Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Cuba: «Desperate White House» 

Compartir:

El último discurso de Bush contra Cuba ha sido inmediatamente reproducido con entusiasmo en las páginas de cuanto medio dócil al imperio existe sobre la faz planetaria. Y fue tanta la premura de algunos que realizan habitualmente la facturación de sus mentiras en idioma español, que tratando de bailar al ritmo del amo y no perder el paso, se apresuraron a transcribirlo directamente en el inglés original (1).
Con esta, quizás una de sus postreras encíclicas, el trístemente célebre ocupante de la White House, intenta una vez más colocar el tema “Cuba” en los primeros lugares del rating internacional.

Por cierto que los cubanos estaríamos de acuerdo que sería bueno contribuír a elevar a Cuba revolucionaria a un lugar del rating que le hiciera justicia. Así podrían difundirse las realidades de la isla que los sumisos medios tradicionales esméranse hasta ahora por silenciar o tergiversar. Podrían darse a conocer por ejemplo las acciones en favor del desarrollo humano, la Vida y la Paz que la isla realiza no sólo dentro de su territorio sino en esos mismos variados “rincones oscuros” a los cuales el ocupante de la White House obsequia en cambio con amenazas, tortura, bombas, tropas ocupantes y muerte…

Pero el discurso de Bush, más allá de lo ininteligible que pueda resultarnos en español o inglés, refleja también el panorama de soledad en que el gobierno estadounidense tiene que desarrollar su obsesiva campaña contra Cuba. Confiesa en él -sin dejar de amenazar a diestra y siniestra-, que sólo le acompañan en su fracasada epopeya anticubana nada más que unos poquiticos países, todos ellos ex socialistas del este europeo que tienen hoy gobiernos instalados con el apoyo e injerencia yanqui y son deudores del favor.

Es así como ha logrado juntar un puñado de los que fueran allí en su momento mercenarios “disidentes” y contribuyeran al desmerengamiento del “socialismo real”, y les ha puesto a laborar de contratistas prestando asesoría 24 por 24 horas a los actuales mercenarios “disidentes” cubanos.  Estos individuos, en vez de ocuparse ayudando a solucionar los agudos problemas que el estrepitoso derrumbe ocasionó en sus propias sociedades, prefieren continuar en la plantilla del imperio tratando de acabar esta vez con Cuba. Caminan con ojos cerrados por las calles de sus recientemente “liberados” países evitando contemplar los resultados del cambio vivido: vagabundos sin techo, incluso niños; racismo acrecentado contra las minorías étnicas, cesantía, corrupción, violencia y drogadicción, desesperanza (2). Si esto no fuera patético… sería patético.

A todos ellos les tocará aprender ahora que Cuba no es el este europeo, sino la isla invencible de millones de José Martí, Antonio Maceo, Ernesto Che Guevara y Fidel; aprenderán cómo fue que la Cuba rebelde, a la caída del campo socialista europeo, cuando la euforia del fin de la Historia y el triunfo “definitivo” del imperio, pudo resistir y vencer a solas con su pueblo unido y unida a la esperanza de los pueblos del mundo.

Cuando lo del discurso bushiano también se echaron a correr como picados por una avispa los supuestos “disidentes y periodistas” cubanos. Tremendo fue el aprieto en que se vieron inmersos estos mercenarillos y soberanos los apuros que pasaron tratando de inventar y escribir con inédito estilo y ortografía propia, a como cada cual pudiera, la sarta de mentiras encomendadas en contra de la tierra que les viera nacer (3).

Pero el gobierno de los EEUU ha reaccionado de inmediato ante esta realidad que no favorece el logro de sus estratégicos propósitos para con Cuba. A fin de remediar las deslucidas y casi ininteligibles crónicas que desde la isla le inventan sus mercenarillos, ha dictaminado que se les regale con una serie de cursillos y teleconferencias de “formación periodística”, los cuales serán impartidos directamente en la sede de la SINA (Oficina de Representación de los Intereses del Gobierno Estadounidense en Cuba; U.S. Interests Section) sita en el malecón habanero y en alguna otra guarida que se les ofrezca por unos dólares más. Es de imaginar que quienes asistan recibirán sin falta a fin de curso un pomposo diploma de “licenciados en periodismo”, no sin antes recordárseles que en el marco de sus responsabilidades figurantes en el contrato imperial, deben concurrir a votar en Noviembre por el candidato republicano respectivo, tal como hiciera en las pasadas elecciones la blanca dama paloma de doña Martha Beatriz Roque, quien le diera desde Cuba su voto de respaldo a Bush.

