Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

«Vuestros nombres valientes soldados» 

Compartir:

Noviembre 2018
No necesito completar la estrofa de la Canción Nacional que es de todos conocida. Canción Nacional que fue creada en el siglo 19 al amparo del ansia de independencia de las colonias de su progenitora europea y a la creación de una masa que venerara a los ejércitos y el orden establecido.

Un país que nació de una Capitanía General y que estuvo en guerra con los Mapuche al sur del Bío Bio durante todo el tiempo colonial; porque los Mapuche de la zona central siguieron manteniendo sus Pueblos de Indios y parte de sus tierras y cohabitaron con el conquistador, con mayor o menor justicia, hasta la Independencia.

Para esa época los Mapuche de la zona central tenían  ya apellidos españoles y eran campesinos pacíficos.  Entonces las nuevas autoridades, remataron sus tierras de las que fueron expulsados, para habitar los bordes de las ciudades uniéndose a los esclavos recién liberados y a los españoles pobres, formando así la masa proletaria.

La guerra permanente de Arauco había sido un negocio muy provechoso, ya que había un resquicio para cierto tipo de comercio: los indios no podían ser esclavizados así como así, solamente si eran cautivos de guerra.  Y los traficantes de armas y esclavistas estaban defendiendo un negocio por partida doble. Además detrás de la industria de la guerra está la industria de uniformes, los proveedores de alimentos etc.

Esta guerra permanente formó una clase social de origen español, de militares asentados cerca de la frontera militar, que se incorporó a la clase de los hacendados de la zona central y las nuevas fortunas hechas en la Minería del Norte.  Y para guinda de la torta los alemanes inmigrantes y los franceses que llegaron a la Araucanía, provenían de países sumamente militaristas.

Huelga decir que todo este conjunto estuvo muy consciente  de lo importante que era tener un ejército destinado a la defensa  del orden establecido de los que poseían bienes y de la importancia de los militares en la mantención del orden social en un país altamente desigual, en  que  se estaba construyendo una pigmentocracia, sobre una base social morena y desposeída.

El Ejército pasó así a ser una necesidad de la República no democrática pero con elecciones, que necesita no solo mantener límites territoriales, sino también el status quo que se había creado.  Así fue utilizado para adquirir los territorios de la Araucanía mediante una invasión y para luchar la Guerra del Salitre en el Norte.

También fue utilizado para reprimir a los huelguistas de las salitreras, para acallar a un grupo naci (así con c) criollo, todas funciones de guerra interna y son autores de varias matanzas de obreros y campesinos.

A este grupo se adhirió Carabineros como guardián del orden público en su función de vigilancia,  Y todos los Ministros del Interior han sido elegidos por su cara dura y sangre fría para explicar lo inexplicable cuando ha ocurrido una matanza.

Con el Golpe de Estado de 1973 dado por militares y auspiciado por civiles conscientes de las funciones que el ejército siempre había ejercido en Chile, vino una época dorada para los cuerpos armados.

Una época dorada en que gozaron del usufructo del 10% de las Ventas Brutas del cobre de Codelco. Venta Bruta significa la cantidad al bulto sin tener en cuenta los costos ni los impuestos.  Y esta suma astronómica quedó en manos de nuestros valientes soldados sin control ninguno de su uso.

Huelga decir que todos subieron de pelo. A pesar que algo raro les pasó a estos personajes.  No contentos con sus incursiones internas para cazar opositores, se dedicaron a la tortura con mucho más entusiasmo de lo esperado, y se hicieron expertos en “el Submarino” la aplicación de electricidad y las violaciones.

¿Qué fue de esa hombría, esa caballerosidad, esa galanura de la que blasonaban?  Y junto con torturar y no arrepentirse se aficionaron a la buena vida.

Si antes tenían una empleada doméstica y un ordenanza y vivían como miembros de una clase media “austera” ahora coleccionan autos, aviones, viajes y una jubilaciones que son un júbilo y se han apertrechado por varias generaciones en forma impúdica.

Y como no tienen mucho que hacer, juegan con las armas y hacen maniobras conjuntas en bahías nortinas, epicentro de muchos terremotos, y pasan el día entero cañoneándose.

Como nadie los controla, acceden a todas las modas internacionales de armamentos y de entrenamientos antiterroristas que en Chile pueden practicar con los mapuche y con los estudiantes, y seguramente contra las marchas del LGBT y las feministas.

Los Policías también han entrado en estos entrenamientos convirtiéndose en una fuerza militarizada y llega a dar risa cuando aparecen en las fotos con cascos que parecen de la Guerra de las Galaxias y subidos a tanquetas enfrentando a una Machi con su cultrún.

Pero no solo se han enriquecido, sino también han caído en la formación de mafias, supongo que para robar en forma ordenada.  Así Orden y Patria, los Carabineros tienen sus mafias y los Valientes Soldados tienen las suyas.  Todo ordenado y jerárquico.

Seguramente cuando le venden armas dadas de baja a los narcos y delincuentes, lo hacen de lunes a viernes de 9 a 5 por una entrada especial para Clientes con estacionamiento y todo en los mismos cuarteles.

Hace 20 años atrás un compadre mío me pidió que le retirara algo de su bodega, pero que saliera de ahí rápidamente.  Lo encontré muy insólito y es que su hijo, ex alumno de la Escuela Miitar tenía ahí armas robadas dadas de baja por el Ejército, y el andaba con infarto pensando que los iban a pillar.  Murió de un infarto, pero no por las armas y el hijo se fue de Chile.

Así en este país a vista y presencia de todo el mundo, con la venia de la Contraloría, de Impuestos Internos, del Parlamento, de los Tribunales de Justicia, de los Presidentes y sus Ministros, del Tribunal Constitucional y de la Corte Suprema, de la Iglesia Católica, Luterana, Anglicana y Metodista, de las Universidades, de la Masonería,y  todas las instituciones republicanas tradicionales, los descendientes de los enriquecidos por las interminables guerras de Arauco, han creado un país corrupto, banal, ladrón, mentiroso y asesino con instituciones ídem.

God bless America! Como dicen los gringos después de cada zafarrancho espantoso y cuando ya no saben que explicación dar.

Dios bendiga nuestra Patria, y espero que nos perdone en lo que nos hemos convertido.

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.