Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Cultura

Venezuela: La revolución no será trasmitida 

Compartir:
Kim Bartley y Donnacha O´Brien, dos irlandesas muy capaces y con ganas de conocer el proceso político venezolano, y 'al hombre detrás del proceso', como dicen ellas, se internaron en la revulsiva Caracas de 2002.

Allí las tomó por asalto el golpe de Estado del 11-12 de abril que sacó a Chávez del poder por 47 horas. Y lo devolvió como si nunca se hubiera ido.

El valor de estas reporteras de la imagen es el valor de su obra. Ellas le imprimieron un toque romántico al periodismo que practicaron ese día con su noche. Como en los buenos tiempos de lo que podría denominarse periodismo de riesgo.

No hubo intersticio de la vida política y social caraqueña que no fuera capturada por las lentes de sus cámaras, que es, como se sabe, la visión de sus concepciones, sus conciencias y formaciones personales. El reportero es un medio, pero al revés de la cámara o la grabadora, tiene creencias y sentimientos que usa para elegir 'sus' crónicas. No hay acto humano con el pecado de la 'objetividad absoluta'. Sólo hay actos honrados.

El valor de su reportaje crece cuando se observa en este video, que la puesta en escena de 'todas las campanas', a derecha, izquierda y los que dudan, no les impidió mostrar la realidad tal cual era y tener una visión moral sobre ella. La realidad no es neutra, los reporteros tampoco.

Una de las escenas menos recordadas, siendo clave en los acontecimientos, es aquella donde un militante chavista le dice al Alcalde de Caracas, sentado y derrotado en el piso del Palacio de Miraflores: 'Ya vas a ver, el pueblo no se la va a calar, el pueblo no se la va a calar'. Traducido significa 'el pueblo no lo soportará'.

47 horas después, los hechos, siempre tan tozudos, le dieron la razón a este hombre desconocido, cuya proyección fue superior a los aires de derrota (y huida) que había comenzado a respirar buena parte de la llamada 'vanguardia'. Este video recoge este 'detalle' monumental del golpe de Estado.

La suma procesada de ese material fue esta película. Uno de los mejores elaborados de los últimos tiempos en su género. Su ritmo de triller le imprimió una dinámica psico-visual que solo se podía vivir en Caracas, en aquellas horas aciagas.

De allí sus siete premios internacionales y la difusión mundial que alcanzó. Es que ese reportaje fílmico abrió una nueva era en el cine venezolano, y por extensión en el latinoamericano. Sus autoras serán irlandesas, pero la historia como su espíritu es venezolano y latinoamericano.

Es la película-metáfora de los nuevos tiempos revolucionarios que abrió la 'revolución bolivariana'.
Hay un aspecto central en el que se quedó corto el trabajo de Bartley y O´Brien, sin el cual no es comprensible lo que pasó: la poderosa insurrección social y militar que comenzó en Maracay, horas antes que los sucesos que ellas recogieron en Caracas.

Además de ser una obra meritoria en lo estético, es una clave periodística de los comienzos del siglo XXI.

{google}-7909142222855052928{/google}

www.argenpress.tv  

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.