Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Análisis, Corrupcion, Economía

Pepe Taboada: «España acude con la dignidad por los suelos a la Reunión de Alto Nivel con Marruecos» 

Pepe Taboada: «España acude con la dignidad por los suelos a la Reunión de Alto Nivel con Marruecos»
Compartir:

25 de enero de 2023

Desde que el 19 de enero los eurodiputados socialistas españoles votaron con los ultraderechistas de Le Pen en contra de condenar a Marruecos por violar los Derechos Humanos llevo preguntándome con qué espíritu y actitud acudirá el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la Reunión de Alto Nivel (RAN) con el rey Mohamed VI y al final he encontrado la respuesta: va a tragar sapos.

Nos lo ha desvelado el eurodiputado socialista y exministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar, el mismo que acudió al encuentro propagandístico pro marroquí que en Las Palmas de Gran Canaria organizó el Movimiento Saharauis por la Paz (MSP), organización “pantalla” de los servicios secretos marroquíes según el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), y al que asistieron otros socialistas defensores a ultranza del régimen del sátrapa marroquí, como el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y el exministro José Bono.

López Aguilar ha sido muy claro: “Marruecos es un socio estratégico; si hay que tragar sapos, se tragan”. Ahora solo falta saber qué sapos se tragará Pedro Sánchez en la RAN prevista para los días 1 y 2 de febrero, que pretende avanzar en la hoja de ruta que España y Marruecos acordaron después de dar por cerrada la crisis diplomática que las autoridades marroquíes desencadenaron con la excusa de la acogida humanitaria en un hospital de Logroño del presidente saharaui, Brahim Ghali. Se cerró una crisis traicionando al pueblo saharaui, al que se pone bajo la tortura marroquí, y se abrió otra diplomática y económica con Argelia.

Esta RAN es una buena ocasión para trasladar al presidente del Gobierno el sentir de la mayoría de la ciudadanía, que rechaza el giro radical sobre el Sáhara Occidental del pasado mes de marzo que supuso aceptar la propuesta marroquí de autonomía como la “base más sería, creíble y realista” para la resolución del conflicto.

Se repite la historia de 1975, con la firma de los ilegales “Acuerdos tripartitos de Madrid”, por los que se traicionaron los legítimos derechos del pueblo saharaui a decidir libremente su futuro. En dichos acuerdos había unas cláusulas secretas, como contrapartidas, por parte de Hassan II, a esa vergonzosa venta: no reivindicar la soberanía sobre Ceuta y Melilla en el futuro, permitir pescar en el banco pesquero saharaui durante 25 años, participar en la explotación de los fosfatos…etc., por supuesto ninguno cumplido como se habían pactado.

Hoy 47, años después, el Gobierno vuelve a traicionar y vender al pueblo saharaui -¿a cambio de qué esta vez?- defendiendo la propuesta de “Autonomía” bajo soberanía de Marruecos, desechando la solución de un Referéndum de autodeterminación, en el que los saharauis tendrían la posibilidad de elegir pacíficamente lo que quieren ser: parte del Reino de Marruecos o independientes como una Nación libre.

Presidente, explíquele a Mohamed VI que no tiene el apoyo de la mayoría de los Grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados, ni de la mayoría de la sociedad española (el 70% no apoya su giro respecto al Sahara), y aproveche para pedirle al Rey de Marruecos que cese la brutal represión contra la población saharaui en los Territorios Ocupados del Sáhara Occidental, y libere a los presos políticos saharauis, injustamente detenidos y condenados en juicios farsa.

Dígale que los Derechos Humanos y la legalidad internacional no son moneda de cambio para llevarse bien con Marruecos, y que la solución del conflicto del Sáhara Occidental se tendría que decidir en un Referéndum de autodeterminación libre, que contenga la posibilidad real de la independencia, como reconocen más de 60 resoluciones de las Naciones Unidas y las últimas sentencias del Tribunal de Justicia Europeo. Como un territorio “No Autónomo” pendiente de descolonizar.

Muchas personas saharauis tienen D.N.I. español como nosotras y nosotros. Con ellas tenemos una deuda y una responsabilidad pendiente tras nuestro abandono. El Estado español sigue siendo la potencia administradora en un proceso de descolonización inacabado del Sáhara Occidental. Debemos actuar ante esta lacra que nos deja en evidencia ante el conjunto de la humanidad y la historia.

Como primer paso hacia la consecución de los derechos del pueblo saharaui, exíjale al sátrapa marroquí paralizar las exportaciones de cualquier recurso natural proveniente del Sáhara Occidental, respetando las sentencias del Tribunal de Justicia Europeo que diferencia claramente el territorio de Marruecos con el de la excolonia española, que no es soberanía marroquí, nunca lo ha sido y nunca lo será. Cualquier transacción comercial de recursos procedentes del Sáhara Occidental es ilegal según la normativa europea y los tratados internacionales suscritos por España.

Entendíamos que un Gobierno “progresista” en España, debía asumir una nueva política exterior, diferente a las anteriores en relación al Sáhara Occidental que incluyera el respeto de los Derechos Humanos y la legalidad internacional por encima de otros intereses y presiones que nunca debieron socavar la responsabilidad del Estado español y su obligación de poner fin al último proceso de descolonización pendiente en el continente africano. Es necesario, y más que conveniente, tener una buena relación de amistad y cooperación en todos los campos con nuestro vecino del Sur sin que sea a costa de sacrificar al pueblo saharaui y su derecho a la autodeterminación e independencia.

El prestigio internacional del Estado español está en juego, pues el mantenimiento de posturas vergonzantes afecta a toda la sociedad. Lo mismo que España defiende el Derecho y la legalidad Internacional en Ucrania, en este viaje se debería hacer en el Sáhara Occidental, como establecen las Resoluciones de la Naciones Unidas y de la Unión Africana.

Presidente, no intente camuflar su traición con el aumento de la “ayuda humanitaria”, lo que los saharauis quieren, es justicia y no caridad. Por otra parte, Marruecos se ha enrocado y cierra las puertas a cualquier solución de compromiso en el Sáhara Occidental, rechazando una solución distinta de la anexión, haciendo gala de una arrogante intransigencia.

Cuando el Rey de Marruecos le invite a su palacio, acuérdese de las y los saharauis que están en los campamentos de población refugiada, y de los presos políticos, que sufren condenas injustas, malos tratos y torturas en cárceles marroquíes, a más de mil kilómetros de sus familias, desde hace muchos años.

*-El autor, José Taboada Valdés, es Presidente de honor de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara)

*Fuente: Contramutis

 

Perú: La policía son las “turbas” de Dina Boluarte y su gobierno del terror y la muerte 

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.