Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

El Cardenal Medina: Madonna y Pinochet 

Compartir:

El Cardenal Medina los unió en palabra y pensamiento. En medio del acto litúrgico que recordaba los dos años de la muerte del general, y después de predicar que “detrás de la justicia se oculta la venganza”, el hombre de la sotana se acordó de la pecadora.

La frase textual dice: “Estos días, mis queridos hermanos, está bastante agitado el ambiente en nuestra ciudad, porque viene de visita esa mujer que con una desfachatez increíble provoca un entusiasmo loco, que es un entusiasmo de lujuria… los pensamientos de lujuria, los pensamientos de impureza, los actos de impureza, son una ofensa a Dios y una mancha, una suciedad en nuestro corazón”.

¿Qué jugarreta del inconsciente lo llevó a convocarla Padre? ¿Será que alguna vez escuchó al general canturrear Isla Bonita? ¿O él le confesó que en la London Clinic mataba el tedio mirando el video-clip de Like a prayer y leyendo chismes de la diva en The Sun?

¡Ah, ya sé! Debe ser por lo del Estadio Nacional…

O quizá no tiene nada que ver con el finado, y se acordó de los pensamientos de lujuria por la historia del Sacerdote salesiano que fotografió los genitales de sus alumnos mientras dormían.

No sé, pero este episodio del Cardenal Medina es delirante, la escena podría ser parte de una obra de teatro de Jorge Díaz y es, lejos, lo más sorprendente de la visita de Madonna a Santiago.

Lo esperable habría sido que hiciera una reflexión sobre la extraña e irónica coincidencia entre el aniversario de la muerte de Pinochet y la celebración del día internacional de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. O entre la primera piedra que puso hoy la Presidenta de lo que será el Museo de la Memoria y el anuncio de que el 12 de diciembre se inaugura un museo en honor al general en la Fundación Pinochet.

Pero bueno, así es la vida, así es la democracia… y después de todo, (como en el tango Cambalache), da lo mismo recordar a una cantante, que al que afana, al que mata o está fuera de la ley. Y juntarlos en una misa, estilo ‘pague uno lleve dos’, no deja de ser un gesto de austeridad notable.

ver video

* Fuente: Cooperativa

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.