Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Cultura

Zapatistas: Los relatos del subcomandante Marcos. Aprendimos caminando 

Compartir:

Buenos Aires, Argentina. El libro y disco compacto de
"Los Otros Cuentos, relatos del Subcomandante Marcos", de manufactura
argentina, cuenta con 12 relatos escritos por el vocero y jefe militar del
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en las voces de Eduardo
Galeano, León Gieco, Nora Cortinas, Julieta Díaz y Gastón Pauls, entre otras.
Además, contiene fotografías, ilustraciones y un repaso sobre la historia de
los zapatistas de Chiapas.

La idea, concreción y, sobre todo, el caminar de este libro
y disco durante tres años se hicieron, dicen sus convocantes en esta
conversación, al modo zapatista, aprendiendo de sus modos y formar de hacer
política

A continuación la charla con el Colectivo Los Otros Cuentos

Domingo, 4:30 de la tarde, llego con mi compañera al local
de la FM La
Tribu, en Buenos Aires, para encontrarme con los compañeros y compañeras de
"Los Otros Cuentos" para compartir sobre sueños y proyectos, sobre
lucha y palabra. Encuentro a los compañeros preparando las paredes con fotos,
afiches y frases, para recibir a los que más tarde participarían en los
talleres sobre zapatismo.

Un mate amigo, y comienza a rodar la palabra.

– ¿Compañeros, como
comienza a desplegarse este sueño?

Comienza con los compas que estuvieron en México al momento
del alzamiento y con el afán de multiplicar, difundir y contar lo que estaba
pasando allá, empezaron a transmitir esa experiencia, y se empezaron a sumar
otros que estaban interesados y otros que querían ir a Chiaopas. Entonces se
armó una red de información fundamentalmente, donde se tejían algunas experiencias
aquí en Argentina también, multiplicando proyecciones de videos, debates, y
también se hicieron murales en homenaje, en Bahía Blanca, y así se empezó a
tejer la red en distintos puntos del país.

-¿De qué años estamos
hablando?

Estamos hablando del 95, si de 1995 mismo. La red fue
tomando distintas características en distintos momentos, y en distintos lugares
del país, por ejemplo, en Rosario hacia algunos años surgió la necesidad de
juntarse con toda la gente para discutir las declaraciones de la Selva Lacandona, y
se hizo un encuentro, y donde inicialmente esperábamos ser 60, terminamos
siendo 400 personas. Esto pasó organizado por la Red de Solidaridad con Chiapas de Rosario.

Después se hicieron distintas actividades aquí, asistencia a
lugares donde nos invitaban, centros culturales, la universidad, distintos
grupos políticos autónomos de las asambleas surgidas en el 2001, y así
comenzamos a viajar y a difundir esta experiencia, y surgieron en Buenos Aires
"Los Otros Cuentos", como uno de los sueños colectivos.

En realidad la red es una red abierta, compuesta por
personas que vamos entrando y saliendo permanentemente, entonces cuando surge
la idea de hacer "Los otros cuentos", muchos de lo que formábamos
parte de la red, quizás por haber viajado, nos sumamos al proyecto, mientras
que otras personas se sumaron específicamente al proyecto de "Los otros
cuentos".

En mi caso particular, yo ingresé en el 2009, venía viajando
a Chiapas, pero no encontré un espacio donde canalizar mis inquietudes, donde
hubiera un grupo de gente que pensara en afinidad con lo que yo quería, y de
repente, entrando en Chiapas, me encuentro con los chicos presentando "Los
otros cuentos", y así había caído el momento justo, en el lugar indicado,
y con mucha emoción vi el libro y el proyecto, y me entusiasmaron, me
emocionaron, y justo al día siguiente me encontré con Eduardo, que andaba por
allí, en San Cristóbal, me presenté y le dije, "mira, yo quiero
participar". Me contestó, "llámame cuando llegues a Buenos
Aires", y  por eso decimos que esto
es algo permeable, con entradas y salidas, y así me sumé a "Los otros
cuentos" y a la red.