¡Prepárense a votar, mercenarillos, Noviembre llega y habrá fiesta, bocadillos, kake y cerveza gratis en la SINA!
También en la SINA han habilitado dos “disicibercafés” para deleite de la “disidencia”, y si el tiempo lo permite -porque money tienen de sobra- piensan instalar otros no se cuántos para que surfeen gratis por el Internet, al que “las autoridades de la isla les tienen vedado el acceso”.

Entre tanta actividad opositora “disidente” con que han comenzado el 2008, los protagonistas ni se habrán enterado todavía de las vicisitudes de Reporteros Sin Fronteras, a la cual UNESCO le ha cerrado la puerta en las narices por reiteradas faltas de ética; en cualquier caso ni se inmutarán cuando se enteren, seguros de contar siempre con el apoyo incondicionalmente financiado de RSF, esa renombrada “ONG” francesa perteneciente en la práctica en cuerpo y alma al gobierno de los EEUU (4).

Uno de los fracasos más estruendosos de Bush y los que le precedieron (y los que vendrán) ha sido su incapacidad para organizar dentro de la isla una oposición que merezca llevar ese nombre. Han experimentado diferentes vías e invertido generosos recursos tratando de construir un movimiento cívico opositor que sea visible y opere de modo que pueda sostener las riendas para llevar adelante una política de oposición dentro de la isla, en vano.

Sin duda alguna, los funcionarios estadounidenses de la SINA y sus jefes del Pentágono y la White House se dan perfecta cuenta que quienes se acercan a ofrecer servicios de Judas golpeando las puertas de la sede en La Habana, tienen mucho más de oportunistas y sinvergüenzas que de “disidentes”, pero insisten en tratar de organizarles al no lograr conseguir a ningún cubano honesto y digno. El resultado es entonces un revoltijo de partidos “disidentes”, organizaciones de derechos humanos, periodistas, bibliotecarios y bibliotecas, sindicatos, todos ellos prácticamente unipersonales y por supuesto más interesados en el cobro de los treinta denarios que en hacer política opositora. ¡Qué va!
Esta situación ha impactado incluso entre los reporteros de agencias internacionales de información presentes en Cuba.

Muchos de ellos, que en un principio les escuchaban y brindaban espacio en sus crónicas, van dándose cuenta que la realidad cubana es diferente a la versión que sus jefes les encargan reportear en apoyo a los “disidentes”: en vez de encontrarse con un país en ebullición, manifestaciones de “disidencia” violentamente reprimidas y la omnipresencia de la “dictadura” castrista… constatan que la cotidianeidad cubana es simplemente la de un país unido y en paz como no se encuentra otro en otro sitio del planeta.

Y ya que estamos hablando de financiamientos y analizando la dudosa efectividad del desempeño de la “disidencia” al interior de la isla, se puede entender el porqué la mayor parte de los millones de USD destinados por el gobierno yanqui a financiar la contrarrevolución se queda fuera de la isla.

Así, mientras una buena parte del dinero disponible desaparece directamente en los bolsillos de los principales cabecillas anticubanos del exterior o se despilfarra en inexplicables envíos de chocolates Godiva, suéteres de cachemira o conserva de cangrejo a algunos famosos “disidentes” de la isla (5), con lo que queda se realizan fuera de Cuba incontables ágapes, privados de todo público salvo los mismos de siempre; vernissages de exposiciones en las cuales asesinos en serie que han descubierto tardíamente su veta artística exponen sus creaciones (6); fiestas y festivales, encuentros, seminarios, conferencias, talleres y etcéteras en donde antiguos terroristas -quienes de pura modestia callan su verdadera cepa- disertan acerca del tema derechos humanos codeándose con algún lastimero ex preso torturado ni con el pétalo de una rosa blanca.

