Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

"Hay que tener los ovarios bien puestos" 

Compartir:
“Lo cortés no quita lo valiente”, reza el dicho, y hay que reconocer que lo que ayer hizo Michelle Bachelet, asistiendo al acto de de conmemoración de los 24 años del asesinato de Tucapel Jiménez Alfaro, es un gesto que nos produce enorme alegría y tranquilidad.

Habiendo sido Tucapel Jiménez uno de los dirigentes que dieron inicio a la etapa final de la lucha contra la dictadura, resulta incomprensible que nunca, ningún presidente de la Concertación, haya participado en un acto en su homenaje. Para ellos esto “no estaba dentro de lo posible”.
Que su presencia en ese acto no es casualidad, lo confirman sus declaraciones: "Tengan claro que el próximo Gobierno estará aquí todos los próximos años, estaremos en tanto Gobierno, en tanto ciudadanos, en tanto amigos, en tanto luchadores por la democracia, por la igualdad, por la solidaridad y un país más justo".

Cuesta creerlo, pero parece que por fin vamos a tener un presidente, perdón, una Presidenta, que no se avergonzará de haber llegado a La Moneda como resultado de la lucha de un Pueblo que vertió mucha sangre para ello, que sacrificó muchos hijos, que pagó un alto precio para recuperar la democracia. Ojala que esta vez si abramos un primer tramo de aquellas grandes Alamedas de que  nos habló Salvador Allende en su mensaje de despedida, en su discurso de transmisión y entrega de tareas a las nuevas generaciones.
El lenguaje es un reflejo de nuestra visión del mundo. Y nadie puede negar que la humanidad viene de menos a más, que la democracia viene de menos a más. Los golpes que nos han dado son parte de los esfuerzos de la reacción por impedir que sigamos avanzando en la democratización de nuestra sociedad. Hoy vivimos y ejercemos derechos que no siempre estuvieron, que han sido ganados tras largas y difíciles luchas.

Recordemos, por ejemplo, que en nuestro país, hace apenas 70 años, en 1935, las mujeres pudieron ejercer su derecho a voto en elecciones municipales y sólo en 1952, tuvieron derecho a participar en una elección presidencial. Fue recién en 1970, es decir, hace apenas 35 años, que la cantidad de votos femeninos igualó a la de los hombres.

Cuando Salvador Allende nos habló el 11 de septiembre de 1973, desde La Moneda, sabía que la lucha continuaría y advirtió que “superarán otros hombres este momento gris y amargo”. En castellano no existe un concepto único, que abarque al hombre y la mujer, por eso Allende, pensando seguramente en mujeres y hombres, no tuvo otra alternativa para expresarse. Esta dificultad no es otra cosa que un reflejo del machismo de nuestra cultura. Hablamos, obligadamente, de “Centro de Padres”, “Centro de Alumnos”, etc. cuando en verdad nos referimos a organizaciones que agrupan a ambos sexos.

Por ello, cuando veo la noticia de Bachelet en un homenaje a una de la victimas de la dictadura, no puedo dejar de imaginarme en cual sería la reacción de Allende al ver que el primer sucesor suyo ‘que tiene los huevos bien puestos’ y se atreve a decir que no habrá olvido para las víctimas de la dictadura, no es un ‘hombre’, sino una mujer.

Como diría una gran amiga de los años duros que vivimos, “hay que tener los ovarios bien puestos” para hacer lo que ayer hizo Bachelet.
Nuestros saludos y respetos.
Es indudable que Chile avanza y eso hay que reflejarlo también en el lenguaje y en nuestros dichos.
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.