Increíble, eso que llaman "justicia" deja ir a sus casas a dueños del Grupo Penta

Miércoles 22 de abril 2015
Por más de ocho horas se extendió la audiencia para revisar la prisión preventiva de los dueños del Grupo Penta, Carlos Délano y Carlos Lavín.

En una sesión que se inició a las 14.00 de este miércoles, el juez revisó la presentación de antecedentes de la defensa y la exposición de los querellantes, tras lo cual dictaminó rebajar la medida cautelar a arresto domiciliario total y arraigo nacional.

La defensa

Julián López, abogado de ambos empresarios, presentó nuevos antecedentes en la investigación. Por ejemplo, las declaraciones de ejecutivos que no se habían sumado a la carpeta de la indagatoria, así como el pago del perjuicio fiscal.

El abogado destacó el aporte de Délano y Lavín en la generación de empleos, además hizo énfasis en la colaboración que ambos han prestado durante la investigación.

En la exposición, el Ministerio Público y el resto de los querellantes coincidieron en que la defensa no había expuesto nuevos antecedentes. Así lo manifestó el fiscal Carlos Gajardo y el Consejo de Defensa del Estado que sostuvo que “la defensa pretende impugnar la participación de Délano y Lavín responsabilizando a Hugo Bravo (…) En los antecedentes de hoy no entregan nada nuevo”.

Resolución judicial

Pasadas las 22 horas, el juez Daniel Aravena aceptó uno de los atenuantes, por ello revocó la prisión preventiva determinando el arresto domiciliario total y arraigo nacional.

En las declaraciones posteriores, el fiscal Gajardo reconoció que la rebaja de la medida cautelar era una de las posibilidades que se barajaban, por ello, luego de estudiar la situación, confirmarán si apelan o no a la decisión tomada por el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago.

Recordemos que Carlos Délano y Carlos Eugenio Lavín son investigados por los delitos de soborno y delito tributario reiterado, motivo por el cual pasaron 45 días en presión preventiva en el anexo Capitán Yáber.

*Fuente: Radio U de Chile

Leave a comment

1 Comment

  1. Gracias al juez de la causa tanto Délano como Lavín quedan con el arresto domiciliario, se van a sus mansiones. El tribunal hizo suyo el discurso del abogado defensor que aseguró que los imputados no constituían un peligro para la sociedad. Sin embargo, lo que realmente me sorprendió es que se planteara como argumento en favor de ambos el hecho de que serían empresarios exitosos, que crearon más de 100.000 puestos de trabajo y que entonces serían algo así como filántropos, de los ciudadanos que persiguen el bien común.

    Lo que olvidó decir la defensa es que los dos empresarios amasaron su fortuna en dictadura, apoyándose en sus redes políticas y familiares, gozando de impunidad. Seamos claros: la clase política- empresarial no se hizo desde cero, con trabajo, con riesgo e inversiones. Por el contrario, su riqueza procede del saqueo del pueblo aprovechando la beneficiosa coyuntura que les diera el terrorismo de Estado. Una vez más este fallo demuestra que en Chile existen dos tipos de justicia: la de los ricos (que gozan de todas las garantías del debido proceso y de la presunción de inocencia) y la de los pobres, la de nosotros, la de los terroristas y subversivos que somos culpables hasta demostrar lo contrario.

Send a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *