Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Pinochet se hace el loco 

Compartir:

De acuerdo a los resultados de los últimos exámenes médicos practicados por el Servicio Médico Legal a Augusto Pinochet, en el marco de la Operación Colombo, vale decir en el secuestro calificado de quince disidentes, el ex dictador se encuentra en condiciones de enfrentar el juicio en su contra. Esta información la entrega hoy el diario La Tercera.

Según el abogado querellante Hernán Quezada, que tuvo acceso a las conclusiones de los peritajes médicos, sostuvo que todos los peritos —a excepción de Sergio Peñailillo (fiel a su condición de “yanacona”), designado por la defensa del ex dictador— coincidieron en que Pinochet simuló “para tratar de parecer más grave los síntomas de la enfermedad neurológica que lo afecta”. En otras palabras, como todo el mundo sospechaba, Pinochet se estaba haciendo el loco para evitar ser procesado.

“Desde el punto de vista siquiátrico los exámenes son concluyentes en cuanto a que Augusto Pinochet es una persona normal, que puede dar respuestas sin perjuicio de que presenta afecciones de carácter neurológico”.
Los expertos “concluyeron también que tiene algún grado de pérdida de la memoria (como todo hombre viejo de más ochenta años de edad) pero esto no significa la presencia de un trastorno mental”.

El abogado también indicó que durante la declaración indagatoria que tomó el lunes el juez Víctor Montiglio a Pinochet, éste se contradijo en la forma de responder a las preguntas, ya que si bien partía diciendo que no recordaba de los hechos, al final, llevado de su irrefrenable amor propio de tonto pillo, terminaba respondiendo la consulta.

Durante la declaración, el ex dictador incluso se habría defendido de los delitos financieros que se le imputan  en el caso Riggs: “Yo no le he robado un peso a nadie”, habría dicho, dejando de paso claro su concepto de qué es un robo. Porque él cree que robar un peso a alguien es meterle la mano en el bolsillo y sacarle una moneda. Para él no es robo pagar un sobre precio por doscientos tanques en desuso, decenas de aviones refaccionados o cientos de cohetes inservibles, con dineros fiscales, y recibir la diferencia, y algo más, en forma de coimas depositadas furtivamente en cuentas secretas de bancos extranjeros.

Díganos general (“R”, de rastrero ayer y de ratero, hoy): si eso no es robo, ¿qué es? Con ese desplante usted debería presentarse de candidato, antes de que lo condenen y lo imposibiliten para acceder a todo cargo público.

En el interrogatorio a que fue sometido por el juez, consultado sobre si sentía las muertes ocurridas durante su dictadura, Pinochet, respondió: "Lamento y sufro por esas pérdidas (muertes), pero Dios hace las cosas. El me perdonará si me excedí en algunas, que no creo". Esta ambigua respuesta tiene varias interpretaciones: 1) Que Pinochet le está echando la culpa a Dios, dado que él es el que “hace las cosas”. 2) Qué Pinochet se considera “la mano de Dios”. 3) Que Dios lo perdonará si se excedió en algunas cosas. 4) Que no cree haberse excedido. 5) Que si se excedió él cree que no lo perdonará Dios. 6) Que lamenta y sufre por esas pérdidas (muertes), aunque fueron cosas de Dios; y 7) Que si son cosas que las hace Dios, en verdad él, Pinochet, como creyente, no tiene por qué lamentarlas.

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.