– Tengo entendido que
"Los otros cuentos" ha tenido bastante repercusión, ¿ustedes están
preparando una nueva edición de los cuentos ahora?

En realidad ya se hicieron dos reimpresiones más, y también
se hicieron versiones en otros idiomas, hace poquito salió la versión bilingüe
en alemán, lo que fue una emoción enorme, es una hermosura, así también como un
esfuerzo enorme de las compañeras de Alemania que estuvieron por aquí, con las
que tuvimos algunas reuniones, algunas presentaciones, les contamos del
proyecto, nos dijeron que tenían ganas de hacer una versión, y así les enviamos
las cosas que habíamos hablado nosotros, como el diseño gráfico, las
grabaciones de los cuentos, y así hicieron una versión bilingüe, con los
cuentos grabados por artistas alemanes. Salió hace muy poquito, más o menos
hace unos tres meses.

-¿Y qué otras
versiones tienen en puerta?

En realidad al principio, "Los otros cuentos"
también se fueron creando en la medida que nos íbamos encontrando para
construir juntos el proyecto. La idea original era hacer un CD con cuentos del
subcomandante Marcos, que sería grabado por distintas personalidades, y así
empezamos a encontrarnos los domingos, a tomar mate, a leer los  cuentos, a elegir algunos. Y empezamos a
decirnos, "¿por qué sólo hacer un CD, por qué no hacer también un libro
que pueda acompañarlo"?, lo que hace que "Los otros cuentos" sea
una herramienta pedagógica que se pueda usar en distintos espacios, en
movimientos sociales, en escuelas, que pueda ser escuchado pero también leído.

Ahí fue como entre todos también fuimos dándole el formato
que queríamos…

Una herramienta más para la difusión de la palabra zapatista,
como dijo Marcela, en los distintos medios, escuelas, universidades, centros
comunales, participando en ciclos y presentaciones, también en las asambleas
populares.

También en algún momento surgieron ganas de hacer otras
cosas, y así y muchos proyectos lograron tener forma, y otros están todavía en
la etapa de "proyecto". Por ejemplo, en alguna de las presentaciones
que hicimos, el formato era más claramente de presentación, leer los cuentos y
compartir el espacio, y  muchas otras
cosas, cuando nosotros teníamos el tiempo y podíamos hacerlo de la manera que
queríamos, y entonces se gestaba en conjunto con la gente del lugar.

En muchas presentaciones, por ejemplo en el centro San
Miguel, que es un centro cultural, había gente en el centro cultural donde
funcionaba un taller de música, y entonces se preparaban "los
cuentos" en conjunto, y gente de allá leía los cuentos, o nosotros leíamos
los cuentos, y alguna gente hacia un complemento musical.

También hicimos una actividad con chicos en Solano, en donde
trabajando con los cuentos, hicimos un mural con los chicos, para qué quede
como mensaje y testimonio, usando uno de los cuentos del libro, esto se hizo en
el llamado "Galpón de la 891″. (http://galpondela891.blogspot.com/
)

Compartimos y analizamos los cuentos con los niños, con
distintas experiencias de la vida cotidiana, y así fuimos explorando junto a
ellos, lo disfrutamos juntos y grabamos la experiencia que compartimos.

El año pasado nos invitaron a compartir un espacio en el
Instituto de Menores Roca, donde también llevamos "Los otros
cuentos", además de otros libros y experiencias para compartir. Y se armó
un lindo rincón de lectura compartida. Y esto pasó la tarde de Navidad, y los
jóvenes estaban con sus familias.

Otro ejemplo también es Saavedra, en donde vimos una
película sobre muralismo zapatista. Ellos habían preparado toda una pared y en
dos jornadas habían hecho ese mural, y así la actividad fue la inauguración del
mural y la presentación de "Los otros cuentos". Ésa fue una muy linda
experiencia.

Ustedes están como
plantando semillas con esto. Mi experiencia personal, distribuyendo los libros
en Córdoba, es el ver que la gente los toma con mucho respeto y gratitud, y a
su vez a partir de ello se lanzan a hacer cosas en sus propios ámbitos
cotidianos, relacionados con la temática de los cuentos. Y así, quiero
preguntarles cuál es su experiencia acerca de esa resonancia.

