Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Los presidentes en el imperio norteamericano no son sus emperadores 

Compartir:

Los llamados mandatarios son escogidos para los electores por poderosos empresarios que los controlarán y podrían eliminarlos. Reagan, Bush hijo, Obama y Kennedy son algunos ejemplos.   

En USA el poder reside en la gran burguesía corporativa que maneja a los militares, políticos, jueces, religiosos, y a la población a través de sus medios de comunicación. No hay ninguna fuerza organizada capaz de enfrentarla. 

El actual ocupante de la Casa Blanca fue elevado desde Wall Street debido a su capacidad de crear ilusiones con la palabra, nada más.

Un artículo de Santiago O’Donnell ilustra la lejanía de Obama de los centros de decisión imperial. (1) “Es bueno recordar que Obama proviene de una cloaca…” “En ese país, desde los tiempos de Al Capone y Elliot Ness, cuando se habla de “Chicago politics” o “Chicago ward (distrito) politics”, todo el mundo entiende que se está hablando de la peor clase de política: la de los lobbies, la del clientelismo, la de las maquinarias electorales, la de las coimas, la de los retornos y la de los negocios por debajo de la mesa.” 

La ciudad de Chicago en los últimos 53 años ha sido gobernada 40 por Richard J. Daley y su hijo Richard M. Daley, alcalde actual. De los últimos cinco gobernadores de Illinois cuatro han sido procesados por corrupción, tres condenados y uno, Rod Blagojevich, está bajo juicio.   

Cuando Obama llegó a Chicago se alineó con los llamados Independientes, movimiento nacido de una alianza de negros moderados y blancos progresistas. Sin embargo cuidó su relación con el clan Daley. Su esposa Michelle trabajó para el hijo del Jefe Daley y Rahm Emmanuel, ahora jefe de gabinete de su gobierno, era un operador en el aparato del clan Daley.

Obama ayudó a un hombre de Daley hijo, Rod Blagojevich, a ganar la gobernación de Illinois en 2002. David Axelrod, su principal asesor en la Casa Blanca, declaró al diario New Yorker que rechazó trabajar en esa campaña porque ya se sabía que Blagojevich era un corrupto. Una vez elegido gobernador Obama fue uno de sus principales asesores.

El 4 de noviembre de 2008 Obama fue elegido presidente de Estados Unidos y el 9 de diciembre fue detenido Blagojevich y su jefe de gabinete.

El gobernador de Illinois estaba siendo investigado, especialmente después que en 2005 durante el juicio a Mike Rezko, lobbista y empresario de bienes raíces, testigos lo involucraron en maniobras delictivas. Por orden judicial sus teléfonos estaban intervenidos.

El reo Rezko había apoyado al gobernador, y también a Obama a quien le vendió su mansión en Hyde Park “a un precio sospechosamente conveniente, al filo de la ilegalidad.”

El FBI a través de las llamadas telefónicas comprobó varios actos de corrupción del gobernador y entre ellos sus maniobras para obtener provecho personal del nombramiento del reemplazante de Obama en el senado nacional, que le correspondía hacer a él según la ley. (2)

El fiscal del caso informó que el gobernador tenía dos ofertas para comprar la banca que dejaba Obama, por entre medio y un millón de dólares. No mencionó los nombres de los interesados. También gestionó colocar a su esposa en el directorio de una empresa que le permitiera ganar hasta 150 mil dólares anuales y hacer la venta a un sindicato por una suculenta suma.

Paralelamente además Blagojevich hizo contactos para ser nombrado por Obama, a cambio del nombramiento, secretario de Salud, de Energía o embajador en un destino elegante e importante. Un informe de la investigación dice que Rahm Emmanuel habló cuatro veces con John Harris, jefe de gabinete del gobernador, para recomendar nombres de reemplazante al senado sin pedir “una cosa a cambio de otra” y que el presidente electo discutió el tema con Emmanuel.