Ahora mismo están cursándose invitaciones para la conformación de una autoreferenciada “iniciativa independiente por los derechos humanos”, idea del bien intencionado Václav Havel, ex presidente checo y uno de los que fundara en el 2003 el llamado «International Committee for Democracy in Cuba», junto a doña Madeleine Albright… ¿alguien se recuerda de ella? ¿Seguirá pensando el aterciopelado Havel que apoyar “iniciativa tras iniciativa” contra Cuba es algo parecido a lo que él hiciera cuando estampara su firma en la llamada “carta de los ocho” junto a Blair, Berlusconi y el infaltable Aznar apoyando la invasión a Iraq porque “el régimen iraquí y sus armas de destrucción masiva representan una amenaza para la seguridad mundial” (7)?

Antes como ahora, todas estas hipócritas “iniciativas” en realidad sólo buscan socorrer desde algunos espacios de la vieja Europa la agotadora e infructuosa labor del gobierno yanqui. Y a nadie le quepa duda que también esta vez se seguirán quedando agotados y frustrados, quizás con los bolsillos llenos del vil dinero del imperio, pero con las manos vacías de la Cuba que deliran.

Esta nueva idea del aterciopelado Havel acontece en momentos cuando en varios países europeos se vislumbra la posibilidad de un cambio en la apreciación del tema “Cuba” y también cuando ya no cuenta el imperio y sus peones con la capacidad de maniobra y presión que atesoraron dentro de la ONU durante décadas. De allí entonces su apresuramiento tratando de organizar de modo paralelo una claque que cacaree sus cacofonías contra la isla revolucionaria (8).

En la ONU ya no existe la Comisión de Derechos Humanos y ha sido erradicada del nuevo Consejo la presencia injerencista directa del gobierno de los EEUU. Cuba fue elegida el 9 de mayo 2006 para integrar el nuevo CDH por el voto secreto a favor de 135 de los 191 países miembros de la Asamblea General; EEUU no se atrevió ni a presentar su candidatura, anteponiéndose al ridículo y desprecio que hubiera sufrido al ser descartado mediante el voto secreto de una mayoría de los miembros de esta Asamblea General (9).

Es el mismo Havel quien, haciendo honor del dicho popular “por la boca muere el pez” anticipa con sus propias palabras el destino de su nueva iniciativa: «La primera pequeña mentira que se contó en nombre de la verdad, la primera pequeña injusticia que se cometió en nombre de la justicia, la primera minúscula inmoralidad en nombre de la moral, siempre significarán el seguro camino del fin».

Otra muestra de las múltiples formas que adopta hoy día la política obsesiva y demente del gobierno yanqui hacia la isla puede verse visitando la página web de una de las organizaciones contrarrevolucionarias más involucradas en la actividad terrorista de las últimas décadas y por supuesto intimamente relacionada con los personajillos apodados “disidentes” dentro de Cuba, la FNCA/CANF (10). Desde ella, se envían “dos mensajes importantes para la isla”: uno de ellos destinado a los militares cubanos, llamándoles a la rebelión… y el otro llamando a la deserción del personal médico cubano que realiza labores de Solidaridad en diferentes países del globo. Como puede verse, no escatiman esfuerzos y exprimen sus cerebros ideando “propuestas” cada una más alucinada que la anterior. Deserción y Rebelión… y después nos volverán a tratar de convencer que representan el paradigma de los derechos humanos.

Mientras se continua ideando e implementando estas y otras acciones contra Cuba, incluyendo algunas destinadas a hacer más integral el bloqueo (11), otras, como las incluídas en el “capítulo secreto” del llamado Plan Bush II de la “Comisión para Asistir a una Cuba Libre”, se desarrollan en la absurda pretensión de disimular su carácter terrorista. El imperio insiste en no perder oportunidad tratando de golpear a la isla revolucionaria mediante provocaciones y montajes.