En mi caso personal me fui encontrando con gentes de
escuelas, por ejemplo y docentes que ya los usan en las aulas y las escuelas
como para abrir la temática, leer los cuentos, y los chicos, el mismo modo que
lo que hicimos nosotros con los chicos de Solano, hacen algún tipo de
interpretación, ya sea teatro, o haciendo títeres, o lo que fuera conveniente
para ese momento en ese encuentro. Siento que se ha ido abriendo una red de
difusión, más allá de lo atractivo, específicamente en lo pedagógico. Y en la
información y difusión del zapatismo.

A mí me parece que una de las premisas importantes tiene que
ver con el modo de construcción del propio proyecto, porque nosotros no
teníamos fondos, sólo teníamos una idea, idea que se fue modificando y tomando
forma mientras el propio proceso se desplegaba, en la elaboración del
libro-disco.

Y así muchos nos dijeron "yo trabajo en una
organización, tenemos un montón de fondos y no podemos ejecutar esos fondos,
concretarlos en distintos proyectos, y ustedes lograron en muy poco tiempo, sin
tener los recursos económicos necesarios al comienzo, sin embargo pudieron
armar este proyecto con este contenido.

Y realmente salió de forma colectiva, en forma horizontal,
consensando todos los pasos del proceso. Eso es una semilla importante para
todos nosotros.

Y además de una semilla, es un ejemplo de un proceso
posible, y para nosotros también fue aprender el modo que los zapatistas tienen
de construir. Cómo se alcanza el consenso, cómo ellos mismos van construyendo
sus propios procesos.

Y también nos fuimos presentando en las distintas ferias del
libro independiente y autónomo, a veces apoyando la resistencia de lugares que
estaban por ser desalojados, y esto también contribuyó que la gente que no está
necesariamente viviendo aquí, en Buenos Aires, tuviera conocimiento del libro y
lo disfrutara. Y eso también contribuyó a una difusión un poco más masiva,
también la venta puntual en alguna librería,

Otro punto que también es importante de mencionar es que
nosotros estamos también enredados con "la insurgencia del caracol",
que es la banda que Nicolás tiene. Nicolás también pertenece a la red, y
siempre que presenta su disco, ya sea en un espacio público o no, estamos
convocados, invitados a leer un cuento y así de alguna manera Nico hace un
puente con la banda, cuyas letras fueron escritas por Nicolás en tierra
zapatista, con música rioplatense.

Siento que son proyectos hermanos, porque tiene mucha
relación el libro con lo que tocamos, entre cuento y cuento, y así tratar de
potenciar la transmisión de la palabra zapatista del libro, y viceversa.

Me parece que el libro sirvió como una ventana al zapatismo
y así la gente que ya estaba en sintonía lo ve, lo recibe y lo agradece, pero
también ha sido una sorpresa agradable e inspiradora ver que gente que por ahí
no tenía idea del zapatismo, se sorprenda al ver en ese libro una faceta del
zapatismo.

A lo mejor pensaban simplemente en un grupo armado de
México, en un lugar lejano, y al ver el libro pueden ver otras facetas.

Y así desde el arte, desde la música y la literatura en este
caso, se les puede hacer caminar juntas también.

Las grabaciones están realizadas por distintos músicos, en
"la insurgencia" hicimos algunas musicalizaciones, pero otros músicos
participaron también intensamente en el proceso de la musicalización, y fue muy
lindo acompañar la narración y la palabra.

