Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Declaraciones, Derechos Humanos

“El día que me avergoncé de ser judío” 

Compartir:

04.07.2014
Hoy nos hemos unido a los fuegos de la Inquisición. Quemamos personas vivas de una fe diferente a la nuestra y dijimos que es nuestro D’s que lo requiere (*). Hoy nos unimos a las hordas de los cosacos, con odio asesino y salvaje, sin ver al otro, sólo viendo que somos diferentes. Hoy nos unimos a los asesinos nazis, matando a un niño brutalmente por su raza y etnicidad.

Hoy dejamos de ser el Pueblo Elegido, porque para esto no fuimos elegidos. Tal vez necesitemos otros dos mil años de Exilio para recordar quiénes deberíamos ser. Hoy perdimos cualquier superioridad moral que queríamos creer que teníamos. Somos exactamente como ellos. También somos asesinos. Todos nosotros. Los que lo prendieron en llamas, los que gritaron “muerte a los árabes”, los que declararon que la Torá nos pide matar y asesinar y vengarnos. Aquellos que vieron todo esto y no hicieron nada, aquellos que mañana aún no harán nada.

Especialmente aquellos que tratan de encontrar paz para sus consciencias en las comparaciones: “ah, pero nosotros no celebramos asesinatos”, “nosotros no enseñamos a odiar en nuestras escuelas”, “nosotros no consideramos a los terroristas, héroes”. Pero no es sobre ellos, D’s Altísimo, ¡es sobre nosotros! Es sobre perdernos a nosotros mismos, sobre nuestro fracaso como nación. Evidentemente hemos fallado.

En el futuro, cuando estudien las leyendas sobre la destrucción de nuestra sociedad, de nuestro Estado, ellos leerán: “Por el asesinato, la quema, el salvaje homicidio de Muhammad Abu Jdeir, nuestro Templo fue destruido, nuestra Tierra fue desolada y fuimos exiliados entre las Naciones”.

Nunca la paz se vio más lejana. Nunca estuve tan avergonzado de ser israelí. Nunca estuve tan avergonzado de ser Judío.

*Fuente: El Diario Judío  (Santiago /  Tel Aviv)

(*) NdR piensaChile:  El Rabino Mijael Even David  se refiere, indudablemente, al crimen cometido contra joven palestino, que fue quemado vivo.

El joven palestino asesinado en Jerusalén fue quemado vivo

Recomendamos leer también:

Red Internacional de Judíos Antisionistas: Carta Abierta al Mundo

 

 

Compartir:

Artículos Relacionados

4 Comentarios

  1. jose garcia peña

    Los que deben avergonzarse de ser judíos son los terroristas sionistas.
    Todas las comunidades del mundo, sean de la etnia que sean, se componen de una gran mayoría honrada y decente y una minoría criminal que domina a los demás.
    Si usted es rabino comprendo muy bien que se haya dado cuenta de esta realidad. Por el mismo motivo, espero que usted me comprenda a mí cuando digo que las religiones han sido siempre utilizadas por los criminales para «justificar» sus crímenes, por lo que es necesario que vayan desapareciendo de este mundo.
    En otros genocidios fueron culpables otras religiones. Ahora son culpables los criminales de la conexión sionista-anglosajona, que también manipulan el Torá en Israel y la infinidad de sectas religiosamente criminales en EEUU.
    Las religiones ancestrales fueron desapareciendo a medida que la ciencia iba descubriendo el funcionamiento real de la naturaleza, que es mucho más favorable a la brutalidad que al pacifismo, donde no encaja ningún Dios bueno. En los descubrimientos sobre el Universo, también brutal y caótico, tampoco encaja un Dios bueno. Entre tanto, este «Dios bueno» sigue siendo utilizado por los manipuladores de las religiones para justificar sus crímenes,

  2. olga larrazabal

    La vergüenza es un sentimiento muy humano, que se produce cuando sentimos que nuestra persona, nuestra tribu, nuestro pueblo, no están a la altura del ideal que espera la sociedad o que espero yo.
    Desgraciadamente este sentimiento de vergüenza, sobre todo la vergüenza moral, se está perdiendo en nustra sociedad humana, y hemos pasado a la asertividad y de ahí en forma rápida a la autocomplacencia en que me perdono todo a mi misma, a mis hijos, a mi tribu y a mi sociedad, por carencia absoluta de un modelo al que perseguir, cosa que se confunde con el afecto que yo pueda tener a mi persona y a los míos.
    Y a falta de modelo, la TV y los medios, inventan modelos absurdos y los exponen como si fueran buenos. Y nadie se horroriza ni avergüenza cuando escuchan de torturas, guerras, extorsiones, traiciones, mentiras a granel, etc realizadas por los políticos o la gente importante que aparece en los medios en las noticias.

    Me adhiero al dolor y vergüenza del rabino, porque es el dolor y vergüenza que todos los humanos deberíamos sentir ante acciones de esta naturaleza, vengan de donde vengan.

  3. oscar varela

    Hola!

    El Rabino Mijael Even David (Santiago) se ha confesado “públicamente”. Tal vez porque se haya dado cuenta que una confesión “privada” tenía poco o ningún sentido.

    El origen de su “vergüenza” ha sido por haber comido del prohibido fruto del Conocimiento. Su haber “caído-en-la-cuenta” le abrió los ojos a lo ciego que estaba en su inocente creencia. Y sintió “vergüenza”, cuyo efecto “público” es “ponerse-colorado”.
    En efecto, lo sabe bien el Rabino, el “rubor” es el primer vestido que el ser humano (Adán en el Paraíso) se puso “desde adentro”. Solo luego recurrirá a un vestido de fuera (hojas de parra o de higeras); y después a otro de artificio que le tejerá Yhavé para la convivencia en Sociedad.

    A veces uno se pregunta ¿qué Canal estarán viendo los religiosos para –en el mejor de los casos- darse el porrazo que los despierte a la realidad de la vida humana?

    El mecanismo que afecta -no solo a religiosos sino igualmente a los “religiados”- pareciera consistir en que aquellos hechos que antes nos “saltaban a la vista” nos causaban estupor.
    Pero la frecuencia y acentuación de ese tipo de acontecimientos van limando las aristas del estupor. Y puede ocurrir que “de estupor en estupor” nos vayamos haciendo cada vez más “estúpidos” ¿no?

    Un buen remedio preventivo contra la pérdida del saludable estupor parece ser el cometido de Piensachile.com ¿o no?

  4. oscar varela

    Hola!

    Del “Martín Fierro” (de José Hernández)

    Muchas cosas pierde el hombre

    Que a veces las vuelve a hallar-

    Pero les debo enseñar

    Y es bueno que lo recuerden-

    Si la vergüenza se pierde

    Jamás se vuelve a encontrar.

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.