Obama declaró que  nunca había conversado del tema con el gobernador y según el fiscal el nombre de Obama no apareció en ningún momento de la investigación.

Greg Craig, un asesor legal de Obama, estuvo a cargo de la pesquisa en el curso de la cual entrevistó al presidente electo, a su jefe de gabinete y a otros miembros del equipo de la Casa Blanca. Concluyó que Emmanuel habló con Blagojevich y John Harris pero que ellos no le pidieron ningún beneficio personal. (3)

Santiago O’Donnell escribe: “… lo que nunca hizo Obama fue romper con los viejos códigos gangsteriles que representan a Chicago… Eso no quiere decir que Obama sea un corrupto, o más corrupto que el político promedio.”

La venta de la senaduría  es otra debilidad de Obama y no se ha hecho el juicio. El hecho lo toca: Blagojevich hizo contactos para que a cambio del reemplazo en la banca Obama le diera cargos; Emmanuel confirmó que conversaron sobre la sucesión.

En política a veces se recurre a lo que se llama razón de estado, hacer algo contrario a la ley en consideración a un interés superior del Estado. Pero también se sabe que Estados Unidos tiene una carpeta de Álvaro Uribe con sus antecedentes como paramilitar y narcotraficante y le sirve para manejarlo.

La situación de Obama es evidentemente insegura. Ortega y Cuba le han advertido que puede ser asesinado. Ha recibido más amenazas que ningún otro presidente. Públicamente sujetos republicanos han pedido la muerte del presidente y toda su familia. Él está en manos entonces de los servicios de seguridad como lo estuvieron antes los hermanos Kennedy y el acusado de matar al presidente en Texas.

Sin embargo hay evidencias que no puede confiar en esos servicios. 

A una recepción en la Casa Blanca entraron dos personas que burlaron el control y estuvieron cerca del presidente. 

El día de Navidad hubo un ataque fallido en un avión en Detroit. Con semanas de antelación al incidente Estados Unidos sabía que un “nigeriano” estaba siendo entrenado en Yemen por una rama de Al Qaida para ejecutar un atentado. (4) La CIA dice que tuvo conocimiento de Umar Farouk Abdulmutallab en noviembre cuando su padre acudió a la embajada e informó de sus ideas radicales; que su nombre fue introducido a la base de datos gubernamental de terroristas, información que se remitió al Centro Nacional de Antiterrorismo. 

No obstante el joven no tuvo ningún impedimento para viajar desde Lagos hasta Ámsterdam donde se embarcó con destino a Detroit. En su cuerpo llevaba una sustancia altamente explosiva llamada PETN que trató de activar para destruir el avión con casi 300 pasajeros. Su intento fracasó por errores técnicos en la bomba y la intervención de pasajeros y tripulantes. 

La secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, interpretó el hecho diciendo que el sistema de seguridad “había funcionado” desatando las críticas de los republicanos que acusan a Obama de tomar la defensa del país a la ligera. 

Obama entonces salió a criticar a los servicios secretos afirmando que lo que permitió al nigeriano viajar a Estados Unidos fue una falla sistémica de seguridad porque la información sobre el atacante se tenía semanas antes pero no fue distribuida de manera efectiva. 

Si se consideran los indicios de un complot interno en el ataque del 11 de Septiembre del 2001, los alemanes, por ejemplo, habían prevenido sobre los planes de uno de los ejecutores, se puede entender que la muerte de los pasajeros en Detroit hubiera sido una bomba política de consecuencias contra el débil presidente.

Sin duda el ex trabajador social de Chicago está en manos de millonarios entronizados hereditariamente en el aparato del Estado y la sociedad norteamericana. Él lo sabe y aceptó.

– Visita el blog del autor: Mal Publicados   
    
Notas:

1 Ver  Rebelión

2 Ver  Página 12

3 Ver News BBC

4 Ver RFI

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.