Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Indignados y avergonzados 

Compartir:
Quien haya dado seguimiento en las últimas semanas a la política del Senado brasileño a propósito del caso de su presidente, Renán Calheiros, seguido del Senador Roriz, y el hecho de la impunidad de un periodista, confeso, que asesinó a su novia por la espalda, premeditadamente, y después de siete años, a pesar de haber sido condenado, todavía está en libertad, disfrutando de su estado de rico y poderoso, sólo puede llenarse de santa ira y sentirse avergonzado. Esto no puede ser.

El caso del periodista manifiesta la venalidad de muchos jueces. Son fuertes cuanto se trata de los débiles. Ante los poderosos, son unos cobardes. Pero el cuadro más sombrío es asistir por la TV a las discusiones en el Consejo de ética del Senado que debe juzgar la imputada falta de decoro parlamentario de su presidente. éste, supuestamente, sustentaba a la periodista con la que tuvo un hijo, mediante aportaciones de una gran empresa. Para negar tal acusación, el Senador construyó un montón de pruebas para mostrar su capacidad financiera. Pero cuando fueron analizadas por la Policía Federal y fueron desenmascaradas por el periodismo investigativo, resultaron ser una inconfesable farsa.

En el Consejo de ética del Senado predominaba la disposición casi general de la paralización del proceso por causa de un instinto corporativo. Es sabido que hay senadores en situación semejante a aquella de Renán Calheiros, temerosos de que sus desvíos lleguen a ser públicos, que optan por la absolución. Otros se mostraron benevolentes por considerar que tales cosas pertenecen a la cultura machista brasileña, que condena a las mujeres amantes al anonimato y a la invisibilidad social, aparte de exponerlas a situaciones vejatorias ante sus familias en la sociedad en general. Por otra parte, ¿quién de las mujeres senadoras ha abordado la condición de la esposa del presidente del Senado y de la periodista, condenada a ser su amante escondida y madre invisible del bebé? ¿Por qué la conciencia de los derechos de la mujer todavía no ha sido incorporada a su mente política, si por lo demás hacen un papel tan hermoso?

Pocos senadores tomaron la postura ética a favor de investigar los hechos, acoger el peso de lo contradictorio y garantizar la claridad del proceso. Pero casi todos sacrificaron la ética al juego político. Hasta que la máscara cayó por fin: se transformó la cuestión ética en cuestión política. Lo que significa: los hechos ya no cuentan. Lo que cuentan son las versiones. Las mentiras ya no son más mentiras, sino deducciones. Los crímenes constatados ya no son crímenes sino acusaciones movidas por intereses extraños. Cuando se entra en el nivel político significa que todo vale, pues en el tipo de nuestra ‘democrazia débole’ los derechos y la justicia no son instancias referenciales que deben ser siempre garantizadas, sino que son mera decoración. Si medimos nuestra democracia por estos valores, ella es simplemente una farsa, una mentira oficialmente instalada.

Si en el nivel político está el ánimo de condenar, el acusado, aunque sea inocente, será condenado. Si hay ánimo de absolver, el acusado, aunque corrupto, será absuelto. ¿Serán diferentes los procesos contra Renán Calheiros y Roriz?

Sugerente es la hipótesis presentada por el cientista político de la UERJ, Luis Gonzaga de Souza Lima, según el cual, para entender Brasil hay que partir, no de la categoría Estado y nación, sino de la categoría de empresa. Brasil, en realidad, es la mayor empresa del capitalismo mundial, y desde el principio, la de mayor éxito: una empresa para beneficiar a los ricos de aquí y a los de allá fuera. Si continúa la puesta en escena realizada en el Senado, Brasil nunca va a resultar como nación. De ahí nuestra indignación y nuestro sentimiento de vergüenza.

2007-07-06

* Fuente: www.servicioskoinonia.org

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.