Tomando como hilo conductor el tema de las religiones en América Latina la película muestra los mitos precolombinos, la llegada del hombre blanco, el sincretismo posterior y la teología de la liberación. El tema principal es la “religiosidad popular”. En Hispanoamérica esta religiosidad configura una especie de territorio sagrado donde millones de indígenas buscan refugio. Esto mismo se repite en Brasil, donde las religiones africanas constituyen otro territorio impenetrable, que también funciona como bastión, como refugio.

Producción, guión, dirección: Patricio Guzmán.
Fotografía y cámara: Antonio Ríos.
Asistido por: Luis Abramo
Montaje: Marcelo Navarro.
Sonido directo: Walter Goulart.
Script: Camila Guzmán
Producción ejecutiva: Alicia Crespo.
Casa de producción: Quasar Films para TVE
Soporte de rodaje: 16 MM en color.
Soporte definitivo: 35 MM (1.85), DVD y Beta Pal.

PREMIOS:
GRAND PRIX, Festival de Marseille, Francia, 1992.
PREMIO DOCUMENTAL, Festival de Amiens, Francia, 1992.
PREMIO “TIEMPO DE HISTORIA”, Festival de Valladolid, Esp. 1992.
PREMIO “SPIRIT OF FREEDOM”, Festival de Jerusalem, Israel, 1994.
PREMIO OCIC, Festival de Amiens, Francia, 1992.
MENCION ESPECIAL, Festival de Friburgo, Suiza, 1993.