la campaña de 2013, cuando le cedieron un jet privado durante tres meses.

Por ese hecho, la fiscal Chong está próxima a solicitar la formalización de ME-O por el presunto delito de fraude a las subvenciones. En el curso de la investigación, no solo logró los testimonios de los ejecutivos de OAS Augusto Uzeda y César Fonseca, reconociendo que el pago del avión lo hizo OAS.

También llegó a establecer cuánto pudo haber costado esa operación. En uno de los discos duros incautados en febrero de 2017 desde las oficinas de OAS Chile se encontró la carpeta “Libro mayor de la cuenta corriente de OAS Inversiones. En el archivo Excel, del 24 de enero de 2014, se encontró una entrada con el título: “Ficha razón administración de julio a diciembre de 2013 concepto avión por una suma de US$ 944.793,12, equivalentes a $ 516.625.856 de acuerdo con el tipo de cambio a esa fecha. “Los que pudiesen corresponder a los gastos de administración del jet Cessna 525, matrícula PR-TAP, utilizado en la campaña presidencial del candidato Marco Enríquez-Ominami, del año 2013”, señala el informe de la PDI enviado a la fiscalía.

También se encontraron tres registros de pagos pendientes de 2013 correspondientes a las estadías de Enríquez-Ominami, Cristián Warner y Cánepa en Brasil, uno por US$ 2.124, otro por US$ 2.583, y un tercero por más de tres mil dólares, todos los cuales fueron cancelados por OAS.

A eso se suman los registros de transferencias de OAS por $ 95.029.845 a las cuentas de Cono Sur Research, ligada a Cristián Warner, en el Banco Itaú, entre 2012 y 2013. Cuenta que, según estableció la policía, sirvió para pagar a lo menos a cuatro proveedores de la campaña presidencial de ME-O de 2013. Warner está querellado por el Servicio de Impuestos Internos por delitos tributarios en el caso OAS.

Pero no toda la trama de las platas políticas de OAS en Chile quedará con sanción. En al menos cinco oportunidades, la fiscalía intentó negociar con la defensa de los principales ejecutivos de OAS en Brasil la entrega de información sobre donaciones a políticos chilenos. Pero el acuerdo no prosperó. A cambio de colaborar pedían inmunidad, lo que el sistema legal chileno no está facultado para dar. R

Extractos de correos

De: Giorgio Martelli <martillo.pez@gmail.com>
Enviado el: martes 13 de octubre de 2009, 13.14
Para: felippe.padovani@oas.com
Asunto: Guía Aportes Reservados
Datos adjuntos: MinutaAportesReservados1.dat
Hola Felippe, te envío algunos documentos que les ayudarán a tus abogados en el trámite de aportes reservados en el Servicio Electoral.
Saludos, Giorgio Martelli.

De: Felippe Padovani felippe.padovani@oas.com
Enviado el: viernes 2 de octubre de 2009, 13.38
Para: Raymundo Neto
Asunto: RV Donaciones
Raymundo, vamos precisar utilizar a OAS Inversiones para frazer a contribuição A continuaçao email dos nossos advogados explicando todo o tramite. Abraço
Felippe.

De: Joaquin Feres [mailito:jferes@cdmr.cl]
Enviado el: viernes, 2 de octubre de 2009. 10.20
Para: felippe.padovani@oas.com
CC: adelgado@cdmr.cl
Asunto: Donaciones
Felippe, según lo conversado te adjunto un cuadro resumen acerca de las donaciones electorales. También te adjunto una breve minuta con la misma información y otra adicional. Los aportes se podrán realizar hasta el día 13 de diciembre de 2009 (elección). Saludos.

* De: Giorgio Martelli <martillo.pez@gmail.com>
Enviado el: sábado 17 de octubre de 2009, 19.53
Para: Felippe Padovani
CC: <santander@estek.com.br>
Asunto: Re: Ministro Obras Públicas
Hola Felippe, me parece muy bien la carta. Solo que es mejor que no me nombres dentro de la delegación, ni menos que yo aparezca como de tu empresa. Tienes que enviar el correo a : harold.correa@mop.gov.cl Favor envíame copia a mí también. Saludos, Giorgio.
El 16-oct-09, a las 13:35, “Felippe Padovani” <felippe.padovani@oas.com> escribió:
Estimado Giorgio, a continuación envío borrador de email para el ministro. Saludos, Felippe.
Sr. Sergio Bitar
Ministro de Obras Públicas
Presente
Estimado señor ministro, junto con saludarlo por medio del presente, solicitamos a usted tenga a bien otorgarnos cita para una entrevista (…).

De: Alejandro Santander <santander@estek.com.br>
Enviado el: Jueves 17 de septiembre de 2009, 14.30
Para: Augusto Cesar Ferreira e zeda
CC: Felippe Padovani
Asunto: Noticias de Alejandro Santander
Prezado Engº Cesar, (…) Me permito anexar noticia que me parece de por sí explicativa. Se trata de un candidato de 36 años, proveniente das filas do PS chileno e terceiro colocado nas pequisas. Conheço o seu pai de criação (senador Carlos Ominami) e posso me oferecer à Sec. de Relações Internacionais do PT para atende-lo e promover o nosso relacionamento como ele. (…)

*Fuente:La Tercera

Artículo publicado en Corrupcion, Politica y etiquetado , , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.