Chile: Estado infractor y en deuda con la verdad, la justicia y la reparación en Derechos Humanos

Hoy, en el aniversario número 69 de la declaración del Día Internacional de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (establecido en 1950 para celebrar el establecimiento de la Declaración Universal de los DDHH de 1948), el Presidente Piñera defendió el rol del estado después de 1989 en este terreno. Emocionado, el mandatario, recordó las palabras del Presidente Aylwin de que “nunca más” deberían violarse los derechos humanos en Chile, después de la dictadura cívico-militar. Irónico que el presidente levante esas falsas esperanzas de Aylwin, cuando hemos vivido, continuamente, en todo el período posterior a Pinochet, viviendo dichas violaciones. Y, en nuestros días, a partir de la revuelta popular del 18 de octubre de 2019, estas violaciones se han multiplicado y han sido documentadas profusamente.

Lo cierto es que el estado chileno está aún en deuda con las víctimas y sujetos de la represión de la dictadura cívico-militar de Pinochet entre 1976 y 1989. Aylwin (el mismo del “nunca más”), Lagos (el que apuntó con el dedo al dictador), Bachelet (la hija del general de aviación asesinado por la dictadura), Frei (el hijo del ex presidente asesinado por la dictadura), y naturalmente Piñera (que apoyó la dictadura), en su primer y segundo mandato, hicieron todo lo posible para escatimar verdad, justicia y reparación para las y los ex presos políticos de la dictadura. Recientemente, algunas y algunos ex presos políticos, han tenido éxito en las cortes de justicia con querellas y demandas. Pero no siempre fue así.

La Unión Nacional de Ex Presos Políticos (UNExPP), entendió tempranamente que los administradores del estado capitalista chileno legado por la dictadura no procesarían dicha justicia, a pesar de ser sus funcionarios pertenecientes a partidos que en algún tiempo fueron de izquierda. Había un “pacto social” (¿dónde hemos escuchado esa palabra antes?) que cumplir: dejar viejos crímenes de lesa humanidad en la impunidad. Y estos políticos fueron obedientes a dicho pacto, y deben ser juzgados aunque sea por la verdad de la historia. Así fue, que esta organización de ex presas y presos políticos levantó sendas demandas contra el estado en búsqueda de reparación por tortura y daños irreparables contra ex presos políticos en el 2002, 2005, 2006 y 2007. Todas ellas al fin de sus procesos, al comparecer frente a la Corte Suprema, fueron denegadas. Recordemos que el estado es defendido por el Consejo de Defensa del Estado y sus abogados. Y recordemos también quiénes eran los políticos en el poder en aquellos días.

Estas demandas incluyeron a más de 3.000 casos. Posteriormente, todas ellas fueron presentadas en denuncia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por la UNExPP contra el Estado de Chile, en febrero de 2011. Estas han languidecido en esa maraña burocrática internacional ya por 8 años, expandiéndose así un continuo de violación de derechos humanos para los demandantes. Muchos de los demandantes ya han fallecido esperando justicia. Para no extender detalles de esta situación se recomienda ver artículos en la página web de la UNExPP, en particular https://unexpp.cl/listado-demandas-2002-2005-2006-y-2007/.

Sin embargo, la gran mayoría de las y los ex presos políticos de ese período ni siquiera han intentado levantar demandas o querellas en busca de justicia, simplemente porque no tienen los recursos para hacerlo. En consecuencia, es el estado el que tiene el deber de establecer justicia, verdad y reparación. Reiteramos, que todas las administraciones del estado capitalista han incumplido, todas son responsables de esta injusticia. De hecho, a fines del 2017, en una hipócrita acción de última hora la presidenta Bachelet ingresó un proyecto de ley al Congreso por un bono reparatorio minúsculo para las y los ex presos políticos. Y esto fue lo primero que el gobierno de presidente Piñera retiró del Congreso.

Ahora se suman nuevas violaciones masivas a los derechos humanos. Las viejas violaciones, van quedando en el olvido. Por eso, levantamos la voz en este día de los DDHH y todos los días, los sobrevivientes de la gran represión anterior, para que los jóvenes que luchan no olviden estos antecedentes. Para que aprendan también de las traiciones políticas de los políticos profesionales que suscriben pactos sociales a espaldas del pueblo.

Muchos de nosotros y nosotras, estamos participando en los movimientos sociales, aún con las pocas fuerzas que nos quedan. Tenemos la moral para apuntar con el dedo a políticos como Lagos, Insulza, Bachelet, y otros para decirles que fueron instrumentales en defender el sistema capitalista neoliberal en Chile, y que traicionaron a su pueblo. Igualmente, tenemos claro, que los derechos humanos se defienden luchando, desde las cortes hasta la calle.

-El autor, Sergio Reyes, es  Encargado de Comunicaciones UNExPP

Contacto:
Nelly Cárcamo
Presidente UNExPP +56 9 9627 1656
www.unexpp.cl

www.facebook.com/unexpp

Artículo publicado en Derechos Humanos y etiquetado , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.