Una de las cosas que a mí más me impactó en su momento, y
que aún ahora sigue pasando, es que la cantidad de gente a la que llegó excedió
completamente nuestras expectativas iniciales, y nos empezaron a escribir.
Creamos una página en la que estaban la presentación y lo que estábamos
haciendo, los lugares en los que íbamos a estar, y dónde se podría  conseguir el libro, y una dirección de
contacto para qué nos escriban, y nos escribió gente de toda Latinoamérica,
literalmente, Colombia y Perú Chile, Venezuela, inclusive una vez nos llegó
correo que me impactó muchísimo, de una persona que estaba en Brasil, que
estaba haciendo su tesis sobre los cuentos de Marcos y se enteró de la
existencia del libro por una nota que salió en la Jornada de México, y así
nos estaba escribiendo para hacer contacto y felicitarnos..

Cuando eso empezó a pasar, sentimos que uno de nuestros objetivos
estaba completamente cumplido, el de romper el cerco de la información, llegar
a gente que de otra manera no se hubiera enterado. Por ejemplo, en Chile se
juntó un elenco prestigioso y ha tomado "Los otros cuentos" para su
nueva puesta, y así estamos en contacto con esos compañeros chilenos.

También les han llegado "Los otros cuentos" a los
compañeros mapuches que  están en huelga
de hambre.

Hay varias secuelas del cuento del árbol y el agua, la
piedra y la espada, o en el orden que sea, y lo están tomando para trabajarlo
con distintas técnicas, como el teatro de sombras, títeres, dramatización, una
presentación en power point para las escuelas en ocasión del 11 de octubre,
tomándolo como eje, con una leve adaptación al territorio local al final.

Igualmente muchas escuelas zapatistas nos dijeron que
lleváramos el libro ya que ellos no tenían los cuentos de Marcos, para usarlos
en las escuelas, y así se está traduciendo según tenemos entendidos, al
tzotzil.

Hay dos imágenes importantes para nosotros, los que
estuvimos ese año en el Festival de la Digna Rabia, recorriendo los caracoles y llevando
los cuentos. Una es una frase que dijo la Junta de Buen Gobierno: "ahí están los
argentinos que cumplieron",  porque
este proyecto se les había  presentado
unos años atrás, cuando estábamos en la Garrucha. Ellos
recordaban que eso se había presentado antes se había concretado y se había
llevado la devolución de ese proyecto.

Y la otra imagen son los rostros de los integrantes de la Junta de Morelia, cuando al
mirar las ilustraciones se reconocían en las fotos, con un sentido de
identificación, ya que el proyecto a pesar de que había sucedido aquí, con una
distancia geográfica, había habido un puente que se había tendido.

También con una frase que nos dijeron en Morelia,
"nosotros luchamos por ustedes, y ustedes luchan por nosotros".

En relación a los correos que nos llegan pidiendo libros, me
llama también la atención que nos llegan hasta de México pidiéndonos los
libros.

-Y en qué proyecto
están embarcados en este momento ustedes como colectivo?

Hace dos o tres años viajábamos quizás 20 personas, en
relación a los otros cuentos, pero en general íbamos un promedio de cinco
personas por año a Chiapas. Después del encuentro de la "digna rabia"
y del lanzamiento de "los otros cuentos", viajamos como 20, después
40 personas y este año también esperamos bastante gente, en los talleres que
empiezan hoy justamente.

Para hacer los talleres abrimos la convocatoria y se acercó
gente que había viajado ya, para participar y colaborar, y así también nos
parecía que tenía que ser un espacio construido del mismo modo, dado que la red
no tiene ni la potestad ni la representación de nadie, somos simplemente un
grupo de personas que compartimos los intereses comunes y las ganas de tomar al
zapatismo como modo de inspiración. Cada uno de nosotros tiene también aparte
sus propios espacios de militancia, o quizás otros proyectos…con los talleres
se sumó gente con muchas ganas e ideas, y bueno es así cómo hoy estamos arrancando
con los talleres. En principio serán cuatro encuentros en lugares diferentes
con el objetivo de acercar al zapatismo, y no van a estar orientados
específicamente a la gente que viaja, sino a cualquiera que esté interesado en
el zapatismo.

– Cómo los llaman a
estos talleres?