En este contexto se inscribe el reciente intento de involucrar de alguna manera a Cuba en la situación generada por la intervención armada del gobierno de Colombia en territorio ecuatoriano.

Mientras los gobiernos de Venezuela Bolivariana y Ecuador han estado realizando variados esfuerzos para convencer y facilitar a los actores del conflicto armado interno de Colombia que se sienten a la mesa de diálogo, en el camino hacia la paz; esfuerzos que involucran también a otros gobiernos e instituciones internacionales así como personalidades del mundo entero, el imperio, como señala Fidel, insiste en su “sed de sangre” (12).

En realidad, el actual gobernante imperial muestra claramente sus intenciones, tanto para con Cuba como también frente a toda Nuestramérica. Simplemente no está dispuesto a que ningún pueblo se dé el gobierno que estime conveniente para salir del pantano en el que la injusticia del sistema capitalista neoliberal les tiene sumido. Así, intenta por todos los medios colocar escollos a los esfuerzos que la heroica Bolivia realiza para alcanzar la justicia social y el desarrollo, alentando desembozadamente junto a los sectores reaccionarios criollos el desmembramiento del país. Trata de apretar el cerco a Venezuela Bolivariana, mostrando que está en ello dispuesto a emplear absolutamente todos los medios que tenga a su alcance y en particular, con la reciente actuación del gobierno colombiano en territorio de Ecuador, muestra cómo también trata de involucrar en su diseño de “ejes del mal” al digno pueblo ecuatoriano y su presidente Rafael Correa.

En estos momentos que el imperio más poderoso jamás existente sobre la faz de la tierra continúa resquebrajándose en cada uno de los diferentes “rincones oscuros” que creía dominar, y se le aleja cada vez más la posibilidad de poder alcanzar la alucinación elaborada por Francis Fukuyama que le asignaba allá por los noventa del siglo pasado el rol de cancerbero eterno ante las puertas nada menos que del “fin de la Historia”… Cuba sigue contando con el respeto y el cariño incorruptibles de los pueblos del planeta, y algún día, cuando el pueblo estadounidense tenga un gobierno que haya podido escoger sin ser engañado por la propaganda y la mentira fascistoides elaborada por los dueños del sistema, nuestros pueblos podrán reconocerse y apoyarse mutuamente pues todavía quedarán entonces adargas que empuñar en la lucha por la Vida y la Paz.

* e-mail de la autora: Nancy Valiño

Notas:
(1) http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=14290
(2) http://www.radio.cz/es/noticias/101612#5
http://asiapacific.amnesty.org/report2004/cze-summary-esl
http://www.amnesty.org/es/region/europe-and-central-asia/eastern-europe/rep%C3%BAblica-checa
(3) http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=14317
(4) http://www.granma.cubaweb.cu/2008/03/13/interna/artic01.html
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=64537
(5) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=41472
http://www.progresosemanal.com/index.php?progreso=Ramy_ant&otherweek=1165471200
http://www.granma.cu/espanol/2007/mayo/lun21/para-agradar-al-imperio.html
(6) http://www.libreonline.com/PDF/March/03-08-06/3-8-06%20pag%2060-69.pdf
(7) http://www.analitica.com/bitBlioteca/ramonet/mentiras.asp
http://www.elmundo.es/elmundo/2003/01/30/internacional/1043892094.html
(8) http://www.granma.cubaweb.cu/2008/03/13/interna/artic02.html
(9) http://www.granma.cu/espanol/2006/mayo/mier10/declaracion.html
(10) http://canf2.org/artman/publish/mensajes_importantes_para_la_isla/index.shtml
(11) http://www.granma.cu/espanol/2008/marzo/jue6/jr.html
http://www.granma.cu/espanol/2008/marzo/mier5/11ofac-e.html
http://www.ain.cu/2008/marzo/12aschantaje.htm
(12) http://www.granma.cubaweb.cu/secciones/ref-fidel/art011.html
http://www.granma.cubaweb.cu/secciones/ref-fidel/art012.html

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.