"Encuentros sobre zapatismo". La convocatoria
salió con ese nombre, ya que otros años fue: "talleres para
viajeros", con el acento específicamente en la gente que quería viajar.
Este año decidimos no centralizar los talleres en la gente que quiere o tiene
posibilidad de viajar solamente, como otras veces hemos hecho, sino también que
sea un taller de formación política y que más allá de los aspectos prácticos
que implica un viaje, priorizar lo que implica el marco político, lo que nosotros
consideramos es necesario.

Es por eso que hemos dividido los encuentros dentro de
"etapas" del movimiento zapatista. Hoy, por ejemplo, el objetivo es
llegar hasta 1994, y la comprensión de la situación política que dio origen a
eso. Y después, cada encuentro tendrá su énfasis y su momento, siempre abierto
a la dinámica que cada taller tenga.

También hay otros proyectos que nos están dando vueltas, uno
de ellos es un CD que abarque las demandas zapatistas. Es un proyecto que tiene
que ver también con la difusión de la palabra zapatista y de su lucha, de las
13 demandas, que son demandas universales que tienen que ver con la salud, con
la educación, el trabajo, la vivienda, para todos. La idea es ponernos a pensar
en canciones que ya existen y que hayan sido compuestas por algún grupo que
este caminando este mismo camino, y que puedan y quieran compartir esa canción,
en relación a una de estas demandas…

También hace rato que venimos conversando y con ganas de
hacer nuevos libros-disco, pero esta vez con historias de nuestros Pueblos
Originarios, recuperando así la lucha y la historia de los Pueblos Originarios
de este territorio.

-¿Algo más que le
gustaría agregar, compañeros?

Sí, un punto que no se ha tocado aquí es que todo el dinero
que se recauda con este proyecto va a las escuelas zapatistas o a dónde las
Juntas de Buen Gobierno lo consideren.

Yo, como conclusión, aparte de lo que es la red y todo
esto, estamos todos absolutamente sorprendidos 
de " Los otros cuentos", por lo que significó. Creo que
ninguno de nosotros se imaginó la importancia de este libro-disco, la difusión
que tuvo, y el valor, no solamente el valor educativo, el valor de la difusión
zapatista, sino también el valor que le da cada persona que se pone en contacto
con este libro, como si despertara una pertenencia, un símbolo de quien es
realmente uno. Esa es la sensación que me da.

Personas que comparten el saber de los zapatistas, la forma
de vida, la forma en que ha resuelto o intenta resolver sus problemas, y que
tratan de poner en práctica, no igual, por qué como dice el subcomandante
Marcos: "no hay que imitarlos", cada uno tiene que encontrar su
propia salida, pero siempre basándose en esto: la horizontalidad, la
solidaridad, que es lo que hace que los pueblos puedan salir adelante.

La realidad es que esto superó todas nuestras expectativas
en todo sentido, porque en el principio decíamos "salimos con
Galeano", y resulta que Galeano si participó, o lo decíamos "bueno,
pero hagamos poquitos porque no sabemos si va a funcionar, nos vamos a
endeudar, cómo vamos a devolver la plata", y ya llevamos 10 mil libros
editados. El haber podido hacerlo en la imprenta recuperada Chilavert, el
haberlo podido presentar en el Bauen…el sueño superó lo que habíamos soñado
anteriormente.

A veces pensamos en el camino que fuimos transitando, y no
lo podemos creer. Me acuerdo cuando estábamos con el cuento de Durito y
pensábamos "sería bueno que lo leyera Gieco", y bueno, Gieco
participó.

Este proyecto demuestra que cuando hay mucha gente que se
pone de acuerdo y que tiene un objetivo, y tiene ganas de llevarlo adelante, la
mayor parte de los obstáculos son mucho más superables que lo que la gente se
imagina. A nosotros nos pasó con algunas cosas de las que no teníamos ni la
menor idea de cómo resolverlas, y de alguna manera las fuimos resolviendo.

Aprendimos caminando.

Contacto: Los Otros Cuentos losotroscuentos@gmail.com

Red de Solidaridad con Chiapas Buenos Aires:
redchiapas_bue@yahoo.com.ar

*Fuente: Desinformémonos

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.